COMUNICADO OFICIAL LANZAMIENTO ENCUESTA NACIONAL ICSO-UDP 2011

ENCUESTA UDP: SE DESPLOMA CONFIANZA EN INSTITUCIONES Y CASAS COMERCIALES AL BANQUILLO

  • Se desploma la confianza en algunas instituciones, destacando la caída de la Iglesia Católica, grandes empresas y Carabineros.
  • Una amplia mayoría (86%) considera que las prácticas detectadas en el caso La Polar son recurrentes entre las Casas Comerciales. No obstante, sólo el 17,2% cree que los altos ejecutivos de La Polar serán juzgados cumpliendo penas de cárcel.
  • La aprobación al Presidente Piñera alcanza un 28,8%, contra el 54,1% obtenido en 2010. El gobierno baja de un 51,6% a un 27,6%. Y aumenta significativamente el porcentaje de quienes perciben a la clase alta como la principal beneficiaria del gobierno, y el número de los arrepentidos de haber votado por el Presidente Piñera.
  • Michelle Bachelet es la figura política más valorada por los chilenos. El 43,2% quiere que sea la próxima Presidente de la República.
  • Pese a la reconocida crisis de representación en Chile, crece la identificación con partidos y coaliciones, a lo que se suma un mayor porcentaje de chilenos identificados con la izquierda y el centro.

Se desploma la confianza en instituciones

La solidez de las instituciones ha sido una de las características más destacadas en Chile desde el retorno a la democracia. La Encuesta Nacional UDP 2011 muestra el desplome en la confianza social en las instituciones. Salvo la confianza en los medios de comunicación, en el resto de las instituciones consultadas la confianza disminuyó. Las caídas más significativas: la Iglesia Católica (-18,8 puntos), Carabineros (-11,7 puntos), el gobierno (-11,9), y las grandes empresas (-11,4 puntos).

Mientras la Iglesia Católica bajó del 42,9% al 24,1% respecto del estudio del año pasado, Carabineros lo hace del 58,8% al 47,1%. Ambas instituciones han enfrentado momentos críticos en 2011. Varios sacerdotes han sido acusados de abusos sexuales hacia menores. Carabineros ha enfrentado denuncias por represión en las manifestaciones estudiantiles, además de la salida de su director general a partir de una denuncia por eventual abuso de autoridad, que se está investigando.

También se deteriora la confianza institucional en las grandes empresas. Si bien nunca han gozado de respaldo, en 2011 alcanzaron sólo un 16,5%, cifra significativamente inferior al 27,9% logrado en 2010. El caso La Polar y los abusos de otras multitiendas, contribuyen a explicar la baja.

Resulta inquietante la escasa confianza en las instituciones representativas como partidos y Congreso (7% y 11,1% respectivamente), a lo que se suman aquellas encargadas de impartir justicia, como tribunales. Sólo el 18,3% confía en los tribunales de justicia, contra el 20,1% obtenido en 2010. También se produce un desplome de la confianza en el gobierno, que cae del 32,9% al 21%. Esto, en gran parte condicionado por el movimiento estudiantil y el deterioro de los atributos presidenciales.

Las instituciones que generan más confianza en la población son las radios (56,2%), Carabineros (47,1%), las Fuerzas Armadas (43,2%), los diarios (42,5%) y la televisión (36,1%). En definitiva, sólo una institución muestra niveles de confianza superiores al 50%.

 

Indignación e impotencia frente a los abusos del retail

Durante este año explotó el “caso La Polar”, una de las casas comerciales más grandes de Chile. Se descubrió que la empresa repactaba unilateralmente las deudas de sus clientes. Al respecto, una amplia mayoría considera que este tipo de prácticas son recurrentes en las casas comerciales (86%). Los altos ejecutivos y los mandos medios de La Polar son sindicados como los principales responsables (90,6% y 80,5% respectivamente). En tanto, el 55,7% atribuye responsabilidad al SERNAC, la entidad encargada de velar por los derechos de los consumidores.

Consecuentemente, la gran mayoría de los entrevistados se siente desprotegido y tiene pocas esperanzas de que los responsables paguen con cárcel por sus actos. Sólo un 17,2% cree que los altos ejecutivos de La Polar serán juzgados y que cumplirán condena en la cárcel, mientras que sólo el 32,2% piensa que serán, al menos, juzgados por los tribunales de justicia. Apenas un 27,4% estima que las casas comerciales, a raíz de este caso, evitarán prácticas abusivas con sus clientes en el futuro, mientras que sólo el 35,5% supone que el gobierno, a partir de ahora, fiscalizará con mayor rigor a las grandes empresas. En términos legislativos, un 45% cree que el Congreso aprobará leyes para evitar abusos hacia los consumidores.

Aprobación presidencial y del gobierno, sus principales beneficiarios y los arrepentidos

En un año particularmente conflictivo, la aprobación presidencial alcanza un 28,8%, cifra muy inferior al 54,1% que logró Piñera en 2010, en el contexto del rescate de los mineros. El gobierno, en tanto, también sufre una fuerte caída, disminuyendo del 51,6% (2010) al 27,6% (2011).

La aprobación al Presidente está fuertemente determinada por la posición socioeconómica de los encuestados, bajando conforme disminuyen los niveles de ingreso. Esto guarda relación con la percepción sobre quiénes reciben los frutos del gobierno. El 59,6% considera que el principal beneficiario es la clase alta, cifra superior al 46,4% de 2010.

De igual forma, existen diferencias significativas según zona de residencia de los encuestados. Al segmentar por zona geográfica, se advierte que mientras en el norte y en el sur los porcentajes de apoyo bordean el 33%, en Santiago la cifra cae al 23,9%. No obstante, al comparar con 2010, la caída de la aprobación en Santiago es casi tan grande como la de la zona sur. En Santiago la caída es de 28,5% y en el sur de 24,2%. Esto puede explicarse por la lentitud del proceso de reconstrucción post-terremoto y la brecha entre lo realizado y las expectativas instaladas por el discurso pro-eficiencia que marcó el inicio del gobierno. Actualmente, casi la mitad de los encuestados cree que en un gobierno de Bachelet la reconstrucción habría sido más rápida.

Respecto a los atributos del Presidente, éstos se deterioran significativamente en comparación con los resultados obtenidos en 2010. Todos reciben “nota roja”, con la única excepción de su “capacidad para representar a Chile en el extranjero”, aunque alcanzando, en esto también, una cifra inferior a la recibida el año pasado. En el 2010, los 5 atributos considerados tenían “notas azules”.

La evaluación por áreas de desempeño gubernamental tampoco es satisfactoria. De las 14 áreas, sólo logra “nota azul” en una, “mejorar las relaciones de Chile con el resto de los países de América Latina”. En 2010, en tanto, todas sus notas superaban el 4,0. En 2011 las áreas peor evaluadas son “disminuir la delincuencia” y “mejorar la educación”, ambas con un 2,9.

Lo anterior también se relaciona con los problemas de confianza y credibilidad del mandatario. Así, mientras en 2010 el 65,8% creía que el Presidente cumpliría total o parcialmente sus promesas, en 2011 esa cifra desciende a 51,8. En tanto, casi se duplica el porcentaje de encuestados que cree que el Presidente no cumplirá con sus compromisos de campaña (23,1% en 2010 y 44,2% en 2011). Como corolario de esta evaluación crítica al mandatario, en 2011 se cuadruplica el porcentaje de arrepentidos de haberlo votado en las recientes elecciones presidenciales. Si en 2010 sólo el 7,3% decía que haber votado por Piñera fue una mala decisión, en 2011 esa cifra crece a 29,9%.

 

Presidenciales 2013: la vigencia de Bachelet

Michelle Bachelet persiste como la principal líder de la Concertación, según el 30,2% de los encuestados. Le siguen, de lejos, Ricardo Lagos Escobar (2,1), Eduardo Frei (1,6) y Carolina Tohá (1,2).

En la pregunta abierta sobre intención de voto para las presidenciales 2013, un 43,2% elige a Bachelet (en 2010 obtuvo 42,5%). Le siguen Laurence Golborne con 6,6%, Marco Enríquez-Ominami con 5,7% y Andrés Allamand con 1,4%. Los apoyos a Bachelet son más fuertes en los sectores pobres, disminuyendo conforme aumenta el nivel de ingreso de los encuestados. En tanto, un 46,1% cree que Bachelet será la próxima Presidenta, cifra algo superior al 43,8% registrado en 2010.

Llama la atención que un 28,3% prefiera que el próximo Presidente de Chile sea de la Concertación. A pesar de todos los problemas internos y los conflictos públicamente conocidos entre los líderes del bloque, la Concertación aún parece mantener un electorado duro que quiere su regreso al poder. No sucede lo mismo con la Coalición por el Cambio, pues sólo 14,5% prefiere que el próximo Presidente sea de sus filas. En tanto, un 9,1% prefiere a un independiente y un 6,7% a algún representante del Juntos Podemos.

 

Crisis de representación

Si bien una amplia mayoría no se identifica con partidos ni coaliciones, los porcentajes de desafección bajan respecto al año 2010. Por ejemplo, los no identificados con partidos para esa encuesta alcanzaban un 73,7%, cifra que se reduce a 68,4% en 2011. Algo similar pasa con la identificación con coaliciones. Mientras en 2010 el porcentaje de no identificados llegaba a 68,2%, en 2011 baja a 62,3.

El cambio más relevante se da en la identificación ideológica con el eje izquierda-derecha (donde 1 es “muy de izquierda” y 10 “muy de derecha”). En 2010 un 43,8% no se identificaba en ninguno de los peldaños de esa escala, porcentaje que cae al 31,1% en 2011. Los segmentos que más crecen son los de izquierda (de 16,5% en 2010 a 24,8% en 2011) y de centro (de 25,7% a 31%). La derecha mantiene su porcentaje en torno al 13%.

 

Ficha Técnica

La Encuesta Nacional UDP es un estudio de opinión pública que se viene realizando desde el año 2005. Se trata de una encuesta con muestra probabilística, representativa del 74% del país (85,5% de la población urbana). Se entrevistó cara a cara a 1.302 personas. Error muestral de +/- 2,72% considerando un nivel de confianza de 95%.

Licencia Creative Commons

Instituto de Investigación en Ciencias Sociales - Universidad Diego Portales. El contenido de nuestro sitio está bajo una licencia Creative Commons Chile.