¿Y si el rating fuera votos? El desempeño de los candidatos en TV

Publicado por Fernando García Naddaf en Publimetro el Lunes, 13 de noviembre de 2017 en Columnas.
Fernando García Naddaf, académico de la Escuela de Ciencia Política UDP

Fernando García Naddaf, académico de la Escuela de Ciencia Política UDP

A menos de una semana de que se realice la elección presidencial, este domingo 19 de noviembre, los ocho candidatos a La Moneda han sido parte de los programas políticos que los distintos canales de la televisión chilena dispusieron para dar a conocer las propuestas y los perfiles de Carolina Goic, José Antonio Kast, Sebastián Piñera, Alejandro Guillier, Beatriz Sánchez, Marco Enríquez-Ominami, Eduardo Artés y Alejandro Navarro. Canal 13 propuso un ciclo de presidenciables de “En buen chileno”, CHV también contó con los aspirantes al sillón presidencial en su programa “Aquí está Chile”, mientras que TVN creó un formato llamado “Candidato llegó tu hora”.

“Históricamente, la televisión ha sido el medio por excelencia de las campañas políticas. Es capaz de hacer despegar una candidatura o hundirla. Lo vimos con Manuel José Ossandón. La perfomance en televisión ayuda”, afirma Alberto Luengo, director de Prensa de TVN. “La penetración de Facebook y Twitter es grande, pero la tele es transversal. Sobre todo para la gente que es mayor. Sigue siendo la plataforma madre”, concuerda Humberto Sichel, conductor del programa de CHV.

Es por ello que, si el rating se tradujera ficticiamente en votos, Sebastián Piñera sería el que, por personas que miraron los programas, se instalaría en La Moneda desde el próximo 12 de marzo de 2018. La participación del candidato de Chile Vamos obtuvo un promedio de 8,3 puntos en el espacio “En buen chileno” y 11,4 en “Candidato llegó tu hora”, cifra que es el resultado de la suma de TVN y 24 Horas, ya que se emitió por ambas plataformas en simultáneo, según datos entregados por los respectivos canales. En ambos programas, el ex Presidente fue el último invitado de cada ciclo.

“En el caso particular de ese programa, se dieron tres circunstancias interesantes, una política y el resto de televisión”, advierte Luengo. “La política es que Sebastián Piñera va encabezando todas las encuestas de opinión y la gente siente que es interesante, porque eso es lo que va a ver en su gobierno. La televisiva es que a diferencia del domingo y martes, donde había competencia por el mismo público, los miércoles (día en que se presentó el candidato) no hay otro programa político. La otra que marca mayor diferencia, fue que armamos un panel más ciudadano y atractivo para la audiencia media. Eso hizo que nuestro ciclo tuviera más audiencia que los otros. El peak nuestro fue mayor. Ése fue el objetivo del programa, atender el interés del público”, explica. En el caso de CHV, pese a haber asistido durante las primarias, Piñera declinó la segunda invitación del canal ubicado en Machasa.

Del otro lado se encuentra Eduardo Artés, quien fue el que menos rating tuvo en relación con los otros presidenciables en los tres programas. “Hay candidatos que despiertan más interés que otros y que saben manejar los códigos de la televisión. Marco lo hace. Artés es el más débil. La gente no tenía mayor interes en conocer sus propuestas”, opina Sichel. “El más plano fue Artés, que tiene un discurso sin tantos matices”, agrega Luengo sobre el desempeño del representante de Unión Patriótica en “Candidato llegó tu hora”.

En el caso de los seis candidatos restantes, tanto para el director de prensa de TVN como para el periodista de CHV, todos lograron aprobar el examen sin grandes daños. “Se han profesionalizado las campañas y los candidatos tienen herramientas que les permiten sortear las vallas televisivas”, dice Luengo. “Me pareció que estuvo bien Enríquez-Ominami. Básicamente, porque tiene el hándicap a favor de que es su tercera candidatura. Muchas veces se buscan respuestas con cifras y él las tiene. Sánchez maneja bien los tiempos. Y juega muy bien con sus respuestas. Kast salió bien parado para su público. Él te puede decir algo que es una barbaridad y lo dice de manera calma, considerando que su discurso es más extremo”, relata Sichel.

Estos tres esfuerzos editoriales con cada candidato en solitario tuvieron una audiencia que dejó contentos a sus equipos. “En buen chileno” promedio 6,1 puntos de rating en sus seis episodios (Navarro y Artés compartieron programa y Sánchez no asistió), “Aquí está Chile” obtuvo 6,2 en sus seis emisiones (a la ausencia de Piñera se sumó la cancelación de Guillier) y “Candidato llegó tu hora” tuvo 8,1 en sus ocho capítulos. Para tener una referencia, el nuevo estelar de Canal 13, “Diana”, promedió 8,6 puntos de rating online, según datos de la señal del Grupo Luksic.

“Cuando uno hace este tipo de programas, el rating es un factor, pero no es el único. Lo que buscamos fue cómo hacemos para generar interés en el público con un contenido que está siendo atractivo para la audiencia. El rating sirve para ver el interés de ciertos contenidos”, cuenta Luengo.

“Me gustó este formato en particular. Por lo general se tiende a hablar de lo más macro a lo específico. Partimos con la lógica inversa desde la situación de un ciudadano específico y de ahí a lo macro”, afirma Sichel.

“Fue un programa intenso, ágil, que puso temas en la agenda y que nos permitió extender el éxito que ha tenido el programa que tanto en pauta como en sintonía tiene en su edición dominical”, concluye Marcelo Hilsenrad, gerente de Operaciones de Prensa de Canal 13.

 La mirada crítica

“Las redes sociales siguen siendo una ficción en muchas cosas”, asegura Fernando García Naddaf, experto en comunicación política y panelista de “La mañana” de CHV. “La gente nombra a Obama o Trump, pero se abstrae de que ellos se construyeron a través de los medios de comunicaciones de masa. Las redes les permiten entrar a los medios masivos”, agrega. Para el periodista, el más preparado es Marco Enríquez-Ominami, ya que se nota que hay toda una puesta en escena, coaching, un trabajo no verbal y de dicción que me ha llamado la atención”. “Goic también lo ha hecho muy bien. Se nota que hay coaching, trabajo en su gestualidad y sabe que su debilidad es una falta de energía”, agrega.

El académico UDP señala a José Antonio Kast como uno de los candidatos a los que le ha ayudado la pantalla. “Le sirvió mucho para tirar el mensaje a su público objetivo. No sé si su público ve redes sociales”, destaca, pero advierte: “Para conquistar a un electorado, ha sido muy agresivo”. En la otra vereda están, para él, Beatriz Sánchez y Alejandro Guillier. “Conociendo estas lógicas no las aprovechan. Hay pocos rasgos identitarios. En el caso de Bea, incluso, más que Guillier. No ha logrado generar un perfil. Está tan poco cuidada su imagen”, asegura.

Sobre los polos en cuanto a rating en los tres programas políticos revisados en la nota principal, el académico sorprende. “Me da la sensación de que Sebastián Piñera se está viendo muy viejo en televisión y se le nota. Tiene buen manejo de las cosas que se le cuestionan. Empieza a hablar como presidente y con eso le basta”, dice. “Artés le habla a su electorado. Uno puede no compartir el discurso de Artés, pero llega a su electorado. Puede que a muchos no les guste, pero su objetivo es visibilidad”.

Leer nota en Publimetro

Licencia Creative Commons

Instituto de Investigación en Ciencias Sociales - Universidad Diego Portales. El contenido de nuestro sitio está bajo una licencia Creative Commons Chile.