Columnas

4 de marzo de 2015

Fin al fuero parlamentario y límite a la reelección. Experto advierte que “el remedio puede ser peor que la enfermedad”

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Por Entrevista a Mauricio Morales

mauricio morales

 

 

 

 

 

 

 

Mauricio Morales

René Manuel García, diputado de RN que lleva 7 períodos en el cuerpo y 6 repostulaciones a cuestas, dice que apoya el límite a la reelección y señaló que existe una “gran oportunidad para mejorar el mal momento que estamos viviendo”. Eso sí, el analista Mauricio Morales pone los frenos: “Sobrerreacción de las autoridades podría generar la instauración de instituciones ineficientes”.

En medio del fuerte cuestionamiento que sufren hoy los políticos tras los casos Penta y Caval, independiente del sector ideológico al que pertenezcan, dos medidas restrictivas hacia el actuar de los legisladores fueron instaladas en el debate público luego del término de la temporada estival: el fin del fuero parlamentario y el límite a la reelección en los cargos de elección popular.

En el primer caso, se trata de la iniciativa que planteó el presidente de la Corte Suprema, Sergio Muñoz,  en el inicio del año judicial 2015, la que aparte de sorprender generó el rechazo de los integrantes del segundo poder del Estado.

De hecho, la senadora y candidata a la jefatura del PS, Isabel Allende, aseguró que el fuero y la inmunidad cumplen una función importante en la labor del congresista, que muchas veces efectúa opiniones y juicios críticos”.

Desde la Cámara de Diputados, el representante de RN René Manuel García expresó a Cambio21 que “el trabajo parlamentario requiere de garantías, por eso que necesita el fuero. ¡Cómo se puede fiscalizar estando desaforado!”.

“Creo que debiera mantenerse, pero no como protección o blindaje, sino que para actuar con tranquilidad, porque es obvio que empresas o personas investigadas podrían responder con ánimo revanchista o de venganza”, agregó.

Más crítico aún se mostró el analista de la Universidad Diego Portales, Mauricio Morales, quien acusó “sobrerreacción de las autoridades respecto a las medidas restrictivas hacia los parlamentarios”, lo que, en su opinión, “podría generar malas decisiones y la instauración de instituciones ineficientes”.

“Sin el fuero habrá una mayor dificultad para fiscalizar, lo que en rigor podría ocasionar que las denuncias de los legisladores se transformen en letra muerta, aunque también es evidente que hay denuncias de parlamentarios que son irresponsables, pero que pagan los costos de su irresponsabilidad, y a veces con sanciones”, comentó a este medio.

Cosa de prestancia

En relación con el segundo punto, que es el limite a las reelecciones, el diputado García, que lleva siete períodos en el cuerpo y seis repostulaciones a cuestas, dice que “siempre” ha estado a favor de restringir este concepto cada vez que se presenta en tabla en la Cámara Baja y que apoya el “recambio”, pero que al final de cuentas “es la gente la que elige, y lo hace de forma informada”.

Otra cosa es el mal momento que vive el Congreso Nacional y los políticos en general. Acá el militante de RN no duda: “Si tienen que pifiarnos, que nos pifien a todos. Pero a aquellos que pifien lo mejor es que no se presenten más. Así debe ser la cosa”.

“Lo que pasa es que los políticos de antes tenían una prestancia que ahora no se da. Hoy no existe respeto; no se respetan las funciones, todos dicen lo que quieren y más encima los partidos los avalan y lamentablemente está llegando la gente menos idónea. ¡Hasta hay opinólogos que hablan de farándula!”, reclamó.

Sin embargo, el dirigente recuerda que “pase lo que pase siempre habrá un Parlamanto. Por eso que es un gran oportunidad para mejorar el mal momento que estamos viviendo”.

Parlamentarios con fecha de vencimiento

Por su parte, el profesor Morales advierte que limitar las reelecciones podría transformarse en un “remedio peor que la enfermedad”.

“Primero, es la ciudadanía la que elige a sabiendas del tiempo que llevan los parlamentarios. Y segundo, el límite, si bien garantiza una mayor rotación de caras nuevas, al mismo tiempo provoca que disminuya la calidad legislativa, por lo que esos jóvenes o nuevos van a terminar irremediablememte cooptados por los viejos o que llevan más años en el Congreso”, explicó.

Además, el docente aclaró que “con esta limitante tendremos parlamentarios con fecha de vencimiento, por lo que a la mitad de su gestión van a dejar de visitar sus distritos y circunscripciones y se abocarán a buscar trabajo en vez de legislar, porque cuando llegue el 11 de marzo van a quedarse sin pega”.

Y para rematar, sostuvo que con ese esquema “se generarán más redes de corrupción, lo que nos llevará a un retroceso  político grave”.

Ver nota en Cambio21

En Portada

cerrar