Columnas

12 de diciembre de 2016

Expertos analizan el impacto de la confesión de Piñera sobre falta de apoyo familiar a eventual candidatura

Por Mauricio Morales
Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Analistas señalan que abrir la posibilidad de no emprender una repostulación, ayuda al ex Presidente a medir las lealtades en Chile Vamos. Eso sí, reconocen que esto podría apuntar a quitar el foco de la polémica por Exalmar.

“Hasta ahora le puedo decir que mi familia no tiene la misma actitud de apoyo que tuvo el año 2009”, dijo el pasado lunes el ex Presidente Sebastián Piñera, prendiendo las alarmas al interior de Chile Vamos ante la posibilidad de que la figura mejor posicionada del bloque se reste de la carrera presidencial.

El tema ha sido motivo de comentario en el conglomerado, donde mientras algunos como la presidenta del PRI, Alejandro Bravo, señalan que “no existe ningún Plan B” y confían en que él será parte de la primaria del sector. Otros como el líder de RN, Cristián Monckeberg, afirman que aunque Piñera “es una tremenda carta, pero no nos vamos a echar a morir si él resuelve no ser”. Consultados por Emol, dos expertos analizan el impacto del sinceramiento del ex Mandatario, así como los posibles caminos que podría tomar.

Para el académico Universidad Central, Kenneth Bunker, en esto “hay dos teorías, una que lo que él dijo es lo cierto, que está siendo honesto, que realmente hay una duda en su campaña de que él puede ir y esto desata esta bataola en Chile Vamos de pensar en otro candidato, de que tal vez Allamand sabía algo y por eso se anticipó el fin de semana”.

No obstante, Bunker indicó que “la segunda teoría es que el solamente está usando esto muy astutamente (…) y lo que el realmente está tratando de hacer es tapar el escándalo de Exalmar y de Bancard”. Pero agregó, que “me inclino en que fue un exabrupto de Piñera, porque es un tipo que dice lo que piensa y muchas veces tampoco está pensando en cuáles van a ser las consecuencia, esa es toda la base tras Piñericosas”. Y añadió que con esto también podrá ver quiénes están a su lado o no.

El director del Observatorio Político-Electoral de la Universidad Diego Portales (UDP), Mauricio Morales, coincidió en “que podrían ser las dos cosas (un tema familiar y una estrategia), podría ser una estrategia, si es que el ex Presidente Piñera lo que espera es que Chile Vamos casi de rollidas vaya a buscarlo a su casa y convencer a su familia de que es la mejor carta presidencial del sector. Podría ser interpretado como una forma en que quiere reagrupar los apoyos y consolidarlos con el fin de que en enero o en marzo estén solidificados y él pueda lanzar su candidatura presidencial”.

Así, Morales explicó que tras la polémica sobre su vínculo con Exalmar, el ex Mandatario “puede estar sintiendo que el apoyo que tenía originalmente ya no es el mismo, por lo tanto, necesita meter un poco de miedo para movilizar no sólo a las bases electorales piñeristas, sino que también a los representantes de la coalición, de RN, y la UDI. El ex Presidente también está midiendo la lealtad que hay ahí”.

¿Factor familiar o cambio de contingencia?

En relación a la importancia de la familia en este tipo de decisiones, Morales sostuvo que “para el electorado la imagen de familia de Piñera no es una cuestión tan relevante para su toma de decisiones. Siempre la gente lo ha visto como alguien que toma decisiones de manera muy calculada y que hace caso omiso muchas veces a las emociones”.

En cambio Bunker, expresó que en “una persona como Piñera hay un factor que es más importante, que es ganar, que en el fondo es la misma estrategia que ocupó en su campaña anterior y en los negocios, y los indicadores están apuntando a que él puede ganar (…) Yo creo que si se empieza a debilitar en las encuestas, particularmente en la CEP, ahí la familia va a tomar un mayor rol en que el decline seguir una campaña”.

En relación a la posibilidad de que el sinceramiento de Piñera apunte a buscar cambiar el foco de la contingencia, el cual ha estado centrado en su vínculo con la pesquera peruana, el analista de la U. Central, reconoce que si Piñera “presenta que existen dudas (de su postulación), ese tema va a ser más importante que lo de Exalmar, si es que él no es candidato, nada de esto sería relevante”.

Finalmente, el experto de la UDP concluyó que “el hecho de que él deje entrever la posibilidad de no competir, también alimenta la idea de que esas declaraciones responden a los casos a los que se ha visto envuelto. Le va a resultar muy difícil sacárselo de encima y cualquier decisión que Piñera tome respecto a no ir como candidato en la próxima elección presidencial, va a ser interpretado como una respuesta a las denuncias en su contra”.

Leer artículo en Emol

En Portada

cerrar