Columnas

17 de noviembre de 2014

El avance de la agenda liberal

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Por Encuesta UDP 2014

Si bien varios de los temas que la componen continúan siendo minoritarios, la llamada agenda valórica ha ganado adeptos entre los chilenos durante el último año. El capítulo “Transformaciones socioculturales de la sociedad chilena” de la Encuesta UDP 2014 -al que tuvo acceso exclusivo Reportajes- revela que el respaldo a temas como el matrimonio gay y la adopción homoparental, el consumo libre de marihuana y la despenalización del aborto en casos de violación en ciertos casos, ha experimentado un alza significativa.

por Francisca Miranda

Adopción y matrimonio de parejas homosexuales, liberalización del consumo de marihuana, eutanasia y despenalización del aborto en determinados casos.

La irrupción en la agenda pública de los llamados “temas valóricos” estaría evidenciando una mayor apertura de parte de la ciudadanía frente a algunos de los temas que la componen. Si bien la mayoría de ellos continúa siendo minoritarios, todos han experimentado alzas significativas en el respaldo de la población durante el último año. Así lo evidencian los resultados de un capítulo especial de la última Encuesta UDP sobre “Transformaciones socioculturales de la sociedad chilena” al cual tuvo acceso exclusivo Reportajes.

“Lo que muestra la encuesta es un aumento, todavía ni mayoritario ni muy profundo, pero creciente y constante de opiniones orientadas a lo que aquí se llama la ´agenda liberal´. Se ha avanzado en el sentido de la aceptación de conductas o de valores que antes eran menos aprobados por la población en general y a un cambio hacia un mayor liberalismo en este tipo de temas”, explica la Directora del Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales, Carolina Segovia, respecto a los resultados del sondeo que se desarrolló entre el 22 de septiembre y el 20 de octubre (ver ficha técnica).

Adopción y matrimonio homosexual

Tras cuatro años de debate legislativo, en los próximos días terminará la discusión en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados respecto del proyecto de Acuerdo de Vida en Pareja (AVP). Luego de ello, la iniciativa quedará en condiciones de enfrentar por última vez su votación en sala.

El martes 7 de octubre el Senado despachó el proyecto tras una extensa discusión donde los argumentos a favor y en contra estuvieron atizados por las posturas encontradas de representantes de las iglesias evangélicas y organismos como el MOVILH e Iguales que celebraron el avance hacia la “diversidad familiar”.

El AVP, que el Ejecutivo espera promulgar a fines de este año, es considerado tanto por algunos partidarios como por detractores a la medida, como la antesala al debate sobre matrimonio homosexual y la apertura a la discusión sobre el derecho de adopción por parejas del mismo sexo.

Ambos temas son parte importante del debate valórico, y si bien aún son rechazados por más del 50% de la población, en la Encuesta UDP 2014 registran un incremento en su respaldo. Frente al tema del matrimonio homosexual se registra un crecimiento sostenido en relación a los años anteriores, alcanzando este año un apoyo de 45,7%.

Pero es el aumento en la adhesión a la adopción por parte de familias homoparentales -uno de los temas más polémicos- el que tuvo una mayor alza en términos estadísticos. Aunque lejos todavía de ser un tema mayoritario, en el último año, el apoyo al derecho de parejas homosexuales de adoptar hijos creció de un 32,6% a un 38,3%. Consultados respecto de la ideoneidad de las parejas homosexuales en el cuidado de un niño – en comparación a cualquier pareja heterosexual- las respuestas fueron levemente más favorables a parejas de mujeres -de un 39,2% a un 44%-, por sobre el caso de parejas de hombres -de un 34% a un 39,9%-.

“La homoparentalidad no es algo nuevo. Gays y lesbianas siempre han sido padres y madres, ya sea adentro del clóset en una relación heterosexual o, más recientemente, utilizando las posibilidades que les entrega la reproducción asistida”, sostiene Florencia Herrera, académica de Sociología de la UDP. Sobre la posibilidad de adopción, si bien la aceptación de la ciudadanía ha crecido, continúa teniendo amplio rechazo en los grupos mayores de 45 años. En el caso de los encuestados entre 46 y 60 años, la aceptación alcanza el 34,7%, mientras el respaldo es de sólo uno de cada cinco entre los mayores de 61 años.

La tendencia contrasta con lo que ocurre entre los más jóvenes donde el apoyo a la adopción homoparental es de 42% en el grupo de 30 a 45 años y de 49,6% entre los de 18 a 29 años.

Según Herrera, el fenómeno responde a que se ha generado “una mayor visibilización por lo que existe una normalización” de la convivencia de parejas del mismo sexo.

Apertura al consumo de marihuana

“Se debería legalizar la marihuana como forma de prueba y entonces ver las consecuencias”. Con esa premisa se presentó el ex presidente Ricardo Lagos en un debate sobre despenalización de las drogas el martes 11. En medio del debate por los intentos de regular el uso de la cannabis para usos medicinales, el ex mandatario fue más allá y apostó por la “descriminalización”, es decir, legalizar el consumo, la producción, el transporte y la comercialización de esta droga, dando por “insuficiente”, incluso, el proyecto de la Presidenta Bachelet de sacar a la marihuana de la categoría de “drogas duras”.

En la misma línea, según refleja la Encuesta UDP, el apoyo para eliminar la prohibición del consumo de marihuana ha ido en aumento. Y si en el año 2010 era un 37,9% el que se manifestaba a su favor, hoy con casi 10 puntos adicionales, las respuestas favorables corresponden a un 46,6%.

El rechazo, en tanto, descendió desde un 51,7% en 2013 a un 49% en 2014, pero continúa siendo todavía superior al apoyo a la legalización del consumo.

Tal como se dio en los resultados de otras preguntas por temas valóricos, la mayor apertura se encuentra en los grupos de 18 a 29 años. Es un 59,6% de los más jóvenes los que respaldan el libre consumo de marihuana, seguido de un 49,1% de apoyo en el grupo de 30 a 45 años.

Entre los mayores es donde el rechazo sigue siendo mayoritario. La aceptación del consumo de cannabis en los consultados de 41 a 60 años es de un 41,8% y sólo alcanza un 29,8% en el caso de los mayores de 61.

“Son cambios lentos que se van produciendo a medida que nueva gente se va incorporando a la población que es mayor de 18 años.La gente más joven es más liberal y se ha ido haciendo más liberal con el paso del tiempo ”, explica Segovia respecto a esta tendencia.

Apoyo transversal a la eutanasia

En la agenda liberal es la eutanasia la que genera menor controversia. Ya desde 2010, según los resultados de la Encuesta UDP, la aceptación alcanzaba el 70,2%. Este año arrojó un 68% de respuestas a favor del derecho de un enfermo terminal por solicitar su muerte asistida y sólo un 27% de respuestas en contra.

Frente a un tema que dormía como proyecto de ley en el Congreso desde 2006, los senadores Guido Guirardi (PPD) y Fulvio Rossi (PS) -ambos miembros de la Comisión de Salud- han intentado reactivar la discusión que llegaría al Senado en las próximas semanas, aún frente a las críticas tanto de oposición como desde el oficialismo por la celeridad con la que esperan discutir el proyecto de la denominada “muerte digna”.

“Creo que Chile no está como para aprobar un proyecto de eutanasia y espero que sinceramente no lo haga”, afirmó la senadora UDI Jacqueline van Rysselbergue, también miembro de la Comisión de Salud, ante la posibilidad de un nuevo impulso de la agenda legislativa en torno a este tema. En tanto, el gobierno ha reafirmado que no está en las prioridades del Ejecutivo levantar propuestas al respecto.

Los datos de la Encuesta UDP, indican que el apoyo ciudadano frente al derecho de un enfermo a la eutanasia es transversal: un 55% de los entrevistados mayores de 61 años está a favor y alcanza el 77% de respaldo entre los más jóvenes.

Apoyo a despenalizar el aborto

El caso de la niña de Carahue que con 13 años dio a luz una guagua en el Hospital Luis Tisné hace algunas semanas cumplía tres condiciones: un embarazo por violación, de riesgo para la salud de la madre y con inviabilidad del feto.

Según la encuesta UDP, el 70% de los chilenos apoya la despenalización del aborto si la vida de la madre corre peligro, el 67,8% si el feto tiene un serio defecto o es segura su muerte, y el 61,9% si es que la mujer quedó embarazada producto de una violación.

Las tres causales para la interrupción del embarazo fueron parte del programa de gobierno de Bachelet en 2013. El tema ha resurgido en la arena política a la espera del proyecto del Ejecutivo que aún no cuenta con fecha de ingreso y que genera tensión en la Nueva Mayoría y también en la Alianza. En la derecha, de hecho, la mayoría de los parlamentarios ha anunciado su rechazo frente a la idea de legislar en torno al tema.

Esta última postura es la que contrasta de forma más notoria con el resultado según tendencia política de los encuestados. Los datos dan cuenta de un apoyo transversal a la despenalización por riesgo de la madre, inviabilidad del feto y violación (ver infografía).

Carolina Segovia explica el fenómeno: “Uno podría plantear dos hipótesis. Una es que las personas que se identifican con la derecha no están tan en sintonía con lo que se ve en algunos grupos de liderazgo de los partidos de la Alianza. No sé si son todos, en algunos por lo menos. Y la otra hipótesis es que hay gente que puede estar en contra de la posibilidad de aborto en estos casos, pero considera importante que se legisle”.

A la tendencia de apoyo a las mencionadas causales de aborto, se suma un leve aumento entre quienes se manifiestan abiertamente partidarios por legislar en torno a una interrupción del embarazo fundada únicamente en la decisión de los padres. Del 21,8% que concitaba esa opción el 2013, a un 27,3% este año. Aún así, el rechazo respecto a la despenalización del aborto en casos como estos es ampliamente mayoritario.

Ver nota original en La Tercera.

En Portada

cerrar