Noticias

11 de octubre de 2016

Angela, Boitano, académica de la Escuela de Sociología publicará artículo sobre etnia y género

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
angela boitanoA la académica de la Escuela de Sociología, Angela Boitano, le aceptaron recientemente el artículo científico “La etnia y el género en relatos de mujeres profesionales intelectuales mapuche: tradición y emancipación”, que se publicará en el año 2017, como parte del volumen 52 de la revista Latin America Research Review (LARR).
¿En qué consiste el artículo?
Es un artículo que resultó luego de una investigación que hice con Alejandra Ramm, sobre mujeres indígenas y sus relatos sobre etnia y género. Hicimos un libro junto a cuatro mapuches, tres mujeres y un hombre con estudios superiores. Luego de esa investigación, quedaron dando vueltas algunas preguntas y eso me inspiró para hacer un artículo. El texto se llama “Relatos de mujeres intelectuales indígenas, tensiones entre tradición y emancipación”. El artículo reflexiona en torno a tres preguntas. La primera, era si acaso las demandas étnicas ubican a las mujeres siempre en lugares subordinados. Cuando se construyen movimientos sociales de base étnica, se construye un sujeto político que apela a una tradición y ahí cuando uno mira a todos los pueblos originarios, lo que ocurre es que esa tradición tiende a ubicar a las mujeres en lugares subordinados. La segunda pregunta que nos hacíamos era si esa recepción de las mujeres de una categoría de género era contradictoria con las demandas indígenas.

La tercera pregunta, tiene que ver con si el movimiento autonomista es más culturalista o político. Como hipótesis, pensaba que los movimientos autonomistas son mucho más consistentes. Estas tres preguntas, lo que hacían finalmente era que estaban marcadas por la emergencia de esta figura del intelectual indígena. No es una categoría muy bien aceptada en nuestros entrevistados mapuche, porque les parece que es una categoría muy occidental, pero a mí me gusta mucho la categoría de intelectual, porque creo que en particular en este artículo, lo que señalo es que estas tres preguntas cuando uno las contesta, siempre emerge esta figura de intelectual que ha recorrido distintos lugares sociales, culturales y geográficos también, pero que se identifica con ser mapuche.

 

¿Qué reflexiones se obtuvieron?

Al final del artículo me hago cargo de las tres preguntas. En primer lugar, pensaba que potenciar una agenda de género no es contraproducente con la lucha por la autonomía, por el contrario, en la agenda como movimiento político, es imprescindible incorporar este grupo que son las mujeres. También pienso, que las demandas cuando son étnicas o culturalistas, que tienden a ubicar a las mujeres en lugares subordinados, lo desecho, lo desecho, va a depender de quién construye el relato. Finalmente, la tercera pregunta era sobre la agenda autonomista, yo pienso que si, esta agenda recoge la diversidad del mundo indígena, asume la identidad del indígena hoy.

¿Cómo se llevó a cabo la metodología de trabajo?

El artículo es el resultado de un trabajo de investigación que se tradujo en un libro y de ahí quedaron dando vuelta algunas preguntas. Ese proyecto fue una investigación con entrevistas, hicimos historias de vida, entrevistamos a doce personas, la mayoría mujeres. Eran personas que se identificaban a si mismos como mapuche, que tuvieran entre 35 y 45 años, y también pedimos que fueran personas que hubieran hecho cursos de posgrado. En el camino nos dimos cuenta que lo más sensato para nuestra metodología más participativa y transversal, era no hacer un artículo o libro donde habláramos sobre estas entrevistas, sino que hicimos un libro con ellos, invitamos a estas personas a hacer un libro con nosotros, entonces cada uno escribió su capítulo. Fue muy interesante, porque en general las metodologías en ciencias sociales tienden a reproducir una situación de desigualdad, donde el investigador tiene el poder, investiga y pregunta y luego escribe sobre esa gente y aquí nosotros nos dimos cuenta que esa era una metodología que no podíamos usar, porque no podíamos hablar por un grupo que tenía voz propia.
¿Cuál es el aporte a la investigación?

En Portada

cerrar