Columnas

17 de diciembre de 2015

Giorgio Jackson desplaza a ME-O como el político mejor evaluado según el CEP

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Por Mauricio Morales
Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

El sondeo reveló además que 72% de los encuestados no se siente identificado con ningún partido.

La caída de un ex candidato presidencial, la irrupción de un joven diputado y el incremento entre quienes no se sienten identificados con ningún partido, fueron las conclusiones más importantes de la última encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) que se conoció ayer.

El sondeo, considerado como el barómetro más preciso de la política a nivel nacional, era esperado con cierta ansiedad en el oficialismo y la oposición.

Y al parecer fue esto último lo que más afectó las aspiraciones de quien hasta la encuesta pasada, lideraba la lista de los mejores evaluados.

Según el CEP la valoración positiva del líder del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami, disminuyó de 42% a 33%. Es decir, nueve puntos porcentuales en comparación con la estimación anterior que se realizó en agosto.

Si bien la declaración del ex presidenciable en la fiscalía no alcanzó a ser incluida en el cuestionario de la medición, la vinculación de ME-O en el caso SQM le habría afectado.

Los bien y los mal evaluados

En contraposición el diputado Giorgio Jackson y líder de Revolución Democrática (RD) encabeza el selecto grupo de los mejores evaluados con un 44%, seguido por la presidenta del Partido Socialista, Isabel Allende con 37%.

En tercer y cuarto puesto aparecen los ex presidentes Sebastián Piñera y Ricardo Lagos, con un 37% y 36% respectivamente y en quinto lugar Michelle Bachelet con 35%.

Si de malos evaluados se trata, la lista la encabeza el presidente de la DC, senador Jorge Pizarro, quien logró un 57% de valoración negativa. Al parecer su viaje al mundial de rugby en plena emergencia post terremoto en Coquimbo, región que representa, le pasó la cuenta.

Los otros políticos que sacaron mala nota fueron la diputada Camila Vallejo (PC) con un 54% de valoración negativa, seguido por los UDI, senador Hernán Larraín y la ex presidenciable Evelyn Matthei con 54% y 52%.

Quizás lo más preocupante del sondeo es que un 72% de los encuestados no se siente identificado ni con la Nueva Mayoría, ni con la Alianza por Chile. Se trata de un alza porcentual de siete puntos en comparación con la encuesta de agosto donde 65% de los entrevistados decía no sentir simpatía por ninguno de los conglomerados.

Según los resultados revelados ayer, sólo un 13% de los consultados siente simpatía por algún partido oficialistas, mientras que un 8% se identifica con la Alianza.

CHILENOS VEN EL PAÍS “ESTANCADO” Y NO ESPERAN CAMBIO EN LA ECONOMÍA

Un 64% de los encuestados durante noviembre consideró que el país se encuentra “estancado” en la actualidad, una cifra que supera la registrada no sólo en los meses previos del gobierno de Michelle Bachelet sino que se trata de la más alta desde la administración Lagos.

Dicha sensación tiene eco en los resultados que muestran las preguntas relativas a la situación de la economía local, quizás como consecuencia del menor ritmo de crecimiento en que se ha embarcado el PIB, que nuevamente este 2015 -al igual que en el ejercicio anterior- sólo se expandirá en torno al 2%.

Así, la mayoría -que se traduce en un 46%- considera que la economía no está “ni buena ni mala” en estos momentos y de cara a los próximos doce meses el 66% cree que no cambiará. En agosto, estos porcentajes eran de 46% y 57%, respectivamente.

En lo referente a la política, la mirada crítica sigue primando en la opinión pública a pesar de mostrar un cierto declive respecto a la medición previa. Quienes la consideran que está “mala y muy mala” representan el 58% del total, mientras que antes era un 61%. Pero de aquí a un año la percepción de quienes creen que no cambiará ese negativo estado sube de 60% a 67%.
Lo anterior, se da en un contexto donde las principales preocupaciones de la ciudadanía siguen concentradas en los temas de delincuencia, robos y asaltos, seguido por salud y educación. Y es aquí donde creen que el gobierno debiera poner su mayor esfuerzo para encontrar soluciones ad hoc.

MAURICIO MORALES: “EN CHILE NO HAY NINGUNA CRISIS DE REPRESENTACIÓN”

Para el director del Observatorio Político Electoral de la UDP, Mauricio Morales, la caída de ME-O en la encuesta era predecible. “No había razones para esperar que el resultado fuese distinto a lo que sucedió con Velasco. Dado que su plataforma está diseñada sobre la transparencia y el combate contra las malas prácticas, verse involucrado en asuntos de financiamiento ilegal de campañas, hace que estas candidaturas queden vulnerables”, explica.

Y agrega: “No sería extraño que futuras encuestas muestren un deterioro más pronunciado, pues la última CEP no alcanzó a tomar su declaración ante la fiscalía”.
Respecto a la irrupción de Giorgio Jackson, dice que el diputado debe ir paso a paso. “Su partido recién ha sido conformado y ahí tiene el primer desafío: lograr más representantes. Una buena oportunidad está en su nuevo distrito, que incluye las comunas de Santiago, Ñuñoa, Providencia, Macul, La Granja, San Joaquín”, dice. Un segundo paso, comenta, sería mantenerse dentro de los líderes mejor evaluados. En tercer lugar, agrega, sería intentar una aproximación con la Nueva Mayoría. “Jackson pone el liderazgo y la NM la ‘máquina'”, afirma.
Y sobre la baja identificación con los partidos, Morales considera que no es un problema para las democracias. “En Chile, el 97% de los diputados fue electo dentro de las listas de partidos tradicionales, cifras que varían al 85% en alcaldes, 90% en concejales y 93% en CORES. Por tanto, cualquier persona que vea estos datos diría que en Chile no hay ninguna crisis de representación”, explica.

Morales siente que mientras se siga a apoyando a los pactos tradicionales, será difícil hablar de crisis de representación.

“Ahora bien. En Chile la identificación se ha reducido a más velocidad que en el resto de América Latina. Países como Honduras, El Salvador o México tienen niveles de identificación que triplican al nuestro, pero la calidad de la democracia aquí es sustantivamente mejor. En el corto plazo, no hay posibilidad alguna de que este indicador mejore”, asegura.

Ver artículo aquí

En Portada

cerrar