Noticias

8 de octubre de 2018

Consuelo Figueroa entrega detalles del Magíster en Historia de América Latina

El Magíster en Historia de América Latina abrió su postulación para el año 2019. Su directora, Consuelo Figueroa, detalla el sello, plan de estudios, aporte y relevancia de este postgrado impartido por la Facultad de Ciencias Sociales e Historia UDP.

¿A quiénes está dirigido el Magíster en Historia de América Latina?

El Magíster en Historia de América Latina es un magíster de carácter disciplinar que busca profundizar en los debates académicos, particularmente historiográficos, pero también de las ciencias sociales y las humanidades. Por lo tanto, es un magíster dirigido a licenciados y licenciadas en Historia, a profesores de historia, y también a estudiantes de disciplinas afines. De hecho, hemos recibido estudiantes que provienen del área de las ciencias sociales y esperamos algunos también del área de las humanidades.

¿Cuál es el sello de este programa?

Este es un programa de carácter disciplinar que pone su acento en América Latina, lo que constituye un gran aporte a la formación de postgrados en Chile. Desde esta perspectiva, los estudiantes que entran a este magíster van a acceder a cursos sobre regiones y países de los que no siempre conocemos mucho. Esto mismo, permite desarrollar nuevas perspectivas de análisis para abordar las historias, pensadas ahora en plural. Es un magíster que potencia fundamentalmente los debates desde la historia comparada y la historia transnacional, procurando salir de los estudios euro y estadocéntricos.

Hoy se hace muy necesario hacer reflexiones más profundas que abran las perspectivas y nos obliguen a salir de las historias situadas dentro de los límites nacionales. Por ejemplo, hoy estamos frente a una creciente inmigración  proveniente desde distintos países latinoamericanos, lo que nos debería estimular no solo a conocer sus historias, sino también a repensar la nuestra. Seguir perseverando en historias restringidas por las fronteras que impone la nación podrían convertirse en historias altamente peligrosas.

¿Cómo se estructura el magíster?

El magíster se estructura en tres grandes líneas. La primera es la historiográfica. En estos cursos se revisan los textos y debates historiográficos más relevantes respecto de los siglos XIX y XX, además de un Seminario de Investigación que profundiza en un problema de investigación más específico. En esta línea se pone especial énfasis en las discusiones historiográficas, teóricas y metodológicas que han surgido en los últimos 50 años que, por lo demás, han sido muy fructíferas y nos conminan a seguir pensando procesos y problemáticas que aún están presentes en nuestras sociedades.

Después, hay una línea de Seminarios de Profundización. Estos son cursos más flexibles que varían de año en año y que permiten incorporar temas de investigación emergentes. Generalmente son dictados por profesores y profesoras externos al claustro del Magíster que invitamos por la novedad y el impacto de sus estudios. Hasta ahora hemos contado con nombres tales como Florencia Mallon y Marian Schlotterbeck, además de Elizabeth Montañez y Juan Carlos Medel. La idea es que sean académicos que traigan discusiones historiográficas más contemporáneas a los cursos, de manera que nuestros estudiantes puedan desarrollar en sus investigaciones preguntas conceptual y metodológicamente relevantes.

¿Qué reflexiones se obtuvieron de la primera generación del magíster?

Este es un magíster relativamente nuevo, se inició el año 2015. Cuando lo creamos, la idea era empezar muy paulatinamente, de manera de consolidar el proceso formativo y los procesos de evaluación y autoevaluación. Es por eso que el magíster abre cada dos años. Actualmente la segunda generación está casi concluyendo sus investigaciones de tesis. Con la primera generación de egresados hemos tenido una muy buena experiencia. El magíster les ha dado la posibilidad de seguir estudios de Doctorado y están incursionando en investigaciones bastante novedosas, manteniendo el énfasis en procesos comparados y transnacionales, que ha sido uno de los sellos de nuestro programa.

En Portada

cerrar