Columnas

4 de junio de 2018

Lo que dicen las omisiones de Piñera en su cuenta pública

Por Gemita Oyarzo

Y llegó el día de la cuenta pública. El presidente Sebastián Piñera estudió con bastante antelación cada detalle de su discurso para no dejar espacio a críticas. El intento fue inútil.

Pues más allá del optimismo que trató de transmitir a sus interlocutores, diversos sectores sociales y políticos expresaron su molestia y descontento por diversas demandas que tuvieron poco o nulo espacio en su mensaje. Aunque inició su alocución haciendo un llamado a la unidad, sus severas críticas a la administración de Michelle Bachelet no fueron reflejo de aquel llamado.

“Durante los últimos 4 años, nuestro país creció apenas un 1,7 por ciento en promedio anual. Es decir, solo la mitad del crecimiento del mundo y menos de un tercio del 5,3 por ciento que alcanzamos en promedio durante nuestro primer mandato. En suma, Chile tuvo el peor desempeño económico en tres décadas y vio amenazado aquel sólido liderazgo y dinamismo que había hecho de nuestro país un modelo para el resto de América Latina”.

A eso agregó las crisis en Carabineros, en el Sename, educación y salud. Tampoco se restó de mencionar la situación migratoria calificándola como algo que “simplemente, se salió de control”. Luego, naturalmente, resaltó que particularmente en materia de inmigración, su gobierno logró implementar una política efectiva. “Compatriotas, hemos puesto por fin orden en nuestra casa”, dijo Piñera ante el Congreso Pleno.

En los 137 minutos de mensaje, el más largo que ha entregado, Sebastián Piñera se paseó por las materias de educación, reforma tributaria, reforma previsional, seguridad pública y salud. Sin embargo, dejó varios puntos relevantes en simples menciones, sin propuestas definidas.

Equidad de Género

Específicamente en el tema de equidad de género, el cual ha explotado hace un tiempo con las tomas feministas de diversas universidades, el mandatario se limitó a recordar la agenda en la materia que lanzó hace unas semanas, en la que plantea, entre otros puntos, garantizar la igualdad de derechos y deberes de mujeres y hombres, y  sancionar la violencia en el pololeo.

Sin embargo, no anunció nada nuevo, pese a las presiones del movimiento feminista –término que Piñera nunca utilizó en su discurso-  de, por ejemplo, acabar con la educación sexista.

“Esta no es una lucha entre hombres y mujeres o de los hombres contra las mujeres. Esta es la lucha de todos los hombres de buena voluntad por construir un Chile más juntos, solidario y respetuoso”, dijo el mandatario en su mensaje a la nación.

Para la doctora en estudios Americanos y académica de la Universidad Diego Portales, Gemita Oyarzo, uno de los anuncios más llamativos del presidente fue la creación de un Ministerio de La Familia, pero considera que no hace más que replicar la mentalidad conservadora de la derecha chilena, en el sentido de que se sigue asociando a la mujer solo a un rol en el núcleo familiar. Además, criticó la intención gubernamental de despolitizar las demandas feministas.

“Cuando tú hablas de un Ministerio de la Familia y hablas de la maternidad como vitalidad para la sociedad, estás nuevamente suscribiendo una visión bastante conservadora de mundo femenino, y lo digo porque en las semanas anteriores, cuando estallan las tomas feministas en las universidades, en la voz del propio gabinete del presidente aparecieron aspecto como el que no había que politizar el debate, que estaban todos por los derechos de las mujeres, y sin embargo este debate sí es político, porque lo que nosotros cuestionamos es un modelo de sociedad que la derecha suscribe”.

Medioambiente

Otro tema en el que se critica al presidente de quedar en deuda es el medioambiental. Si bien anunció un nuevo sistema de evaluación de impacto ambiental, una nueva institucionalidad ambiental, e iniciativas para enfrentar el cambio climático, el director ejecutivo de Greenpeace, Matías Asún, consideró escaso el tratamiento del tema, sobre todo en un país en que hay grandes problemas con el agua y el mar.

“Nos parece completamente insuficiente el tratamiento y relevancia que el presidente le ha dado a los temas mediombientales en su discurso, de hecho, la palabra solo aparece apenas tres veces en todo el texto. Nos llama mucho la atención la escasa extensión y profundidad con lo que ha abordado el grave problema que enfrenta Chile por los devastadores efectos que está teniendo el cambio climático. Tampoco el presidente hizo mayor referencia al tema de la propiedad de las aguas, ni a las graves y diversas amenazas contaminantes que enfrentan hoy los mares de Chile.

Opinión distinta tienen desde la organización de conservación WWF Chile, donde su director, Ricardo Bosshard, valoró el hecho de que Piñera incluyera el cambio climático en sus tres desafíos para el futuro.

“Si bien existe un gran listado de demandas ambientales de las que Chile debe hacerse cargo, los temas que fueron abordados por el Presidente en su mensaje nos parecen positivos, principalmente al incluir el cambio climático entre los tres desafíos que tiene el país hacia el futuro, junto al envejecimiento de la población y la revolución tecnológica”.

Educación

En cuanto al tema educación, el jefe de Estado mencionó los que él considera ejes fundamentales: avanzar hacia un acceso universal y gratuito a la educación temprana; mejorar la educación técnico-profesional; mejorar la calidad de la educación en todos sus niveles y modernizar nuestro Sistema de Capacitación.

También anunció el envío de un proyecto de Ley que sustituirá al actual Crédito con Aval del Estado (CAE) y al Fondo Solidario de Crédito Universitario, por un Sistema Único de Créditos para todos los estudiantes de instituciones acreditadas de Educación Superior.

Este sistema será administrado por el Estado con una tasa de interés del 2 por ciento. La banca privada no intervendrá, como lo hace actualmente con el CAE.

Pese a aquello, para el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, los anuncios del presidente fueron muy generales y se limitaron a repetir lo que ya está dicho y hecho hace tiempo, por eso acusó pobreza del gobierno en el tema de educación.

“La verdad es que en materia educacional ha sido de una pobreza preocupante, lo que se observa en realidad es que en los hechos no existe una agenda de gobierno en materia educacional. No está la educación dentro de las prioridades del presidente Piñera, eso se evidencia cuando lo que hace son anuncios muy genéricos o bien repeticiones de situaciones que ya se están cursando”.

Pueblos originarios

Sin duda, uno de los temas más polémicos en Chile es el de los pueblos originarios, y en especial, los mapuches, por el histórico conflicto que mantienen con el Estado.

Al respecto, Sebastián Piñera dijo que impulsarán el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios, además de promover su cultura, cosmovisión, lenguaje y tradiciones.

También se refirió al conflicto en la Araucanía, al respecto dijo que su gobierno impulsará las iniciativas acordadas por el Grupo de Trabajo por el Desarrollo y la Paz en la Araucanía, donde se incorporan la regularización de títulos de propiedad y coadministración en áreas de desarrollo indígena.

Para el encargado de relaciones internacionales de la organización mapuche Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, los anuncios de Piñera en la materia dejan mucho que desear y aseguró que un eventual reconocimiento constitucional a los pueblos originarios no sirve de nada si no se acompaña con la autodeterminación.

“En los anuncios sobre la situación que afecta al pueblo mapuche y sus derechos, no hay nada nuevo, prácticamente se repiten todos los anuncios de su primer gobierno. Además, si eventualmente se produce el reconocimiento constitucional que él anuncia con el pueblo mapuche, para que sea útil debe incluir el derecho a la libre determinación y los nuevos derechos provenientes del derecho internacional, en contraposición a los intentos de continuar con la política de domesticación y colonialismo”, afirmó.

Leer en Radio U. de Chile

En Portada

cerrar