Columnas

3 de junio de 2015

Analista critica en duros términos a vocero Marcelo Díaz por negar y luego admitir que Bachelet tuvo precampaña electoral en 2013

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Por Entrevista a Mauricio Morales
Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Por Equipo Cambio21 A juicio del experto de la Universidad Diego Portales Mauricio Morales, “hay una carga negativa que le ha entregado el concepto de precampaña por parte del Gobierno y de las dos coaliciones más importantes“. En su opinión, la precampaña es fundamental en todo proceso electoral.

Casi jugando a la teoría del empate, mientras la UDI critica el financiamiento que tuvo la campaña electoral de Michelle Bachelet antes de su retorno al país procedente de ONU/Mujeres y el rol que presuntamente tuvo el operador político del PPD Giorgio Martelli  en ese proceso, la Nueva Mayoría custiona la forma en que obtuvo sus fondos para campaña el senador de la UDI Jaime Orpis, quien admitió que recibió dineros “irregulares” de Corpesca entre 2010 y 2013, en plena tramitación de la denominada “Ley Longueira”, que regula la explotación de los recursos marinos.

En este contexto, el senador y timonel del gremialismo, Hernán Larraín, llamó a la clase política a “sincerar” ante la opinión pública los ilícitos que se han cometido transversalmente para financiar las campañas políticas y, al mismo, “pedir disculpas” por tales hechos.

“Lo que dijo la senadora (y timonel socialista Isabel) Allende, de que todos habíamos incurrido en algún resquicio, es la pura y santa verdad. Por eso creo que llegó la hora de hacernos cargo de esta situación ante el país”, agregó.

Agarrando el guante, la parlamentaria PS afirmó que lo que hay que sincerar es que la denominada precampaña “no está regulada”. De paso, exculpó a la presidenta Bachelet, ya que, a su juicio, “no existió una precampaña desde el punto de vista de ella. Lo hicimos nosotros”.

“Aquí hay una confusión tremenda y se ha metido todo en un mismo lugar. Aquí se confunde cohecho, tráfico de influencias, financiamiento irregular y precampaña. He dicho con claridad y he reiterado que casi todos los candidatos y actuales miembros del Parlamento no empezaron ni un mes antes con publicidad ni en los 90 días antes en que se inscriben. Empezamos mucho antes, porque es razonable que así sea… Imagínese un candidato nuevo que tiene que entrar a competir con alguien que ya está establecido”, agregó.

Triste espectáculo

El analista y académico de la Universidad Diego Portales, Mauricio Morales, se refirió al tema de las precampañas, donde criticó en duros términos al vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, primero por negar y luego admitir que Bachelet tuvo precampaña electoral en el pasado proceso presidencial de 2013.

En diálogo con Cambio21, el profesional indicó que “es deseable que todos los candidatos hagan precampaña y por una sencilla razón: acá se establecen las bases programáticas y los equipos de trabajo y brindan seriedad al proceso. Hablaría muy mal que un postulante a un cargo equis que no haga precampaña, porque significaría que esa persona tenía muchísimo dinero como para evitar la precampaña y solamente preparó a un equipo de forma rápida, lo que denota una seria irresponsabilidad”, comentó.

A juicio del experto, “hay una carga negativa que le ha entregado el concepto de precampaña por parte del Gobierno y de las dos coaliciones más importantes. Solo se han enredado en una pelea que no tiene sentido“.

“Es más, el portavoz, en un triste espectáculo, señaló en primer lugar que Bachelet no hizo precampaña, lo que es francamente absurdo. Por lo tanto, lo que provoca es que extrañen a su antecesor Álvaro Elizalde y también confundir a la opinión pública y tratarla como interdicta. Y eso en política va a ser sancionado por los electores, lo que ya se vio en la encuesta de Cadem“, remarcó.

Morales detalló que “las campañas parten desde los 90 días antes de que se inscriban los postulantes a cargos de elección popular, no de los 30 o los 60 como lo han dicho autoridades de distintos partidos políticos del país y la única forma de comenzar a corregir esto sería aumentando el período de campaña en un mes adicional. O sea, que ya no sean 90, sino que 120”.

“Por ende, el hecho de que los candidatos puedan realizar actividades pagadas en el período anterior podría ser catalogado como ilegal, pero entendiendo que las precampañas siempre van a existir y que en la actualidad las empresas están interviniendo con donaciones, lo que se prohibirá en la nueva ley, pero que no enmendará los problemas de financiamiento que existen”, advirtió.

En Portada

cerrar