Columnas

15 de enero de 2015

Fin al sistema binominal, ¿traje a la medida?

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Por Entrevista a Claudio Fuentes

Un gran paso dio ayer por la mañana, el proyecto que pone fin al sistema binominal, tras ser aprobado en la Sala del Senado. Ahora sólo resta que la Cámara Baja ratifique las modificaciones introducidas y que el Tribunal Constitucional lo revise.

Este último trámite podría demorarse algunos meses, pues el organismo deberá revisarlo, tanto porque es una modificación a una Ley Orgánica Constitucional, como por el requerimiento que hará la UDI. En el plano político, el debate se ha centrado en sí es o no un “traje a la medida”, para la Nueva Mayoría como acusa la derecha. Los expertos electorales Andrés Tagle y Claudio Fuentes expresan sus diferencias.

Claudio Fuentes , analista y académico de la UDP: “Mejora la representación en términos de escaños”

-¿Cuáles serán los efectos en el sistema político y qué verá votante de manera inmediata?
-Desde el punto de vista de la ciudadanía, al momento de votar, verá un cambio bien sustantivo, si antes en algunos distritos habían 6 opciones, ahora va a enfrentarse con 40 o 50 opciones. Hay una diferencia sideral en la cantidad de opciones que va a tener para elegir.

-¿Eso le impone un desafío a los candidatos?
-Exactamente. Y el problema es que aumenta la competencia, pero disminuye la identificabilidad, es más difícil identificar a uno en 40, que uno en seis. Será un desafío para los candidatos el cómo se vinculan con la ciudadanía, que está muy crítica del sistema político, para obtener el voto.

-¿La derecha acusa un traje a la medida para la Nueva Mayoría y anunció que irá al TC?
-Hay críticas que se le pueden hacer a la reforma, pero una súper injusta y viniendo de la derecha, es que sea un traje a la medida, porque el binominal sí que fue un traje a la medida de las segundas fuerzas y particularmente de la derecha, por eso no lo quería cambiar. Además el sistema mejora la representación de la ciudadanía en términos de escaños. Creo que hay unos problemas en 3 o 4 distritos, donde hubo una negociación política, pero en términos generales más traje a la medida fue el binominal

-El problema en esos 3 ó 4 distritos es que con igual cantidad de electores se elijan más candidatos?
-Exacto. A lo que apunta la reforma es a mejorar la proporción, que la cantidad de electores sea proporcional a la cantidad de elegidos. En algunos casos esa regla no se cumple tan perfectamente. Es muy mínimo en relación al conjunto de la reforma y creo que no tendrá mucho impacto.

-¿Ameritan los cuestionamientos al redistritaje?
-Aquí hay dos temas: el proyecto no hizo un redistritaje, sino que una fusión de distritos, de 60 pasamos a 28. Si hubiésemos buscado un sistema proporcional perfecto hubiésemos tenido que redibujar los distritos y eso nadie estaba dispuesto a hacerlo. Lo segundo, es que la oposición y particularmente Hernán Larraín planteó llevarlo al TC porque violaría la igualdad del voto. Creo que no es así, esto mejora la igualdad del voto en relación al binominal, sino el TC habría tenido que declarar inconstitucional el binominal y nunca lo hizo.

-¿Cómo ve que la derecha no se allanara a un acuerdo con el gobierno, especialmente RN que tenía la voluntad de cambiar el sistema?
-La UDI estaba por un sistema opuesto a lo que se estaba planteando y RN estaba muy cercano a la propuesta del gobierno. Creo que RN hizo un cálculo de no querer enemistarse con la UDI, habían senadores que estaban muy de acuerdo con esta reforma, salvo algunos detalles, por tanto creo que faltó algo de visión política de RN para apoyar la reforma y distinguirse de la UDI.

Ver entrevistas completas en Diario Financiero.

En Portada

cerrar