Columnas

4 de agosto de 2014

Es totalmente inoficioso proyectar candidaturas tan tempranamente

Por Claudio Fuentes
FOTO: RAUL LORCA

FOTO: RAUL LORCA

 

Claudio Fuentes, director de la Escuela de Ciencias Políticas de la UDP, enfatizó en que se debe centrar el debate en la agenda pública y no en los candidatos presidenciales.

¿Cuáles son las razones que explican la larga lista de candidatos a la presidencia?

Hay razones institucionales y razones políticas. Institucionalmente, tiene que ver con el tema de tener cuatro años sin reelección, que genera un fuerte incentivo en los partidos y en las agrupaciones, para rápidamente posicionar candidaturas presidenciales. Segundo, en un escenario político de mayor fragmentación hay un mayor interés por proyectar un liderazgo.

¿No es muy adelantado comenzar a perfilarlos, a tres años y medio de las presidenciales?

Sí. Yo creo que es totalmente inoficioso proyectar candidaturas tan tempranamente, y esto porque la experiencia histórica ha mostrado que candidatos que aparecían muy al inicio de campañas electorales, al final del ciclo político, o sea cuando se producían las campañas, no necesariamente serían electos.

¿Cuáles son las ventajas de proyectar una candidatura con tanta anticipación?

El mayor beneficio que podría tener esta idea es intentar posicionarte en segmentos de la sociedad en que tú no eres conocido. Seguramente, Andrés Velasco va a querer penetrar en segmentos sociales que tienen menor conocimiento.

¿Qué ganan los candidatos que obtienen pocos votos?

Si ellos logran constituir algún referente político, podrían llegar a tener cierto nivel de posibilidad de disputar el acceso a otro espacio de poder.

¿De qué manera afecta al gobierno y a las reformas que se están impulsando el que ya se estén proyectando candidatos de esa coalición?

Eventualmente, puede afectar mucho cuando un candidato o candidata está en un espacio de poder muy crítico. Toda acción política que esa persona lleve a cabo podría ser leída como una proyección presidencial.

¿Qué opina de la estrategia de la UDI de iniciar un debate presidencial al interior de la colectividad?

Es todavía muy temprano. Está bien que lo hagan, no hay ningún problema en que se discuta esto, pero desde el punto de vista de la percepción de la opinión pública, comenzar a instalar ese tema tres años o casi cuatro antes de una presidencial, yo creo que a la gente no le parece bien, en general, porque son los temas programáticos y los de la agenda pública los que deberían centrarse en la discusión. Creo que hace daño a las colectividades tener este tipo de debate tan anticipado, colocar el tema presidencial antes que los temas programáticos, que están muy sensibles hoy en día.

Ver nota original de La Tercera

En Portada

cerrar