Columnas

21 de marzo de 2016

Demandas de tierra: 71% de los mapuche no apoya uso de violencia

Por Encuesta Consulta Indígena

Encuesta de U. Diego Portales realizada en La Araucanía concluyó, además, que la falta de trabajo preocupa a residentes de la zona.

lt1

El 71% de los mapuches opina que nunca es justificable el uso de violencia en el reclamo por tierras ancestrales. Así lo indica la encuesta de Opinión Pública en La Araucanía 2016, realizada por la U. Diego Portales (UDP), que estableció también que el 81% de los no mapuches rechazan el uso de la fuerza.

Para el director de la Escuela de Ciencia Política de la UDP, Claudio Fuentes, los resultados “reflejan que mayoritariamente en la región se critica la violencia como un mecanismo para avanzar en las demandas propias de los pueblos indígenas”.

El análisis, que encuestó a 708 personas, también arrojó que tanto mapuches como no mapuches, 84% y 64%, respectivamente, asocian  las demandas indígenas con la defensa de territorios ancestrales. Mientras que sólo un 26% de la población mapuche y 42% de personas no indígenas, lo relacionaban con terrorismo.

“Ambos grupos lo asocian (el conflicto mapuche) mayoritariamente con la recuperación de tierras y cultura indígena. Cuando miras la asociación relacionada a terrorismo y conflicto, baja la cifra. Aunque  los no indígenas tienden a relacionarlo más con ámbitos de violencia”, explicó Fuentes.

Entre los mapuches, el  apoyo a las demandas de pueblos indígenas mostró división: el 34% está bastante comprometido, mientras un 49% dice estar nada o algo comprometido.

También se concluyó que la preocupación principal en La Araucanía está ligada a la falta de trabajo y cesantía. En tanto, la preocupación por la delincuencia es menor en la etnia (7%) que entre los no mapuches (19%).

lt2

Voluntad de trabajo

La Presidenta Michelle Bachelet, de gira por la Región de Los Ríos, abordó ayer en Radio Concordia la situación que se vive en La Araucanía.

Respecto a la quema de camiones en la zona, Bachelet manifestó la convicción de que “exista voluntad de todas las partes para sentarse a trabajar y mirar una solución”. Y agregó que “personalmente, creo que la gente que comete delitos, por supuesto que tiene que ser castigada”.

Además, señaló que la mesa de trabajo que el intendente regional, Andrés Jouannet, intenta establecer con los distintos actores de la zona, puede ser una parte “muy importante” de la solución de las problemáticas locales. “La gran mayoría de los habitantes lo que quiere es poder vivir tranquilos, y que sus hijos y nietos tengan oportunidades. En eso tenemos que trabajar”, concluyó la mandataria.

lt3

Ver artículo aquí

En Portada

cerrar