Columnas

4 de mayo de 2015

Claudio Fuentes, miembro de la comisión Engel: “Todo queda a juicio del Parlamento, nosotros sólo damos recomendaciones”

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Por entrevista a Claudio fuentes

Luego del anuncio presidencial de la semana pasada sobre las medidas que impulsará el Ejecutivo para regular la relación entre dinero y política, quedará en manos del Congreso la aprobación de los proyectos de ley que presente el Ejecutivo. Precisamente el lugar donde ejercen varios parlamentarios cuestionados por la opinión pública y las investigaciones en curso. Claudio Fuentes, cientista político y miembro de la comisión, aborda esta situación y el detalle de varias de las medidas propuestas en entrevista con El Dínamo.

A pesar de estar liderada por un economista, en la comisión Engel no se habló de fechas ni de costos de las medidas propuestas. En su lugar, se enfocaron en sacar una radiografía de las falencias del actual sistema político, dados los múltiples casos de irregularidades y aparente corrupción que han significado una debacle en la legitimidad del sistema político. Fueron en total 236 propuestas, entre las que se incluye un financiamiento a los partidos políticos -pagado vía nuestros impuestos- y otras medidas de las cuales aún se desconoce sus costo.

-El gobierno recogió la mayoría de las medidas del informe Engel. ¿La comisión va a participar en la ejecución de esas propuestas?

-No, el consejo terminó su actividad cuando entregó el informe. A partir de ahora, le corresponde al Gobierno y al Congreso desarrollarlas. Nosotros no tenemos ese mandato.

-¿Se trabajó, a la par de las propuestas, en un presupuesto estimado de cuánto va a costar implementarlas?

-Algunas de las propuestas sí, otras no. En general no quisimos entrar en esa discusión, básicamente porque como son 236 medidas, hacer una estimación era realmente difícil. Además hay medidas de largo, mediano y corto plazo. Por lo tanto le corresponde al Gobierno, dependiendo de qué medida va a requerir dentro del paquete que proponemos, hacer una estimación de costo. Sabíamos que de las 236 propuestas muchas de ellas a lo mejor no iban a ser prioritarias para el Gobierno.

-Entonces en la propuesta de la creación de un fondo público de $6.900 millones anuales para financiar a los partidos, ¿no se determinó de dónde va a salir ese dinero?

-En ese caso sería en base al aporte de los impuestos de todos los chilenos, o sea, sería parte del gasto fiscal tanto para el financiamiento permanente a los partidos como para el financiamiento electoral. Nosotros consideramos que el Estado sí tiene que hacerse cargo, pero no entramos en la discusión presupuestaria.

-Gran parte de ese financiamiento se hará en base a los escaños que obtuvieron según las últimas elecciones de diputados. Hoy hay partidos que tuvieron más representantes a través de procesos irregulares, ¿no resultaría un círculo vicioso esta medida?

-En un sistema de repartición de recursos se les entrega dinero a los partidos de acuerdo a  la votación obtenida, y claramente el tema de cómo llegaron a ese puesto requiere de una discusión anterior que tiene que ver con la limpieza del proceso electoral. Cuando tú tienes una fiscalización in situ de las campañas, supuestamente no vas a tener este tipo de problemas y si lo tiene, ese legislador perdería el escaño porque es la propuesta que tenemos.

-¿No se le castiga a los partidos políticos nuevos?

-Nosotros no estamos pensando en la cantidad de escaños en el Congreso, estamos pensando en la votación obtenida en la última parlamentaria. Entonces, independientemente si tú tienes un escaño, tú puedes haber obtenido el 5% de los votos, no tener un escaño y sí recibir recursos. Por lo tanto, son los partidos legalmente constituidos que llevaron candidatos a diputados y que obtuvieron un porcentaje de votos que le permite recibir recursos.Este mecanismo es lo más común en términos comparados. Generalmente lo que tú haces es un porcentaje de aporte basal a todos los partidos, y en este caso proponemos que sea el 20%, y el 80% dependiendo del rendimiento electoral que tuviste, de modo de premiar a los partidos que les va mejor.

-¿Por qué se acotó solo a la última elección de diputados y no se incluyó, por ejemplo, la elección de alcaldes y concejales?

-Porque en un sistema proporcional como el que se va a establecer, no el binominal, la proporcionalidad va a ser muy cercana a la realidad. Casi todos los partidos van a poder presentar más candidatos, entonces va a ser un buen aproximado de lo que va a ser la representación política del país. Con un sistema proporcional, como el que ya se aprobó, vas a tener mejor representación y por lo tanto no va a ser necesario buscar otros mecanismos.

-Dado el contexto político actual, ¿estas medidas debiesen estar aprobadas para las elecciones municipales?

-Depende de cuáles medidas. Por ejemplo, hay algunas que son de fácil aprobación, hay otras medidas administrativas que el Ejecutivo puede hacer resolución y en 15 días instruir a los ministerios a que mejoren ciertos aspectos, sus reglamentos. En cambio, hay otras medidas que requieren de la aprobación del Congreso y que van a demorar un tiempo, por lo tanto, responder que el ideal sería tener un ley para las municipales, la verdad es que depende. Lo que sí es importante, y que discutimos en el consejo, es que si tú discutes una ley del financiamiento de la política como se está discutiendo hoy en el Congreso, simultáneamente tienes que discutir el fortalecimiento del Servel y la reforma a los partidos, porque son interdependientes.

-Se habló de reducir las donaciones de personas naturales a campañas políticas. ¿Se cuantificó esa reducción por persona y en total?

-No se habló. Solo pensábamos en límites razonables, pequeños, que no permitieran capturar al partido, pero nunca establecimos un límite principalmente porque ya hay muchas propuestas y entrar en ese debate, que es muy legislativo, pensábamos que no era muy productivo para nosotros.

-Entonces ese punto va a quedar radicado en el Parlamento…

-Todo queda a juicio del Parlamento, nosotros solo damos recomendaciones generales y no entramos a que el Congreso tenga que aceptar alguna de las propuestas nuestras. Simplemente damos las premisas básicas de lo que debería ser y va a depender del sistema político el aprobar las leyes.

Continuar leyendo la entrevista Claudio Fuentes en El Dínamo

En Portada

cerrar