Noticias

7 de noviembre de 2016

Directora de la Escuela de Sociología participó de la Conferencia COES LSE “Desigualdades”

MarialuisaMendez

María Luisa Méndez, directora de la Escuela de Sociología participó en la Conferencia COES LSE, realizada entre el 2 y 4 de noviembre de 2016.

¿En qué consistió la actividad?

Es la tercera conferencia internacional que realiza el COES. Se realiza una vez al año y en esta ocasión tuvo como tema central las desigualdades entendidas de una forma multidimensional, económica, social, cultural, política. La idea fue organizar una conferencia interdisciplinaria en torno a la temática. Se llevó a cabo en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile y participamos las cuatro universidades que formamos parte del COES, con invitados internacionales y con colaboración del London School of Economics and Political Science (LSE) y también del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

¿Que temáticas fueron abordadas?

 Fue fundamentalmente una conferencia sobre nuevas y viejas desigualdades socioeconómicas, hubo mucho sobre desigualdades socio-espaciales, es decir, donde se concentran los recursos valiosos, distintos grupos sociales en la ciudad. Hubo también un fuerte componente en la cuestión de carácter más cultural y de medios, cómo se reproduce la desigualdad a través de la acaparación de ciertos recursos culturales y de la producción de ciertos contenidos en los medios.

¿En qué consistió tu participación en la Conferencia?

Organicé un panel sobre desigualdades socio-espaciales y clases medias en ciudades globales. Era un panel con tres presentaciones. Una sobre Santiago que realicé con Modesto Gayo, otra sobre Londres, otra sobre Lima y una persona que comentó que trabaja sobre clases medias y ciudad en Uruguay y Colombia. El foco estuvo en pensar cuáles son las prácticas de reproducción social de las clases medias altas y las élites en estas tres ciudades, donde están residiendo, cuáles son las instituciones educativas universitarias y escolares donde están llevando a sus hijos o también cuáles son las prácticas de definición de pertinencia entre viejos y nuevos vecinos en barrios de clase media. En el fondo, para mirar este grupo social y cómo está teniendo que negociar su pertenencia de clases en la actualidad.

¿Qué reflexiones se obtienen de esta mesa?

¿Qué aporte genera esta actividad al debate?

Yo creo que es súper importante, para el caso chileno, porque ayuda a problematizar las ideas de cohesión social que tenemos, es decir, cómo estamos viviendo en conjunto, cómo reconocemos la pertenencia de gente con la cual no nos relacionamos en lo cotidiano y su derecho a vivir en la ciudad. Lamentablemente, lo que muestran estos resultados es que es un proceso súper fuerte, muy estructural que va un poco en contra de la posibilidades que tenemos como sociedad de replantearnos formas de vivir juntos. Creo que son buenas alertas para problematizar políticas públicas en torno a la educación, vivienda, y también de contenido cultural, o sea cómo se cuenta con recursos culturales para poder hablar de la pertenencia de distintas personas de la sociedad a los espacios que son socialmente valorados. Sobre todo, analizar cómo estamos pensando en la cohesión social y eso en parte porque la teoría sociológica piensa a la clase media como una visagra que tiende puentes entre ricos y pobres y ahora con estos estudios aparece como más problemático, porque se asimila mucho más al sector alto y se distancia del resto de las clases sociales. Eso también dificulta que actúen con una estrategia un poco más cohesionadora.

En Portada

cerrar