Columnas

28 de octubre de 2016

Sólo 22 de los 96 ganadores de las primarias triunfaron en las elecciones municipales

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Por Mauricio Morales
Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral UDP

Experto electoral asegura que esto confirma que las primarias “no son el único ni el mejor mecanismo de selección de candidatos” y que tanto Chile Vamos y la Nueva Mayoría “sólo fueron a desafiar incumbentes”.

En el pasado mes de junio, por primera vez de forma legal y regulado por el Servicio Electoral (Servel), los partidos políticos sometieron a sus candidatos a primarias y así definieron quiénes serían los que finalmente competirían en la elección municipal del 23 de octubre.

La herramienta se utilizó en 96 comunas y participaron sólo 282.506 chilenos y ahora en los sufragios del domingo pasado, aplicados en todo el país, se contaron un total de 4.931.041 votos emitido de un padrón total de 14.121.316.

De quienes ganaron en las primarias y por lo tanto participaron como candidato definitivo, sólo 22 son nuevamente triunfadores y hoy son alcaldes electos.

Para el director del Observatorio Político Electoral de la Universidad Diego Portales, Mauricio Morales, esto demuestra que “las primarias no son el único ni el mejor mecanismo de selección de candidatos”.

Ni Chile Vamos ni la Nueva Mayoría

“Esta es una lección para todo el mundo que señala que las primarias son el mecanismo ideal y que eso produce una amplia movilización ciudadana ya que la gente quiere participar en primarias. Estos resultados echan a suelo esta tesis que ha sido bien popularizada en el mundo de centro izquierda sobre todo”, recalcó.

La poca capacidad de movilización de electores de las dos coaliciones dominantes en la política nacional quedaría evidenciada en las tres comunas en donde ambas hicieron primarias: Arica, Concón y San Fernando. Ya que justo en estos casos ni Chile Vamos ni la Nueva Mayoría logró ubicar a su ganador en el sillón municipal sino que lo hizo un Liberal y dos independientes respectivamente.

El experto además criticó la forma en que los partidos utilizaron esta herramienta, ya que sólo buscaron proteger a sus alcaldes en ejercicio e hicieron primarias en los lugares electoralmente menos favorables para ambas coaliciones.

“Los partidos llevaron a primarias comunas en donde ellos iban a desafiar (…) Si es que yo gano una primaria y voy a desafiar a un alcalde poderoso, aunque gane la primaria igual voy a perder. Entonces más que explicar la razón en este resultado de ahora, tenemos que buscar la explicación en lo que pasó, y lo que pasó fue que las coaliciones protegieron a sus incumbentes y solamente llevaron a primarias a comunas donde no tenían representación, por lo tanto este resultado no es en absoluto sorprendente desde ese punto de vista”, explicó Morales.

“Los casos curiosos”

Al desmenuzar la comparación entre primarias y elecciones municipales se puede evidenciar que por ejemplo en Pozo Almonte, el candidato por Renovación Nacional, Héctor Castañeda sólo logró reunir 10 votos más de lo que obtuvo en el primer sufragio y pasó de 468 a 478 preferencias, siendo finalmente derrotado.

Casos “curiosos” se dieron en otras comunas en las que el candidato incluso obtuvo menos votos que en primarias: En Cabrero, Oscar Órdenes (RN) sacó 1.134 votos en la primera competencia y ahora perdió con 602 votos.

Algo similar le ocurrió a José Ruiz (ind-Chile Vamos) por quien 111 personas votaron por el en Saavedra y ahora sólo lo hicieron 79.

“Esto ocurre por los niveles de competencia que hay al analizar cada una de las comunas cuando se enfrentan a un candidato mucho más poderoso. No saben desafiar al incumbente (alcalde en ejercicio) quien es el que generalmente tiene más apoyo”, detalló el académico de la UDP.

Leer artículo en Emol

En Portada

cerrar