Columnas

1 de marzo de 2018

Formalización de Dávalos: “El impacto a Bachelet ya está internalizado”

Por Fernando García Naddaf

Como “una mancha” que empaña, pero que no opacará el legado de la Presidenta Michelle Bachelet, califican la mayoría de los ocho analistas y parlamentarios consultados la próxima formalización de su hijo Sebastián Dávalos, por el delito de estafa, en una de las aristas del caso Caval.

Cuatro creen que “el impacto ya está internalizado”, pues el caso data de hace tres años, cuando en febrero de 2015 la revista Qué Pasa destapó los negocios de Caval —una empresa formada por Natalia Compagnon (nuera de Bachelet) y Mauricio Valero— en Machalí y que derivó en una investigación por presunto tráfico de influencias.

Eugenio Guzmán, de la UDD, concuerda con que gran parte del impacto de Caval “ya está internalizado” y pone el foco sobre otra arista: “No se entiende que un sistema que fue diseñado para que fuera expedito, rápido y que administrara justicia en esos términos llevemos más de tres años en un asunto y que se cierre un asunto y aparece otro. Hay un tema de los fiscales para resolver”.

Fernando García Naddaf, analista UDP, indica que “este gobierno va a quedar con esta manchita, de principio a fin. Hay un efecto contagio en términos de imagen del hijo de la Presidenta hacia la ella y la gestión de Gobierno”.

De todos modos, García Naddaf considera que “no afectará el legado de la Presidenta, que estará determinado por las reformas como los cambios en materia de educación. El legado de Bachelet va a ser mucho más político”.

Carlos Correa agregó que “el caso Caval afecta a la Presidenta en su estado anímico. Si la Presidenta está en un estado anímico y es ella quien sostiene el gobierno, se nota en las acciones del gobierno” planteó el analista en T13 Radio.

Agregó que “la mayoría de la gente piensa que la Presidenta sabía de lo del caso Caval y es una imagen que no se ha podido revertir. En lo personal, estoy convencido que no y que estas personas han sido muy desatinadas y Compagnon y ahora parece que Dávalos también, para que no los acusen, para librarse, han buscado meter políticamente a La Moneda para forzar una negociación”.

Por eso concluye: “La actuación de este matrimonio pone en riesgo los últimos días de la Presidenta”.

Ojo de político

Daniel Núñez, diputado PC, indica que “es indudable que esto daña la imagen de la Presidenta a días de terminar su gestión, aunque creo que el mayor efecto político del caso Caval ya pasó”. Sí expresa sus aprensiones respecto de que “cuando el Ministerio Público está gestionando la impunidad para la empresa SQM, cuando se cierran muchos casos de financiamiento ilegal de la política (…) hoy se está cargando la mano sólo en una dirección: el caso Caval”.

Alejandra Sepúlveda, independiente, concuerda con que la formalización de Dávalos “políticamente no tiene ningún impacto” y que el daño se “sufrió durante todo el periodo de gobierno”.

El diputado UDI, Issa Kort, comparte la idea de que “este paso judicial no afecta mayormente al Gobierno, porque este caso completo ya afectó de manera política, de manera administrativa y produjo un quiebre letal entre la ciudadanía y La Moneda”.

Diego Paulsen, diputado RN, concuerda en la idea pero por razones distintas: “Situaciones como ésta no afectan el legado de la Presidenta, porque no hay legado. Este Gobierno lo único que dejó fueron reformas mal hechas”.

Y agregó: “Los chilenos ya se formaron una opinión respecto al caso Caval cuando estalló y la formalización por estafa del hijo de la Presidenta es más de lo mismo”.

Leer en La Segunda

En Portada

cerrar