Columnas

1 de marzo de 2017

Partidos en el Bío Bío y “la dura” tarea del refichaje de militantes antes de abril

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Por Mauricio Morales
Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

En la región del Bío Bío, aseguran dirigentes, las metas están pronto a cumplirse, aunque reconocen que la reinscripción vía correo electrónico ayudará.

El próximo 14 de abril vence el plazo para que los partidos políticos reinscriban o refichen a sus militantes, de acuerdo a lo establecido hace poco menos de un año, con la promulgación de la nueva Ley de Partidos Políticos.

Durante muchos años, las versiones en torno a los padrones de militantes de los partidos apuntaban a que estos estaban inflados, y fue así como la nueva legislación estableció la obligación de depurar dicho registro, considerando que la nueva normativa establece la entrega de recursos, dependiendo de cuántos militantes tenga cada colectividad.

Desde a mediados del año pasado que las colectividades están en ese proceso, y a juzgar por lo acontecido en los últimos días, no ha sido del todo exitoso. De hecho, el Servicio Electoral (Servel) acogió la petición de un grupo de partidos para que la inscripción pueda hacerse a través del correo electrónico, y no presencial y con un ministro de fe. El trámite es simple. Cada militante que desee seguir perteneciendo a las filas de la colectividad de la cual, supuestamente, ha participado, debe enviar su carnet escaneado por correo electrónico y listo.

Claro, hasta antes de la solicitud al Servel, los militantes de los partidos tradicionales debían acercarse a la colectividad y manifestar, en presencia de un ministro de fe, su deseo de ser refichados.

Las elecciones internas, eran una buena oportunidad para ello. Sin embargo, exceptuando la DC, las cifras de participación de varios de esos comicios no superaron los 7 mil. En la Falange, en tanto, participaron 21 mil adherentes.

Las críticas a la medida del Servel, por cierto, no se hicieron esperar.

Inaceptable

En la región la presidenta regional de Evopoli, Francescas Parodi, también fue dura en el análisis.

“Las facilidades que estaría otorgando el Servel son inaceptables en cualquier sistema democrático sano. No nos olvidemos que el refichaje nace de la comisión Engel, para trasparentar los números de militancia. No puede ser que a meses de haber iniciado el proceso cambien las reglas del juego”, manifestó.

La representante de Evopóli recordó que “a los partidos nuevos se nos asfixió durante el proceso, que por cierto era ante notario, e incluso se nos subió la exigencia en algunas regiones una vez iniciado el proceso”.

Parodi recordó que “está medida busca transparentar el funcionamiento de los partidos, por lo que es de vital importancia que estos extremen sus medidas en pro de la transparencia y no busquen atajos, que pone en entredicho el objetivo de el refichaje. Las reglas del juego se tienen que acordar antes de que se inicie el juego y no durante, según más me convenga”.

¿Dónde está el gran problema para los denominados partidos tradicionales?

Pasa que quienes no alcancen la inscripción de los 18 mil y fracción de militantes, como lo estipula la ley, no van a poder competir en la elección parlamentaria con candidatos del propio partido, tampoco podrían levantar una opción presidencial.

En este caso, la UDI, y los partidos, Radical (PR) y Por la Democracia (PPD), aparecen como los más complicados, son los únicos que cuentan con carta presidencial definida (aunque los gremialistas no lo han explicitado es un hecho, que su carta será el ex Presidente Sebastián Piñera).

En Concepción, el presidente comunal del PR, Carlos Carrasco, dijo que “llevamos aproximadamente 8 mil militantes reinscritos y estamos trabajando por aumentar la cifra”.

Contó que “la Juventud Radical y las Asambleas Comunales en la región está liderando el proceso, con la instalación de stand y despliegue territorial”.

Dijo que el trabajo, de todas maneras, estaba comenzando y consultado por las críticas a la “ayudadita” del Servel, Carrasco comentó que “esto no es una carrera de autos donde gana quien llega primero y donde hay que bloquearle el paso al contrincante”.

En opinión del dirigente radical, “los partidos políticos son fundamentales en toda democracia, y las herramientas que entregan las tecnologías de la comunicación y la información están disponibles para toda la ciudadanía y los partidos no son la excepción”.

Por su parte, el presidente regional de la UDI, Jorge Fuente, comentó que “nuestra meta en la región del Bío Bío son dos mil 500 militantes, y llevamos una avance del 80%. En nuestro caso, la responsabilidad cae en cada distrito, por cierto, hay algunos que están más avanzados que otros”.

Fuentes, de hecho, dijo que hay algunos distritos donde la meta ya se cumplió com creces como Arauco, Concepción y Talcahuano-Hualpén. Sobre la polémica, dijo que esta era una buena opción para ir modernizando el sistema.

Presidente PPD: “todos se tienen que mover”

En una entrevista concedida a El Mostrador, el director del Observatorio Político Electoral de la Universidad Diego Portales, Mauricio Morales, analizó las implicancias de la nueva ley, y entre otras cosas, manifestó que uno de los partidos más complicados era el PPD.

En Bío Bío, su presidente regional, Bernardo Daroch, reconoció que en algún momento el escenario era complejo, pero había cambiado.

Dijo que cada región tenía su cuota para reinscripción de militantes. Así de un total de 18 mil a nivel nacional, el Bío Bío debe aportar con mil 300 inscritos, aunque no se quiso aventurar con un porcentaje de avanza, pues dijo, “esos refichajes se van directamente a Santiago, porque lo que no queremos es entrampar esto en burocracia”.

Daroch dijo que a nivel regional tienen autoimpuesto como plazo el 28 de marzo para enviar las fichas.

“El partido tomó una determinación respecto a la cantidad de refichajes que se les va a pedir a cada parlamentarios y candidatos a distintos cargos. Es decir, aquí todos se van a tener que mover. Son 400 para los senadores, 300 para los diputados y 100 para los consejeros regionales”, sostuvo.

Leer en Diario Concepción

En Portada

cerrar