Columnas

22 de marzo de 2018

José Miguel Insulza: “Bolivia culpa de todos sus males a Chile”

Por Fernando García Naddaf

Abocado a revisar y trabajar sus presentaciones en la Corte de La Haya se encuentra el equipo jurídico chileno que durante, jueves y viernes, responderá oralmente a la demanda interpuesta por Bolivia de sentarse a negociar una salida soberana de ese país al Océano Pacífico.

“Se trata de trabajar en responder las cosas que dijo Bolivia, además de las cosas que queremos decir nosotros”, dijo esta mañana el senador José Miguel Insulza (PS), en conversación con radio La Clave.

“Lo que está haciendo el grupo de abogados que va a defender la causa de Chile es ajustar sus respuestas, que estaban preparadas ya, las cosas que van a decir y aquellas cosas que Bolivia dijo y que es necesario responder”, agregó el parlamentario que representa a Arica, ciudad cuyas autoridades comunales llamaron hoy a embanderar las viviendas en señal de apoyo al equipo chileno.

En particular, destacó, “esa cosa tan fuerte desde el punto de vista emocional que hicieron los abogados de Bolivia de prácticamente echarle al culpa de todos sus males a Chile”.

“En el fondo si Bolivia ha tenido los problemas que ha tenido no es por haber tenido pésimos gobiernos, ni por la cantidad de dictaduras que tuvo, no es por la forma en que dilapidaron sus riquezas sino porque fundamentalmente Chile no los deja salir al mar, según ellos”, alegó en tono irónico.

El parlamentario agregó que “es un periodo expectante, estamos pendientes de lo que pasa”.

Quien también habló esta mañana, pero en Radio El Conquistador, fue el senador Alejandro Guillier, quien aclaró sus dichos iniciales sobre hacer un intercambio de territorios: “Eso se malentendió… yo mencioné que ha habido negociaciones, y que Chile está en su derecho de hacerlas si quiere, pero si le conviene al país, yen el entendido que es una decisión voluntaria de las dos partes. Pero no obligatoria”.

Recambio en la delegación

Este sábado viajará la segunda delegación parlamentaria que acompañará al equipo chileno que está en La Haya.

Esta vez estará compuesta por los diputados Vlado Mirosevic (PL) e Issa Kort (UDI); y por los senadores Andrés Allamand (RN), Isabel Allende (PS) y Ricardo Lagos Weber (PPD).

Andrés Allamand (RN) planteó que “Bolivia está en un callejón sin salida, en una suerte de misión imposible. Trata de configurar la obligación de negociar por parte de Chile que nunca ha existido”.

“No ha sido nunca capaz de contestar una pregunta muy simple: cuándo y cómo surgió la obligación de negociar que invoca en su demanda. Bolivia lo que hace es confundir una aspiración propia pretendiendo transformarla en una obligación ajena”, indicó.

Vlado Mirosevic (PL) agregó que “hay una exageración histórica de Bolivia, apelando a la dimensión emocional de los jueces. En segundo término ha habido una intención de mostrar a la zona de frontera como una zona caliente, un lugar de disputa, con mucha conflictividad. Cuestión que no es así”.

“Probablemente, dado que los jueces no tienen tanto contexto de nuestra realidad pueden imaginarse una cuestión mucho más problemática de lo que realmente es, pero esto no es una frontera en disputa”, dijo.

Analista cree que puede “recargar la visión de los jueces”

El llanto de Remiro Brotóns, abogado de Bolivia

“Me pasa a veces, soy muy duro habitualmente pero…”. De esta manera, Antonio Remiro Brotóns, abogado español del equipo jurídico boliviano ante La Haya, justificó sus lágrimas al estar explicando la importancia de la causa en que participa. “El boliviano, en principio, es al mismo tiempo afectivo pero muy desconfiado. Sobre todo con los europeos como yo: ‘Ellos vienen aquí como mercenarios (dicen)’. Pero cuando advierten que no lo eres, que te implicas en su causa, te abren su corazón de tal manera que a mí me… emociona”, dijo entre lágrimas quien es considerado uno de los ideólogos de la demanda boliviana.

Respecto de la posibilidad de que el episodio sea un nuevo elemento de la estrategia comunicacional boliviana, el analista internacional y académico UDP Fernando García piensa que, “más allá de lo auténtico o no de la declaración, da cuenta de una especie de espíritu, de ambiente, que ha logrado generar la defensa boliviana”.

Sostiene que, en caso de ser parte de una estrategia, las lágrimas pueden ayudar a “recargar la visión de los jueces. En tanto los jueces de La Haya no siempre actúan en derecho, a veces lo hacen con otro tipo de consideraciones”.

Leer en La Segunda

En Portada

cerrar