Claudio Fuentes expuso en Harvard sobre demanda por igualdad política

Invitado por el Centro Rockefeller para estudios de América Latina de la Universidad de Harvard, el director del ICSO, Claudio Fuentes, participó del seminario “Rethinking Chile at the beginning of the 21st Century”.  El seminario reunió en Cambridge, Massachusetts,  a un grupo de académicos que ha participado del programa becas Luksic Fellow en dicha universidad en los últimos 10 años.

El evento partió con un panel donde participaron algunos rectores de universidades chilenas, incluyendo al rector de la UDP, Carlos Peña, al de la PUC, Ignacio Sánchez y al de la UAI, Andrés Benítez. Ellos discutieron sobre los desafíos de la educación superior en Chile.

En el panel de reformas políticas, Fuentes planteó que la dinámica de transformación de las reglas del juego están marcadas por la inercia histórica: “Los políticos de hoy repiten un repertorio relativamente conocido por los políticos de ayer y este repertorio conlleva dos grandes motivaciones que son reducirle poderes al Presidente y buscar nuevos electores para alterar el balance de fuerzas en la sociedad”. La estrategia dominante para alcanzar estos dos objetivos ha sido mediante acuerdos intra élites top-down. Agregó que esta adaptación institucional no siempre ha favorecido la estabilidad del sistema.

El segundo argumento es que, como los actores políticos tienden a favorecer intereses de corto plazo, las “adaptaciones institucionales” muchas veces tienen efectos inesperados que debilitan más que fortalecer el proceso democrático.  Las correlaciones de poder unido a las ambiciones partidistas específicas provocan transformaciones institucionales que eventualmente afectan la legitimidad del sistema, y profundizan la brecha entre élites y ciudadanía.

Ejemplificó esto con la reducción del mandato presidencial, que al acortarse a 4 años ha estimulado políticas públicas cortoplacistas y ha generado el problema del “pato cojo” desde el inicio del gobierno. Otro tanto ha sucedido con el voto voluntario que más que incentivar la participación, la ha reducido; o con las primarias voluntarias que ha aumentado el costo de las campañas aumentando las barreras de acceso a la competencia política.

Sostuvo que la única forma de resolver este dilema, mejorando la legitimidad de las instituciones representativas y fortaleciendo las instituciones democráticas es por la vía de un programa coherente y articulado de reformas que, por una parte, permitan una mejor representación, pero que al mismo tiempo favorezcan condiciones más igualitarias de participación y competencia.  “Se requiere re-direccionar el tipo de reformas políticas que se está implementando, y la cuestión central en Chile es emparejar la cancha, de modo que todos y todas puedan competir en condiciones de igualdad. El problema en Chile no es solo la desigualdad económica, sino que la expresión política de estas condiciones de desigualdad social. El desafío central para Chile pasa por reducir la excesiva influencia del dinero en la política y aquello requiere una agenda innovadora y urgente”.

Accede a la presentación completa de su trabajo aquí:
PresentaciónCFuentes

 

Licencia Creative Commons

Instituto de Investigación en Ciencias Sociales - Universidad Diego Portales. El contenido de nuestro sitio está bajo una licencia Creative Commons Chile.