COMUNICADO OFICIAL LANZAMIENTO ENCUESTA NACIONAL ICSO-UDP 2012

Lo más valorado en presidenciables: la honestidad.

  • Honestidad más que experiencia política y simpatía se premia para Presidenciables.
  • Bachelet 47,5%: sigue encabezando preferencias de la población.
  • Responsabilidades de Bachelet frente a Tsunami.
  • 30% de arrepentidos de haber votado por Piñera.
  • Bajo interés de jóvenes y nuevos electores de concurrir a votar en municipales.
  • Aumenta desafección con partidos y coaliciones. Confianza en partidos en nivel más bajo.
  • Carabineros en la mira: bien evaluado en servicios a la comunidad, mal evaluado en función de seguridad pública.

La Encuesta Nacional UDP se realiza cada año desde 2005. Para este año, se entrevistó a 1295 personas en una muestra de carácter probabilística, con un error muestral de +/- 3,0% considerando el efecto del diseño. El trabajo de campo se realizó entre el 29 de Julio y 29 de agosto, representando al 84,6% de la población urbana y 73,6% de la población del país.

 

Presidenciales 2013: lo que se premia es la honestidad

Una de las grandes interrogantes de cara a las Presidenciales son los atributos que más valora la gente a la hora de escoger un candidato o candidata. Contrariamente a lo que suele argumentarse, un atributo “blando” como la simpatía es muy poco apreciado por la ciudadanía (2,4%). Para la opinión pública, lo más relevante es la honestidad (41,2%), seguido de la capacidad de resolver los problemas de la gente (17,6%) y firmeza en la toma de decisiones (10,9%). El atributo “Experiencia política” sólo alcanza al 7,0% de las preferencias.

La ex presidenta Michelle Bachelet sigue encabezando las preferencias de la población. Cuando se pregunta ¿Quién le gustaría que fuera el próximo Presidente?, Bachelet obtiene un 47,5% de las preferencias—4 puntos más que el año pasado; seguida por Laurence Golborne (7,4%), Marco Enriquez-Ominami (4%), Franco Parisi (2,6%) y Andrés Allamand (2,1%). Los encuestados que no declaran preferencia (suma de ninguno + no sabe/no contesta) se elevan a 30,3%. Cuando se interroga sobre ¿quién cree que será el próximo Presidente?, Michelle Bachelet obtiene 50,2%, 6 puntos más que el año pasado.

Enfrentados los encuestados a situaciones cotidianas que traducen percepciones sobre la confianza interpersonal y política en los candidatos presidenciables, el 40% considera que Bachelet intercedería por ellos para apurar un trámite en un ministerio, 46,7% que cuidaría mejor a sus hijos, 39,2% que mejoraría la educación, y 37,8% que no se dejaría presionar por empresarios. Solo en uno de los atributos, un candidato destaca por sobre Bachelet. Cuando se pregunta qué candidato legalizaría el matrimonio homosexual, el 24,6% dice que lo haría Marco Enriquez-Ominami, y el 24% Bachelet.

 

Bachelet frente al Tsunami

Durante este año, se ha debatido extensamente sobre las responsabilidades políticas por el manejo del terremoto de 2010. Antes que la búsqueda de “responsabilidad política”, nuestro estudio evidencia que la ciudadanía muestra mayor interés en el proceso de reconstrucción, al mismo tiempo que libera de responsabilidad a la ex presidenta Bachelet. El 74,9% se muestra de acuerdo con que “las autoridades debiesen preocuparse más de la reconstrucción que buscar responsables” y el 65,4% considera que “La ex Presidenta Bachelet hizo lo mejor que pudo dadas las circunstancias”.

Por otra parte, el 35,4% señaló que la ex Presidenta debiese pedir perdón por su actuar el día del terremoto y un 35,3% considera que Bachelet “supo del tsunami y no advirtió oportunamente a la población”.  Los hombres, de nivel socioeconómico medio-alto, entre 18 y 29 años y de derecha, son los que más manifiestan estas últimas opciones.

 

Aprobación presidencial sin variación

El 29% de los encuestados aprueba la gestión del Presidente Piñera, mientras un 61,4% la rechaza. Las cifras de aprobación hacia el Presidente de la República y hacia su gobierno no observan cambios significativos entre la medición de 2011 y 2012. Tampoco cambia la percepción respecto de lo bien/mal que lo ha hecho el gobierno de Sebastián Piñera en relación al de Michelle Bachelet. Mientras solo un 16,5% dice que lo ha hecho mejor/mucho mejor, el 31,9% indica que lo ha hecho igual y un 47% resalta que lo ha hecho peor o mucho peor.

Lo más significativo es que mientras en los gobiernos de Lagos y Bachelet siempre la aprobación a la persona del o la Presidenta era superior a la del gobierno, en el caso del Presidente Piñera tiende a coincidir. Lo anterior podría explicarse por la evaluación de atributos que, en este último caso, tienden a ser bajos. Salvo la capacidad de representar al país en el extranjero que es evaluada con nota 4,3, en el resto de los atributos el Presidente es reprobado por la opinión pública (honestidad 3,9; firmeza en toma de decisiones 3,8; capacidad de resolver problemas de la gente 3,7; y capacidad de lograr acuerdos con la oposición 3,5).

El 29,9% de los entrevistados se declaró arrepentido de haber votado por el Presidente Piñera—cifra idéntica a la del año pasado. Quienes muestran mayores niveles de arrepentimiento son las personas de nivel socioeconómico bajo (35,8%), y las mujeres (33,3%).

 

Participación en municipales: bajo interés de nuevos electores

El 63,3% de los entrevistados indicó que concurriría a votar en las próximas elecciones municipales. La edad, el nivel socioeconómico y la posición política son tres variables claves que inciden en la probabilidad de concurrir a votar. Los jóvenes de entre 18-29 años  tienen una predisposición menor a hacerlo (43,2%) que los mayores de 61 años (82,1%). En tanto, las personas de NSE bajo (D y E) tienden a manifestar una más baja predisposición que los niveles medio y medio-alto.  Por escala ideológica, aquellos que se ubican más hacia la izquierda y más hacia la derecha, manifiestan mayor predisposición a votar, con una diferencia de alrededor de 15 puntos respecto de quienes se ubican en el centro del espectro político.

Del 63,3% de los entrevistados que declararon su intención de ir a votar, el 86% indicó que estaba inscrito en el padrón antiguo, mientras sólo el 14% corresponde a nuevos electores. Esto reafirma lo que se indicaba anteriormente. Es muy probable que la gran masa de personas que concurrirá a votar ya haya estado inscrita en el antiguo padrón electoral.

 

Estatización de Educación divide, pero se rechaza el lucro

La sociedad chilena mantiene actitudes “estatistas” en una serie de ámbitos, aunque llama la atención la baja en intensidad en aquellas preferencias. Por ejemplo, mientras en 2010 el 66,5% de los encuestados indicaba estar de acuerdo con que “el transporte público urbano debiera estar en manos de una empresa estatal”, este año estuvo de acuerdo con la misma afirmación el 57%. Mientras en 2010 el 55,7% estuvo de acuerdo que “todas las universidades privadas debieran pasar a ser del Estado”, este año lo hizo el 47%.

Cuando consultamos respecto de si “los colegios particulares subvencionados deberían pasar al Estado”, un 45,2% estuvo de acuerdo con esa afirmación, mientras un 47% se mostró en desacuerdo demostrando lo dividida que está la sociedad sobre este punto. Aquellos que se muestran más de acuerdo con la estatización son los sectores medios (52,5%) y personas de entre 46 y 60 años (56,1%).

Asimismo, existe un alto rechazo al lucro en las universidades, incluso si tales instituciones ofrecen educación de calidad. De hecho, el 63,1% de los encuestados está en desacuerdo con la afirmación “no importa que las universidades lucren, mientras den educación de calidad”.  Los sectores socioeconómicos altos y personas que se identifican con la izquierda, manifiestan esta opción con mayor intensidad.

 

Confianza en instituciones: Partidos y Carabineros

Se confirma la tendencia al declive en la confianza en las instituciones. Todas bajan con respecto al 2011, con la única excepción de la Iglesia Católica, que sube 4 puntos. Los niveles de confianza social observados para este año fueron: Carabineros 45,2%, gobierno 17,7%, grandes empresas 14,3%, los tribunales de Justicia 12%, el Congreso 7,8% y los partidos políticos 4,4%.

La ciudadanía muestra una clara tendencia de desafección respecto de partidos políticos, coaliciones y tendencia ideológica. Un 74,6% de los encuestados no se identifica con ningún partido—la cifra más alta registrada desde el inicio de esta serie en 2005. En tanto un 68,7% no se identifica con ninguna coalición política. Aquellos que no se identifican en el eje ideológico izquierda-derecha llegan a un 39,2% de los encuestados. En este sentido, altos niveles de desafección se correlacionan con bajos niveles de confianza en las instituciones políticas.

En los últimos cuatro años se ha evidenciado una baja sostenida en la confianza en Carabineros de Chile (59,1% en 2009 a 45,2% en esta versión). Le solicitamos a los encuestados que evaluaran la gestión de la policía uniformada con nota de 1 a 7 en distintos ámbitos de su actividad. En todas obtuvo notas azules. Obtuvo las tres mejores notas en: el resguardo de las fronteras (5,3), dirigir el tránsito (5,1) y entregar certificados de residencia (5,0). Las peores notas las obtiene en el resguardo del orden en las manifestaciones (4,6), control del narcotráfico (4,4), y control de la delincuencia (4,3).  Es decir, Carabineros es mejor evaluado en actividades de servicio a la comunidad que respecto de funciones de orden.

 

Licencia Creative Commons

Instituto de Investigación en Ciencias Sociales - Universidad Diego Portales. El contenido de nuestro sitio está bajo una licencia Creative Commons Chile.