Analistas creen que Piñera anuló positiva partida en la franja al abrir debate sobre elección

Publicado por Claudio Fuentes en Diario Financiero el Martes, 5 de diciembre de 2017 en Columnas.

 

Claudio Fuentes, académico de la Escuela de Ciencia Política UDP.

Claudio Fuentes, académico de la Escuela de Ciencia Política UDP.

Este domingo debutó la franja electoral de la campaña para la segunda vuelta. Y tal parece -aunque no es una postura unánime entre los analistas políticos- que el abanderado de Chile Vamos, Sebastián Piñera, corría con cierta ventaja ante su adversario oficialista Alejandro Guillier. Sin embargo, todo cambió drásticamente, cuando ayer en la mañana, en una entrevista radial, el exmandatario esbozó una denuncia de supuestas irregularidades en el resultado de las elecciones del 19 de noviembre, con lo que habría puesto en tela de juicio su ‘seriedad’ como candidato y expresidente de la República.

La salida de Piñera no pasó inadvertida para nadie y, de alguna manera, opacó lo bien que había resultado el estreno de su franja. En su propio sector admiten que el exjefe de Estado ‘no se debió haber metido en ese tema y mucho menos hacer la denuncia él mismo’.

El director ejecutivo del Instituto Libertad, Aldo Cassinelli, coincide con que ‘entrar en eso no le aporta nada (al exmandatario), si es que no tiene algo con qué responder’. El experto apunta a la preparación con que deben contar los apoderados que en cada elección representan a uno u otro candidato. Ello con el objetivo de bajarle un poco el tono a las declaraciones del exmandatario que remecieron a toda la clase política, desde La Moneda hacia abajo.

Tanto así que los dirigentes de la Nueva Mayoría le exigieron a Piñera que presente una denuncia formal o que se retracte, dado que puso en tela de juicio las instituciones que aspira a representar nuevamente. Bastante menos generoso con el aspirante de la derecha a La Moneda en esta materia, fue el cientista político Claudio Fuentes.

‘Si no hay evidencia consistente y fundamentada de un fraude, lo que se está haciendo es, simplemente, tratar de generar un hecho político de algo no probado’, apunta. Y eso, advierte, ‘es muy malo para la pretensión de un candidato que trata de demostrar que es serio, que va a gobernar para todo el país, porque si parte cuestionando las instituciones, tiene un problema’.

Con más distancia se lo toma el analista y exdiputado de la UDI Gonzalo Arenas, ya que sólo percibe el planteamiento del candidato opositor como una ‘estrategia para activar un poco a la gente de centroderecha para que vote y se ofrezca a hacer apoderado’. Mientras que para el cientista político Marco Moreno, el desmadre de Piñera ‘no hace más que contribuir a la imagen de desesperación que se está instalando en su candidatura’, porque ‘hay varios pasos de errores no forzados que se han dado en estos días, como el tema con los hijos que se declaraban de centroizquierda’.

Moreno cree que Piñera quiere ‘instalar la idea de que hay una lucha, donde se juega todo estilo Honduras, donde está la escoba con los resultados electorales y eso, la gente no lo cree ni le gusta. En definitiva, eso le hace un daño a Piñera y le espanta electorado’.

 

El voto ‘del medio’

Y todo justo cuando parecía que Piñera podía tomar la delantera en un estadio en que cualquier ventaja podría marcar la diferencia tan ajustada que, todo indica, será el sello de esta elección.

Porque, tal como lo plantea Arenas, aunque con menos énfasis tal vez, el primer capítulo de la franja fue ‘muy superior al de Guillier, ‘sobre todo porque ha reflejado muy bien lo que significa para cada persona el crecimiento económico’, con lo que aterrizó -a su juicio- un concepto que es más bien técnico, ‘humanizándolo’. Con lo que el espacio de Guillier habría quedado ‘al debe’, porque ‘le faltó un mensaje claro’.

En busca del voto del electorado ‘del medio’, como lo llaman algunos analistas, que es muy volátil, esquivo y no actúa idelógicamente, Piñera muestra eficiencia y capacidad de gestión en la franja, pero ‘falta todavía una conexión emocional con el país real todavía’, explica Moreno.

Este es el electorado al que tiene que seducir ‘con propuestas de continuidad de las reformas’ para ganarle a Guillier y por el que ‘está reformulando su mensaje para tener sintonía’ con esa idea.

Para sacarle ventaja a Piñera, Guillier tiene que demostrar -añade- que ‘él sí es coherente con el discurso reformista’ y en eso ‘un elemento fundamental es el rol que pueda jugar la Presidenta’.

En opinión de Cassinelli, si el electorado percibe el discurso de Piñera como cercano a la Concertación ‘está logrando atraer a una opción más moderada’. Mientras Fuentes es crítico con ambas franjas, porque son franjas ‘bastante estándar’, apuntando a un electorado seguro.

Leer en Diario Financiero

Licencia Creative Commons

Instituto de Investigación en Ciencias Sociales - Universidad Diego Portales. El contenido de nuestro sitio está bajo una licencia Creative Commons Chile.