Columnas

11 de diciembre de 2017

El voto “anti” candidato o el fenómeno de sufragar para frenar al contrincante

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Por Fernando García Naddaf
Fernando García Naddaf, académico de la Escuela de Ciencia Política UDP

Fernando García Naddaf, académico de la Escuela de Ciencia Política UDP

La lógica de apoyar a uno para que no gane el otro se ha instalado en el debate a pocos días del balotaje entre Piñera y Guillier. Expertos analizan el fenómeno.

Llamar a votar en contra de Sebastián Piñera o Alejandro Guillier es una de las consignas que se ha instalado con fuerza en la previa del balotaje de las elecciones presidenciales que se realizarán este domingo 17 de diciembre. Una campaña que, de alguna forma, pareciera que está dejando en segundo plano las propuestas programáticas de los aspirantes a La Moneda. A pocos días de la segunda vuelta, el diputado frenteamplista Gabriel Boric puso este tema sobre la mesa y lanzó sus dardos en contra de esta “campaña negativa”. “Es bien sorprendente el nivel de agresividad de los nuevomayoristas a quienes no nos hace sentido el ‘todos contra la derecha’ y no nos han convocado propuestas de Guillier”, escribió el ex dirigente estudiantil a través de su cuenta de Twitter. Y fue tajante: “¿Quieren que todo el FA los apoye unánimemente solo por un ‘anti algo’? Así no”, afirmó.

Una estrategia que también utilizaron los estudiantes universitarios y secundarios que hoy llamaron a votar “en contra de Piñera”, sin destacar explícitamente la candidatura del abanderado oficialista. Otras de las frases que se ha escuchado estas semanas es que “Chile se transformará en Venezuela si gana Guillier”, aludiendo a la carta del pacto La Fuerza de la Mayoría y la DC. En conversación con Emol el director del Programa Electoral de la U. Central, Kenneth Bunker, explicó que esta tendencia más que convocar sobre la base de ideas, se puede explicar por el sistema de voto voluntario.

“Hay una gran diferencia entre cómo los candidatos conducen campañas bajo voto obligatorio y voluntario. Cuando es obligatorio, éstos deben tener propuestas atractivas que identifiquen a la gente”, señaló el cientista político. “En cambio, bajo el voto voluntario, lo que tienen que hacer es simplemente mantener su base de votantes y evitar que sufrague más gente por el otro. Esto produce que predomine lo negativo por sobre lo propositivo y que las campañas sean negativas y agresivas”, aseguró. En ese sentido, y considerando el emplazamiento de Boric, el analista afirma que Guillier tiene que “jugar defensiva y ofensivamente”. Es decir, cuestionar a Piñera, pero también conectar con sus propuestas programáticas “lo que ha logrado bien poco con el Frente Amplio y le podría costar la elección”. Para el cientista político y académico de la Universidad Diego Portales, Fernando García Nadaff, la “campaña negativa” es una estrategia que se ha dado de manera transversal en las elecciones, y que se resume con el concepto “voto castigo”. “Se instala, por ejemplo, la idea del voto anti piñerista que no tiene una visión propositiva de mundo, sino más bien busca evitar que salga lo que Piñera representa”, explicó Nadaff. De esta forma, dice que el resto de la sociedad se moviliza para ir “contra de”, lo que se traduce en que “un candidato se vuelve una especie de enemigo”. En ese sentido, afirma que los adherentes del Frente Amplio que aún no están convencidos de su postura “para comprometer su apoyo están exigiendo políticas coherentes y no simplemente un antipiñera, lo que lo que la Nueva Mayoría está armando como el anti valor, sin destacar contenidos”.

Leer en EMOL

En Portada

cerrar