Columnas

16 de diciembre de 2018

Analista: El Gobierno pone a Chile en la órbita de los países de derecha radical

Por Claudio Fuentes

Claudio Fuentes advirtió que la administración Piñera está manejando “un discurso bastante polarizador en varios temas, donde la migración es el más evidente”.

Interpretó que hoy “la derecha está en la disputa ya no por el centro, sino que por la (propia) derecha”.

El cientista político Claudio Fuentes afirmó a Cooperativa que el Gobierno de Sebastián Piñera y su coalición optaron por endurecer su discurso y sus acciones, y con ello están ubicando a Chile “en la órbita de los países más radicales de derecha”.

Es un Gobierno que está con un discurso bastante polarizador en una serie de temas. El caso de migraciones es, quizás, el más reciente y evidente, donde se polarizan las posiciones muy radicalmente, se juega a la política de los buenos y los malos”, dijo Fuentes en conversación con el programa Hablando De.

El académico de la UDP señaló que no sólo el Ejecutivo, sino que la propia coalición Chile Vamos ha experimentado “una fuerte movida hacia posiciones mucho más extremas” en ámbitos como el aborto, La Araucanía y las ya referidas migraciones: “Claramente está haciendo mucho más explicitas las posiciones más duras en una serie de temas, (con) menos liberalismo“.

“Estrategia contradictoria”

Fuentes apuntó que anoche el propio Presidente Piñera, en la celebración del sexto aniversario de Evópoli, señaló: “La izquierda promete el paraíso, pero nos va a entregar el infierno”.

Agregó que, con este tipo de declaraciones, “se genera un encrispamiento de la política, una dificultad para llegar a acuerdos en el Congreso, y entonces se produce una contradicción entre un discurso que es: ‘Busquemos acuerdos, busquemos diálogo’, y al día siguiente el Presidente acusa a la izquierda de que está en el infierno… Es una fuerte contradicción, a mi juicio, la estrategia del Gobierno“, dijo el experto.

Claudio Fuentes también resaltó que estas expresiones se hayan dado en un acto de Evópoli,un partido cuyo “discurso se ve totalmente disminuido frente a un discurso mucho más radical, que coloca a Chile, en general, en la órbita de los países más radicales de derecha”.

Evópoli derechizado para crecer

“Nosotros hicimos un estudio en la UDP, encuestamos a los parlamentarios, y (vimos que) Evópoli es el partido que más cree en el mercado, el más libremercadista; menos estatista que todo el espectro político, incluso la UDI y Renovación Nacional. Tiene un componente muy anti Estado, y a lo mejor el Presidente (Piñera) lo que está reforzando es la identidad libremercadista, anti estatista de Evópoli, y por eso va con ese discurso a ese espacio”, reflexionó.

El analista dijo que, seguramente, también Evópoli constató que “tiene una audiencia distinta a su discurso original”, porque “hace seis años Evópóli nació como este partido liberal, que promovía temas de diversidad, libertades individuales como un eje, y parece ser que ahora le están hablando a un sector más duro“.

Hoy día estamos viviendo una política de nichos, qué nicho voy a ocupar, y yo creo que, en la preparación de esos nichos, Evópoli dice: ‘Si quiero crecer, tengo que ponerme más de derecha. A lo mejor ése es el cálculo. Hay que ver cómo le va en las municipales respecto a Kast. (El movimiento) Acción Republicana está haciendo un trabajo día a día. Kast está yendo a regiones y, claramente, yo creo que la derecha está en la disputa ya no por el centro, sino que por la derecha“, advirtió.

“Evópoli se movió de una disputa por el centro, por los democratacristianos, por Ciudadanos, a disputarse los votos de derecha, y eso lo lleva a conservadurizarse”, dijo.

Chile expuesto

Para el experto, todo esto se da además en un escenario donde grupos de ultraderecha “están mirando las lógicas europeas, estas clases medias que viven endeudadas, que ven que el Estado no les da todo, que tienen un resentimiento frente a los extranjeros, y juegan esas cartas con proyectos políticos de mediano plazo”

“Chile históricamente ha sido muy sensible, sobre todo, a la política europea -además de la latinoamericana, obviamente- y hoy día, con las redes sociales, una apertura mayor entre los distintos países, todas estas olas se reproducen mucho más fácil, se generan mecanismos de difusión de discursos políticos, como hemos visto en distintas partes”.

En este sentido, “Chile está mucho más expuesto hoy día que hace 40 ó 50 años a (discursos radicales), sobre todo en un proceso de desideologización, donde los partidos tradicionales están perdiendo peso y estos nuevos movimientos tienen más protagonismo.Creo que los discursos polarizantes los estamos viviendo ya y es lamentable, preocupante“, finalizó.

Leer en Cooperativa

En Portada

cerrar