Columnas

5 de diciembre de 2016

Oficialismo podría ganar 13 intendencias con umbral de 40% para ser elegido gobernador

Por Mauricio Morales
Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Basado en los resultados de concejales, el oficialismo triunfaría sobre Chile Vamos. Además, el estudio afirma que la estrategia más conveniente es ir en un solo pacto.


Una simulación electoral del académico de la UDP Mauricio Morales (DC) muestra que la Nueva Mayoría podría ganar 13 de las 15 regiones en la primera vuelta, de implementarse el proyecto sobre elección popular de intendentes con una exigencia de un umbral del 40% para resultar electo.

El informe precisa que en la RM el triunfo de la Nueva Mayoría sobre Chile Vamos sería particularmente estrecho y en la zona norte se afirma que, pese a la supremacía oficialista, existiría un importante factor de incertidumbre por la presencia de partidos regionales e independientes.

El estudio toma como referencia los resultados de concejales obtenidos en los comicios municipales de octubre, en los que, según enfatiza el informe, a pesar de que la coalición oficialista perdió un número significativo de alcaldes, a nivel de concejales tiene un gran “contingente territorial” y mantiene mayoría en todas las regiones.

De todos modos, se menciona que si la simulación se hace con base en los resultados de alcalde, la Nueva Mayoría solo alcanza cinco regiones en primera vuelta, en contraste con Chile Vamos, que obtendría seis. Sin embargo, “es esperable que la elección del intendente tenga como predictor mayormente robusto los resultados de concejales que los de alcalde”, pues esta última tiene una “connotación mucho más local que la de intendentes”.

Es en este escenario que Morales apunta a que, para el oficialismo, lo más conveniente es implementar la elección popular de intendentes en 2017, “para mantener influencia política” en regiones en caso de perder la presidencial del próximo año.

Por otra parte, la proyección asegura que ningún partido de la coalición está en condiciones de ganar intendencias por sí solo. “Cualquier división del pacto implicaría un éxito de la oposición”, dice. De hecho, al hacer el ejercicio de proyectar a la DC y al PS compitiendo separados del resto de los partidos del bloque, ninguno de los pactos de centro izquierda ganaría una intendencia en la primera vuelta, con resultados “ampliamente favorables” a Chile Vamos.

Leer en Economía y Negocios

En Portada

cerrar