Columnas

12 de diciembre de 2016

“La excusa perfecta”: la estrategia de Piñera para dar un paso al costado en las presidenciales

Por Mauricio Morales
Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Los problemas judiciales del expresidente serían más complicados de los que parecen, pero no directamente en tribunales,sino que en su imagen pública, que cada vez está más dañada por los conflictos entre sus negocios y la política.

Es por este escándalo que Piñera pone en duda que se presente en los comicios de 2017, a pesar que los partidos de Chile Vamos descartan que tal escenario ocurra.

Piñera aseguró que no cuenta con el mismo apoyo familiar para una candidatura como lo tuvo en 2009. Palabras que calaron en la derecha, desde donde explicaron lo que en realidad quiso decir.

Aun así, los analistas revisaron con lupa las palabras de Piñera  y no descartan que sea parte de una estrategia para desviar la atención de los electores desde los líos judiciales a sus dramas personales.

Dos en uno

El director del Observatorio Político-Electoral de la UDP, Mauricio Morales, coincidió en que las palabras del exmandatario podría ser un tema familiar y uno estratégico.

“Podría ser una estrategia si es que el ex Presidente Piñera lo que espera es que Chile Vamos, casi de rodillas, vaya a buscarlo a su casa y convencer a su familia de que es la mejor carta presidencial del sector. Podría ser interpretado como una forma en que quiere reagrupar los apoyos y consolidarlos con el fin de que en enero o en marzo estén solidificados y pueda lanzar su candidatura presidencial”.

Además, el experto consideró que podría tratarse de una balanza para medir el verdadero apoyo que tiene en la derecha.

Así, Morales explicó que tras la polémica sobre su vínculo con Exalmar, el ex Mandatario “puede estar sintiendo que el apoyo que tenía originalmente ya no es el mismo, por lo tanto, necesita meter un poco de miedo para movilizar no sólo a las bases electorales piñeristas, sino que también a los representantes de la coalición de RN y la UDI. El exPresidente también está midiendo la lealtad que hay ahí”.

 

“Sabe algo que nosotros no”

Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Central, Marco Moreno, consideró que las palabras de Piñera reflejan el “miedo” del líder de la derecha por las indagaciones futuras a sus negocios cuestionables.

“Ha dicho que esperar a marzo tiene que ver con consideraciones estratégicas electorales, pero creo que tiene que ver más con un conjunto de hechos que él conoce y que podrían atemorizar al expresidente”, explicó Moreno, agregando que “es una hipótesis que no se debe descartar”.

“Plantear estas cosas de la familia y que empezó la campaña sucia, es un poco de temor para que lo midan con una vara en que a la gente le resulta inaceptable y que esta separación entre negocios y política sigue siendo un tema.

Moreno agregó que el principal temor de Piñera es que estos casos judiciales mermen su capital político, dejándolo fuera del escenario presidencial y partidario. “Están afectando su imagen y a eso le tiene miedo, esas son las amenazas a su candidatura, más que sus adversarios internos como Ossandón o Kast, o el desorden a la Nueva Mayoría. A eso le tiene menos miedo”

“No descartaría que renuncie (a las presidenciales)”, finalizó Moreno.

Renuncia en cuestión de tiempo

Por su parte, el cientista político Patricio Gajardo, teorizó sobre que realmente puede haber un tema familiar y que a la vez está siendo utilizado como una estrategia electoral. “El plan B, o la posibilidad de que Piñera deje la candidatura existe. Hace un tiempo era impensado que renunciara, pero ahora la situación se está complicando y se comienza a discutir que no compita en la campaña electoral, eso es lo que se produce”.

“Si la situación se complica, el presidente Piñera no va a asumir una candidatura si tiene posibilidades de perder. Por lo tanto, la chance de no entrar en la competencia, es bastante probable, aunque hay que ver cómo evoluciona el proceso”, concluyó el analista.

El expresidente Sebastián Piñera ha protagonizado una verdadera gira por los medios de comunicación, entregando su testimonio en medio de un momento complicado en lo político y lo familiar, producto de su eventual candidatura presidencial y la investigación en su contra por la inversión de su empresa Bancard en la pesquera peruana Exalmar.

Leer en Cambio 21

En Portada

cerrar