Columnas

11 de marzo de 2015

Presidenta da directrices comisión que propondrá normas sobre relación política-negocios

Por Mención a Claudio Fuentes

claudio fuentes

 

 

 

 

 

 

Mención a Claudio Fuentes, director de la Escuela de Ciencia Política UDP.

Entre los 16 integrantes de la comisión figuran una ex ministra, una ex senadora, centros de estudios, un miembro de una institución querellante en el caso Penta y uno de los denunciantes del caso Karadima.

Con una bandera chilena como telón de fondo, dos pantallas LED y más de 150 invitados —entre ellos, los ex jefes de Estado Ricardo Lagos y Sebastián Piñera—, la Presidenta Michelle Bachelet dio a conocer ayer al “Consejo Asesor Presidencial contra los conflictos de interés, el tráfico de influencias y la corrupción”.
Eran casi las 20:00 horas cuando la Mandataria ingresó al Patio de los Cañones junto a catorce de los 16 miembros del Consejo. En el escenario la esperaban sus ministros políticos, y entre los invitados destacaban representantes de diversos sectores de la sociedad, como de iglesias, empresarios, centros de estudios, los presidentes de todos los partidos políticos y ONGs, entre otros.
La ceremonia comenzó con un saludo enviado por los ex presidentes Patricio Aylwin y Eduardo Frei, quien se encuentra fuera de Santiago. Luego fue el turno de la propia Mandataria, que en los 16 minutos que duró su discurso entregó su propuesta para hacer frente a la difícil situación que se ha generado en el marco de la relación entre la política y los negocios; entre esos, los casos Penta y Caval.
“Esta es una situación grave, a la que todos juntos tenemos que poner freno”, expresó la Jefa de Estado, quien fijó las directrices para la comisión, las que apuntan a combatir el tráfico de influencias, conflictos de interés y la corrupción.
Bachelet destacó que el escenario actual requiere una solución institucional, que se debe actuar con celeridad, sin cálculos políticos, y afirmó que lo que está en juego es la democracia, el mercado y el rol del Estado.

La Presidenta además sostuvo que “hemos visto cómo algunos usan el poder de su dinero para influir en las decisiones de la democracia; es decir, para influir en las decisiones que nos afectan a todos. Y hemos visto también cómo algunos usan la influencia que otorgan los cargos democráticos y públicos; es decir, los cargos que están para servir a todos los ciudadanos y ciudadanas, para obtener ventajas personales”.

Ver nota completa en El Mercurio

 

En Portada

cerrar