Columnas

19 de junio de 2014

¿Y si Velasco fuera DC?

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
Por Mauricio Morales

Mauricio Morales

 

 

 

 

 

Mauricio Morales

Columna publicada el 19 de junio de 2014 en La Tercera

Aunque es muy temprano para especular sobre la futura carrera presidencial, los mismos aspirantes ya están jugando sus fichas.Mientras la Alianza confía en el liderazgo de sus dos senadores por la Región Metropolitana, en la Nueva Mayoría la competencia, muy probablemente, será entre representantes de sus partidos y candidatos independientes. Entre ellos, Andrés Velasco.

La única posibilidad de que Velasco asome como un serio aspirante a La Moneda es aliándose con algún partido de la Nueva Mayoría. El camino de la independencia y del desprestigio hacia los partidos,afortunadamente para Chile, es la ruta equivocada. Si Enríquez-Ominami se está acercando a la Nueva Mayoría, no hay razón para que Velasco tome un camino distinto.

A pesar del cambio al sistema electoral, el hecho de pertenecer a una de las dos grandes coaliciones es una enorme ventaja. Por ahora, esa ventaja corre por el lado de la Nueva Mayoría.

En la dinámica de tira y afloja en que se encuentra el PDC con los partidos de izquierda, hay suficiente espacio para generar una candidatura crítica de la derecha, pero también sospechosa de los partidos de izquierda.Además, ese representante debe contar con un atributo central para el PDC: moderación en los cambios institucionales, y particular vocación por los pobres y la clase media. Velasco cuenta con una información adicional. Sabe que el PDC jamás respaldará la candidatura de Enríquez-Ominami y que, de someterse a una primaria, redoblará sus esfuerzos para triunfar con otro candidato, incluido el mismo Velasco.

Naturalmente, esto no es excluyente con la posibilidad de que el PDC levante un candidato propio. Esto dependerá de cuán decidida esté Ximena Rincón. Por ahora, es la única representante del partido que goza de cierta popularidad.

¿Cuál es el problema de Velasco? Los resultados de la primaria mostraron que su apoyo bordeó el 50% en comunas como Vitacura, Las Condes, Lo Barnechea, y el 30% en La Reina, Providencia y Ñuñoa. En los sectores urbanos populares su rendimiento fue significativamente más bajo. No alcanzó los dos dígitos en La Pintana, Lo Espejo, San Ramón, Lo Prado, entre otras. ¿Qué de “popular” tiene Velasco? Muy poco. ¿Cuál es la base de apoyo del PDC? Precisamente donde Velasco es débil: segmentos urbanos pobres y comunas rurales. Desde un punto de vista estratégico, entonces, la dupla Velasco-PDC resulta prácticamente imbatible. Incluso enfrentando a Enríquez-Ominami en una primaria, Velasco contaría con la primera opción. Entre ambos candidatos, además, atraerían el voto joven, haciendo de esta competencia una verdadera reivindicación de la participación electoral y de la renovación de liderazgos.

¿De qué depende la consagración de la dupla Velasco-PDC? No depende de Velasco, quien feliz recibiría el apoyo del PDC. Esta nueva coalición, en realidad, depende de cuán dispuesto esté el PDC a renunciar nuevamente a favor de un candidato de izquierda, y de cuán hábil sea Rincón para evitar que sus camaradas se rindan a favor de Velasco. Lo cierto, eso sí, es que cualquiera sea el resultado, la renovación política de Chile ya será una hecho. Paradójicamente, Enríquez-Ominami, Velasco o Rincón cumplirán el gran sueño de Parisi: jubilar a parte de la clase política chilena que ha sido protagonista de los últimos 25 años.

En Portada

cerrar