Noticias

18 de junio de 2018

Cristián Castro participó en el workshop Brazilian Regionalism in a Global Context en Inglaterra

El director del Magíster en Historia de América Latina y académico de la Escuela de Historia,  Cristián Castro, fue invitado a Inglaterra a participar en el workshop Brazilian Regionalism in a Global Context, organizado por la Universidad de Birmingham. Esta actividad es el resultado del trabajo en conjunto entre la Universidad de Birmingham y la Universidad de Illinois at Urbana-Champaign a través del convenio Birmingham-Illinois Partnership for Discovery, Engagement and Education (BRIDGE), y con el apoyo del Birmingham Research Institute for History and Cultures (BRIHC).

¿De qué trató esta conferencia?

El workshop Brazilian Regionalism in a Global Context es parte de un proyecto interdisciplinario destinado a promover una comprensión comparada del regionalismo en Brasil. La instancia busca crear una red internacional y multidisciplinaria de académicos que investiguen los distintos aspectos sociales, culturales y económicos del regionalismo y cómo estos se cruzan con temas más amplios como el nacionalismo y la historia global. El proyecto examina los mecanismos que apoyan el regionalismo como la construcción de narrativas históricas locales y el folclore; la creación de análisis estadísticos o económicos regionalizados; o la proyección de regiones dentro de las relaciones internacionales.

¿Cómo ha sido tu aproximación al tema de Brasil, y de qué trató tu presentación?

Mi tesis doctoral fue un estudio comparativo entre Sao Paulo y Chicago a través de una análisis comparativo de la prensa negra. Así es que el estado de Sao Paulo, como espacio geo-histórico, lo vengo trabajando hace rato.

En cuanto a lo más específico de mi presentación, este workshop me ofreció la oportunidad de testear ciertas ideas sobre las dinámicas internas en Brasil, y cómo Sao Paulo se constituyó como el principal polo de desarrollo económico del  país. Lógicamente relacionando esto sus co-relatos políticos y culturales.

En mi presentación mapeo los orígenes del proyecto de fundación de la Universidad de Sao Paulo. La implicancias simbólicas y concretas de la inciativa. Es doblemente interesante cuando uno se percata de lo “nueva” que es en relación a otras universidad del continente, y lo exitosa de su relativamente corta historia. De hecho tan exitosa, que si uno hoy en día ve los rankings de las mejores universidades de América Latina, lo más probable es que la Universidad de Sao Paulo sea la número uno. Ha sido exitosa para las dinámicas internas de la negociación del poder dentro de Brasil,  pero también en relación a sus  pares internacionales.

¿Por qué es interesante estudiar ese hecho en particular?

En términos macro, a mi me interesa estudiar el carácter transnacional de la producción de conocimiento en general, y de las ciencias sociales en particular. Lo que para el caso de la historia de la USP también aplica, y varias en varias dimensiones. Durante los años 20s y 30s, la intelligentsia paulista ligada a los diarios se preocupa de hacer la pega relativamente bien. Entonces mandan a una suerte de misión de personas a visitar universidades de Estados Unidos y  Europa, y desde esa experiencia planifican qué podían hacer en Sao Paulo; qué podría ser útil, y a quién se puede contratar.

¿Cómo fue el trabajo de tu investigación?

Fue un proyecto Fondecyt que involucró viajes a Francia, Estados Unidos y Brasil. Francia porque existía una importante cantidad de académicos franceses que fueron contratados por la Universidad de Sao Paulo, en lo que ellos denominan la misión francesa; estuve también en Chicago porque hubo la contratación de un sociólogo, Donald Pierson, que se formó en la Universidad de Chicago, y que con su contratación también se importó una forma de investigar y producir conocimiento. En particular en el caso de los estudios urbanos. Y lógicamente en Sao Paulo.

En Portada

cerrar