Columnas

26 de septiembre de 2018

Reconocimiento de pueblos indígenas: reveladora encuesta a senadores y diputados muestra lo que está en disputa

Por Claudio Fuentes

¿Qué opinan nuestros parlamentarios sobre las leyes que se necesitan para reconocer derechos y culturas de los pueblos indígenas? En la antesala del envío del proyecto sobre reconocimiento genérico de pueblos indígenas, el Laboratorio Constitucional de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales encuestó cara a cara a senadores y diputados (92,4%). La confrontación entre Estado Multicultural y Estado Plurinacional se resuelve a favor de la primera (48,1%), punto que divide a la DC y al PPD, mientras que una amplia mayoría –transversal, con excepción de la UDI- está a favor de la devolución de tierras. Vea aquí toda la información que alimentará un debate clave.

El debate sobre los pueblos indígenas es profundamente ideológico, qué duda cabe. Responde a cosmovisiones alternativas de imaginar el modo en que nos relacionamos en sociedad. Unos se imaginan una sociedad donde todos formamos parte de un mismo ethos, donde todos somos parte de una misma identidad que denominamos “nación”, esto de ser “chilenos”. Otros se abren a aceptar que en un mismo territorio conviven diferentes culturas (multiculturalidad), donde lo que nos diferencia son las tradiciones y una historia que nos marca en el modo en que se van explicitando nuestras creencias. Finalmente, hay quienes defienden la idea que en un mismo territorio conviven diferentes “pueblos” o “naciones” (plurinacionalidad).

De cada una de estas cosmovisiones se derivan políticas radicalmente distintas. Quienes niegan las diferencias, por ejemplo, rechazarán cualquier política que establezca distinciones por procedencia étnica. Quienes en cambio defienden la multiculturalidad, aceptarán políticas que atiendan la diversidad cultural, pero serán muchísimo más cautos a la hora de otorgar derechos políticos y/o territoriales a los pueblos indígenas. Quienes creen en la plurinacionalidad defenderán la idea que los pueblos indígenas gocen de autonomía territorial, que puedan autogobernarse o auto-determinarse en tanto colectivo.

En el Laboratorio Constitucional de la Universidad Diego Portales encuestamos al conjunto de representantes del Congreso Nacional para precisamente evaluar si aquellas cosmovisiones se expresan en las opiniones de los parlamentarios. El instrumento fue respondido por el 92,4% de los y las legisladoras. La encuesta se aplicó entre mayo y agosto de 2018.

Encontramos que existen tres grupos distintivos: quienes se inclinan por favorecer la idea de un Estado Nacional que no realiza distinciones (16,9%); quienes en cambio favorecen la idea de reconocer al Estado de Chile como multicultural donde conviven diferentes culturas (48%); y quienes se inclinan por la idea de reconocer al Estado como plurinacional, donde conviven diferentes naciones (34%).

Ahora bien, la ideología es un determinante muy significativo en la organización de estas cosmovisiones. Por ejemplo: en el 38,5% de los parlamentarios de RN y el 27,3% de los representantes de la UDI prima la idea de no favorecer distinciones. El ideal de un Chile más homogéneo y unido en una sola identidad nacional se manifiesta con más fuerza en esos dos partidos.  De ahí que ambas colectividades sean mucho menos favorables a políticas tales, como dar cupos reservados a indígenas y otorgar autonomía territorial a los pueblos indígenas.

Quienes en mayor grado favorecen el reconocimiento de Chile como Estado multicultural, se ubican también en la derecha y en el centro político. Evópoli, la UDI, RN, un segmento del PRSD, otro del PPD y de la DC se inclinan por esta alternativa. Aquí se favorece el reconocimiento cultural, el respeto del patrimonio y políticas de devolución de tierras. Los representantes de estos partidos brindan muy poco apoyo a políticas asociadas a la autonomía territorial.

El PPD, ideológicamente, es un híbrido en esta materia, toda vez que contiene entre sus representantes sectores multiculturalistas que favorecen la autonomía territorial y multiculturalistas que no la favorecen.

La izquierda ideológica (PS, PC, Frente Amplio) se inclina muy mayoritariamente por el ideal de la plurinacionalidad. Favorecen en forma muy sistemática políticas de devolución de tierras, establecimiento de cupos reservados y otorgarles autonomía territorial a los pueblos indígenas. Es decir, aceptan que el Estado de Chile debe reconocer derechos políticos, territoriales y culturales a los pueblos que habitan en el territorio.

Así las cosas, el debate sobre los pueblos indígenas que se inaugurará en los próximos meses en el Congreso Nacional tenderá a organizarse en la confrontación de dos grandes paradigmas: el de la multiculturalidad, que colocará énfasis en las cuestiones culturales (lengua, tradiciones, reconocimiento simbólico); y el de la plurinacionalidad, que enfatizará los temas de autodeterminación, derechos políticos, culturales y territoriales. Ideológicamente, es un tema donde los partidos de izquierda de la ex Nueva Mayoría y del Frente Amplio tienden a encontrarse. A su vez, es un tema que dividirá internamente a la Democracia Cristiana y al PPD. Hasta cierto punto, también es un tema que divide a Chile Vamos, en particular, en algunos aspectos donde se advierten diferencias entre el sector más liberal de Evópoli y la dupla más tradicional del pacto: RN-UDI.

La confrontación de cosmovisiones no es anodina o superficial. Esta confrontación nos habla de diferentes comprensiones sobre el modo en que queremos relacionarnos en una sociedad; unos apelarán a un ethos único e indivisible y verán con temor el reconocimiento de la diversidad; otros valorarán la diversidad cultural; y están aquellos que apelarán a la necesidad de reconocer más sustantivamente a diversos pueblos que conviven en un mismo territorio: un Estado, varias naciones.

Esta pugna de cosmovisiones, quizás, solo quizás, abrirá la puerta a la construcción de alianzas, eventualmente movilizará actores y ciertamente forzará pronunciamientos. Porque precisamente el sentido de la ideología es ese: favorecer la organización de ideas que van definiendo campos de disputa de poder. La batalla por el reconocimiento de pueblos indígenas representa una dimensión central respecto del modo en que se desea entender las relaciones sociales, y es precisamente aquello lo que está en disputa: una nación, varias culturas, o varias naciones que conviven en un territorio.

Acceda aquí al Estudio completoLa encuesta -parte del Proyecto Fondecyt 1170025- se realizó entre los meses de mayo y agosto de 2018. La investigación estuvo coordinada por el profesor Claudio Fuentes, quien es además investigador asociado del Centro de Estudios Interculturales e Indígenas. El trabajo de campo lo realizó la empresa Subjetiva.

Leer columna en Ciper Chile

En Portada

cerrar