Columnas

5 de noviembre de 2014

Encuesta UDP revela que la gente no entiende las reformas

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Según el sondeo la percepción ciudadana es que las iniciativas que impulsa la Jefa de Estado beneficiarán más a la clase alta que a las bajas, situación opuesta a lo que se advertía a fines de su primer mandato en 2009. Un 42,9% afirma que el principal beneficiario será la clase alta, mientras sólo en 20% apunta a la clase media y el 15,7% a la clase baja.

FOTO ENCUESTAAyer la Presidenta Michelle Bachelet lo instruyó: hay que salir a la calle a explicar las reformas para recuperar la confianza de la ciudadanía.

El mandato de la Jefa de Estado fue una clara lectura de cómo la coyuntura política le está pasando la cuenta en términos de respaldo de la gente.

Este miércoles se publicó la Encuesta Nacional UDP, y en línea con lo expuesto ayer Adimark, la aprobación de la Mandataria está bajo el 50%.

El sondeo de hoy muestra que un 43,6% aprueba su gestión, mientras un 43,1% la rechaza.

Parte de esta situación se entiende -según se desprende del sondeo, de la poca claridad que hay respecto a la reformas, sobre en cuanto a quiénes van a ser los beneficiados con estas iniciativas.

El sondeo precisa que un 35,2% sostiene que sus políticas benefician a la clase alta, un 26,4% dice que benefician a la clase media, y un 25,6% señala a la clase baja.

El resultado, plantea el estudio de la UDP, “llama la atención si se compara con las percepciones que existían sobre el mismo tema en el 2009 , al finalizar el primer gobierno de Bachelet. Entonces, el 53,5% de los encuestados señaló que sus políticas beneficiaban a la clase baja”.

En el caso de la reforma tributaria, que se encuentra en aplicación con los llamados impuestos correctivos (alcohol, bebidas azucaradas, tabaco) la gente claramente cree que mayoritariamente va a beneficiar a la clase alta.

Un 42,9% afirma que el principal beneficiario será la clase alta, mientras solo en 20% señala a la clase media y el 15,7% a la clase baja.

En educación, la situación es algo distinta, ya que el porcentaje mayor (30,2%) dice que beneficiará a la clase baja. Lo mismo ocurre con la propuesta de crear una AFP Estatal : la mayoría (31,6%) también señala como beneficiario principal a la clase baja.

Siempre en el tema los personeros políticos, la encuesta también da cuenta de que la ciudadanía percibe poca renovación, desafección a los partidos, caída en la confianza y en la identificación a estos últimos.

Al consultar a los entrevistados sobre el o la principal líder de la oposición (mención espontánea), solo resalta el ex presidente Piñera, con un 12% . Le siguen Manuel José Ossandó n (2,8%), Evelyn Matthei (2,7%) y Andrés Allamand (2,3%). El resto de las menciones recibieron menos de un 1%. En este caso, el 56,5% no respondió o no supo qué responder.

En el caso de la Nueva Mayoría, excluyendo a la presidenta Bachelet, el porcentaje de menciones fue de 3,3% para Rodrigo Peñailillo, 1,9% para Marco Enríquez -­- Ominami, 1,6% Andrés Velasco, 1,3% Osvaldo Andrade, 1,2% Carolina Tohá, 1,1% Ricardo Lagos E., 1,1% Nicolás Eyzaguirre, y 1,1% Isabel Allende. En este caso , 55 ,3% no respondió o no supo qué responder.

Asimismo, consultados los entrevistados sobre la aprobación/desaprobación de la forma en que los ex dirigentes estudiantiles se han desempeñado como diputados, un 26,5% los aprobó y un 52,1% los desaprobó . Quienes los aprobaron son principalmente de nivel socioeconómico bajo (30,5%) , de izquierda (42,5%), y personas fuera de la región metropolitana (28,4%).

Revisa la nota original en The Clinic

En Portada

cerrar