Chilenos y consumo responsable: ¿Gusto, moda o bien común?

Nuestras prácticas de consumo tienen un efecto sobre la sociedad y el medio ambiente; el consumo responsable es aquel que toma en consideración estos efectos.  Para poder potenciar dicha práctica, es necesario saber cuáles son las percepciones y prácticas de la ciudadanía al respecto. En el marco del proyecto Choices , que agrupa un consorcio de Universidades y ONGs de Chile, Brasil y el Reino Unido[1] con el objetivo de pensar  el consumo responsable y las compras públicas sustentables, la VIII  Encuesta de Opinión Pública UDP 2012 incluyó un modulo sobre consumo responsable, indagando en las percepciones de los chilenos (as) sobre las prácticas vinculadas a este tipo de consumo.

Más allá del beneficio personal

En la investigación,  se encontró que la mayoría de los entrevistados priorizaban los criterios ambientales a la hora de comprar, particularmente aquellos relacionados con el ahorro de energía.
Al observar los resultados comparando distintos grupos de encuestados,  se observan algunas diferencias importantes: los grupos de menor nivel socio económico y mayor edad tienden a darle más relevancia al hecho de que el producto sea chileno en sus criterios (este es el principal criterio en los grupos de más edad y el tercero en los sectores de NSE bajo). Por su parte, los sectores de mayores ingresos le dan más  importancia a las condiciones de trabajo por sobre lo ambiental.

Asimismo, un porcentaje importante de la población considera el consumo como una práctica que puede contribuir a generar cambios sociales; un 81,2% está de acuerdo o muy de acuerdo con la afirmación “a través de mis decisiones de compra puedo contribuir a generar una sociedad más justa”. Por su parte, los sectores de mayores ingresos tienden a ver más posibilidades de acción en el consumo que los sectores de bajos ingresos; por ejemplo, el 84.1% de las personas de NSE alto está de acuerdo o muy de acuerdo con que a través de sus decisiones de compra pueden contribuir a generar una sociedad más justa, mientras que en el caso del NSE bajo, este porcentaje llega al 73.8% de los encuestados.

Mientras el 24,1% de los consumidores de NSE alto está muy de acuerdo con que “los consumidores han cambiado mucho en los últimos años y hoy esperan más de las empresas en materias ambientales y sociales”, solo un 15,6% de los sectores de NSE bajo piensa lo mismo.

Las muchas facetas del consumo responsable

Existen apreciaciones disimiles acerca de las formas en que uno puede ser un consumidor responsable. Por ejemplo, un 80,4% de la población está de acuerdo o muy de acuerdo con que “consumir de manera responsable es comprar productos que no dañen el medioambiente”; sin embargo, un 72,7% de la población está de acuerdo con la afirmación “consumir productos sustentables es caro y generalmente mi presupuesto no me alcanza.”

Asimismo, muchos de los encuestados consideran que consumir no es solo comprar, sino también utilizar responsablemente los recursos; un 77,3% de los encuestados cree que el consumo responsable involucra consumir lo menos posible.  Por otro lado, mientras que el 71,2% de las personas mayores de 61 está de acuerdo con la afirmación anterior, el 81,1% de las personas mayores entre 18 y 29 consideran que “consumir de manera responsable es consumir lo menos posible”.

¿Moda, gusto o bien común?

Respecto a las causas que llevan a  los chilenos a reciclar y a comprar productos que cuidan el medioambiente, un 37,7 % de los entrevistados considera que el consumo responsable se relaciona con la visible crisis medioambiental, y un 30% que esto de debe a la búsqueda de una vida más sana. Asimismo, el 11,3% cree que los chilenos han comenzado a reciclar porque está de moda y el mismo porcentaje lo atribuye a su conveniencia en términos económicos.

Ver informe completo aquí:
Consumo responsable y ciudadanía

Más información en: http://choices.concoctions.ca/


[1] El proyecto Choices es un consorcio de Universidades (Universidad de Londres, Universidad Federal de Río de Janeiro y Universidad Diego Portales) y ONGs  (Instituto Akatu, Fundación Ciudadano Responsable y Ethical Consumer Research Association), y es financiado por el Consejo para la Investigación Económica y Social del Reino Unido (ESRC) y el Departamento para el Desarrollo Internacional (DFID).

 

Licencia Creative Commons

Instituto de Investigación en Ciencias Sociales - Universidad Diego Portales. El contenido de nuestro sitio está bajo una licencia Creative Commons Chile.