Democracia: ¿Gobierno de la mayoría?

Publicado por Sergio Diaz el Martes, 11 de diciembre de 2012 en Columnas.

Sergio Diaz

Académico Escuela de Ciencia Política UDP

*Publicada el 11 de diciembre de 2012 en El Dínamo

Cuando se desea entregar una definición de democracia es común decir que es el gobierno de la mayoría que respecta los derechos de la minoría. El problema más habitual de esta definición aparece en su segunda parte, ya que en muchos lugares, incluyendo a Chile, no se respetan los derechos de las minorías. De esta forma, es posible encontrar discriminaciones por tendencias sexuales, pertenecía a una etnia, estar en un país extranjero, pertenecer a un grupo político pequeño, etc.

Aunque lo anterior es sin duda verdadero, la mayor discriminación que se realiza en la sociedad actual, incluyendo a la chilena, es curiosamente hacia la mayoría; es decir, contra las mujeres. Al vivir éstas, en promedio, más años que los hombres, es posible pensar que la tendencia proseguirá en el tiempo. Pero el poder de las mujeres dentro de una sociedad como la chilena está fuertemente disminuido. Véase las siguientes cifras:

En el aspecto político, por ejemplo, no se eligió a una mujer Presidenta en 200 años y ninguna ha sido Presidente del Senado o de la Corte Suprema. En la actualidad, más o menos sólo el 20% son ministras, diputadas y senadoras; y en cuanto a los partidos políticos, sólo uno es actualmente presidido por una mujer. Asimismo, pocas mujeres son alcaldes, concejales u ocupan otros puestos públicos.

En cuanto a lo económico, algunas cifras indican que el 3 % de los gerentes generales en Chile son mujeres, el 7% son gerentes de PYMES, el 23% gerentes de área 23% y el 25% subgerentes. Además, nunca ha habido una mujer presidente en la SOFOFA y sólo una (la actual) en la CUT. A lo anterior se suma que las mujeres suelen recibir menos ingresos que los hombres por un mismo puesto de trabajo.

En otros ámbitos de la sociedad, esta tendencia no cambia. En el área de la educación, por ejemplo, tanto la Universidad de Chile como la Pontificia Universidad Católica nunca han tenido una mujer rectora; es más, en la actualidad no existe ninguna rectora en las universidades del CRUCH. Si consideramos los centros de estudiantes, en la FECH han existido sólo dos presidentas en más de 100 años y en la FEUC sólo una en más de 70 años. Algo similar ocurre en los medios de comunicación: las directoras de canales de televisión, diarios u otros medios han sido siempre escasas. Y ni hablar de la religión; la Iglesia Católica no permite a las mujeres alcanzar altos cargos, lo que no difiere de la situación de otras iglesias.

En definitiva, las mujeres tienen limitados cargos con poder dentro de nuestra sociedad, a pesar de que son la mayoría. Frente a esto, no queda otra opción que modificar nuestro concepto de democracia y afirmar que es:

El gobierno de los hombres que son una minoría que respetan, aunque no siempre, los derechos de las mujeres que son la mayoría.

 

Licencia Creative Commons

Instituto de Investigación en Ciencias Sociales - Universidad Diego Portales. El contenido de nuestro sitio está bajo una licencia Creative Commons Chile.