Columnas

30 de marzo de 2017

Atraso legislativo y dificultades en Servel ponen en riesgo elección de intendentes

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Por Claudio Fuentes
Claudio Fuentes, académico de la Escuela de Ciencia Política UDP.

Claudio Fuentes, académico de la Escuela de Ciencia Política UDP.

Ejecutivo aún no envía al Congreso la ley orgánica constitucional que hará operativo el comicio, pese al compromiso de hacerlo en enero. Senador Felipe Harboe dice que Servel recomendaba no modificar el calendario electoral 2017, para no afectar la capacidad del organismo.

Una nueva demora está sufriendo el proceso descentralizador impulsado por la Presidenta Michelle Bachelet, cuyo principal compromiso es lograr que los chilenos, por primera vez, puedan votar y elegir intendentes antes de que ella termine su mandato.

Si bien se votó a fines de diciembre la reforma constitucional que crea esta nueva figura de intendentes electos, será letra muerta si no se aprueba la Ley Orgánica Constitucional (LOC) que hace operativa la elección. Si bien el Ejecutivo se comprometió a enviarla al Congreso antes del 15 de enero, al día de hoy aún está en La Moneda, atraso que pone en riesgo la factibilidad de cumplir con los plazos para tener elecciones en noviembre. “La LOC estaría lista, pero está trabada porque aún no hay acuerdo político, está en discusión cuáles serán las inhabilidades e incompatibilidades de las autoridades para ser candidatos, y qué requisitos se exigirán para serlo. Pero quedan menos de ocho meses y no hay tiempo para organizar una elección así, menos si hay que hacer primarias”, advierte Guillermo Pérez, investigador de la Fundación Piensa. “Si no se aprueba en abril, simplemente no habrá elección de intendentes”, añade.

Al atraso en la LOC, requisito básico para la elección, se suma el atraso en la aprobación de la ley de traspaso de competencias, que define qué nuevas atribuciones tendrá el futuro intendente. Sin esa ley promulgada, tampoco podrá haber elección de intendentes.

A estos escollos legislativos, se sumaría la complicación del Servel para agregar la elección de intendentes a la presidencial, parlamentaria y de consejeros regionales programada para el próximo 19 de noviembre. El senador Felipe Harboe (PPD), presidente de la Comisión de Constitución, instancia que tiene que revisar la ley de traspaso de competencia, antes de su paso a Comisión Mixta para por fin destrabarla, advierte que le consultó al presidente del Servel, Patricio Santamaría, sobre la viabilidad de la elección de intendentes este año y él fue muy tajante “al decir que no recomienda hacer ninguna modificación en año electoral, porque puede afectar las capacidades del servicio”, detalló.

Según explica Claudio Fuentes, académico de la Escuela de Ciencia Política U. Diego Portales, de aprobarse las dos cuerpos legales pendientes para darle curso a la elección de intendentes, ésta tendría los mismos plazos que las presidenciales para hacer primarias el 2 de julio e inscribir candidaturas en agosto, ya que son concurrentes. “Si está dentro del plazo no creo que sea tan dramático incluir una elección más, logísticamente el Servel debiese estar preparado para agregar una urna y viabilizar la organización de una elección. El problema mayor es la decisión política que hay que tomar, discusión que se ha hecho a espalda de la gente y por cuoteo político”.

Rol político

Heinrich von Baer, presidente de la fundación “Chile Descentralizado” cree que la demora apunta a cómo los partidos políticos quieren repartirse las candidaturas, en igualdad de condiciones. “Lo que no se entiende es por qué el Ejecutivo no envía el proyecto para que las diferencias se negocien y resuelvan en el trámite parlamentario, y para que las candidaturas y nombre de los candidatos se negocien una vez aprobada la ley y no se pongan como condición previa”, argumenta Von Baer.

Esteban Valenzuela, ex presidente de la Comisión para la Descentralización, junto a Jaime Mulet, presidente de la Federación Regionalista Verde, entregarán hoy una carta en La Moneda para pedir urgencia al proyecto. A su juicio, la demora responde a corrupción programática por parte de los partidos políticos. “Aún hay tiempo (para las elecciones), pero es claro que los futuros candidatos a gobernadores ya no alcanzan a ir a primarias. Eso es lo que querían los partidos: tener ellos la posibilidad de seleccionarlos y asegurar cuotas a todos”.

Sobre la demora, el presidente de la bancada de diputados regionalistas, Rodrigo González, culpa “a algunos senadores de la Nueva Mayoría, que con malas prácticas , están impidiendo que las regiones tengan mayor poder decisión, y varios ellos son de regiones, lo que resulta lamentable. Porque los votos están”.

El presidente de la bancada de senadores regionalistas, Alejandro Guillier, dice que “el país no resiste más centralismo y va ser prioridad para el próximo gobierno si éste no logra cumplir”.

Leer en La Tercera

En Portada

cerrar