Noticias

8 de agosto de 2016

Directora del ICSO UDP, Maite de Cea, habla sobre el libro “La Consulta Indígena: Colombia-Perú-Chile”, recién publicado por RIL

Doctora en Ciencia Política de la Universidad Diego Portales. Académica de la Escuela de Sociología UDP.
Doctora en Ciencia Política de la Universidad Diego Portales. Académica de la Escuela de Sociología UDP.

Maite de Cea, Doctora en Ciencia Política del Instituto de Estudios Políticos de Grenoble, Francia. . Académica de la Escuela de Sociología UDP y Directora del ICSO UDP.

Maite de Cea, directora de ICSO UDP, junto al director de la Escuela de Ciencia Política UDP, Claudio Fuentes, son los editores del libro “La Consulta Indígena: Colombia-Perú-Chile” (Ril Editores),  resultado  del proyecto “Democracia y Reconocimiento”y financiado por la Fundación Ford.

¿Dónde nace la idea del libro?
Este es el tercer libro de un proyecto de investigación que ha involucrado a varios investigadores de la Facultad de Ciencias Sociales e Historia. Es un proyecto que va en su quinto año, con tres fases distintas. Lo que hemos estado investigando desde el comienzo es cómo en las sociedades contemporáneas se ha ido problematizando el tema de las identidades nacionales y cómo en un mismo Estado pueden convivir distintas naciones o pueblos. Esto en el marco de la falta de reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, sobre todo en el caso chileno, donde ni siquiera están reconocidos en la Constitución. Hemos realizado diferentes estudios, desde conocer la percepción de las élites en Chile sobre el tema del reconocimiento, discriminación y conflicto; estudios sobre voto indígena, trayectorias políticas de candidatos indígenas; encuestas de opinión sobre el tema indígena, entre otros. El primer libro de este proyecto fue el de Natalia Canihuan, “Trayectorias Políticas. Historias de vida de alcaldes mapuche”. El segundo, “Rupturas e Identidades”, de las investigadoras Alejandra Ramm y Ángela Boitano, presenta las trayectorias biográficas de intelectuales indígenas y no indígenas en torno a la construcción de la identidad y el género. Y finalmente, el libro “Consulta Indígena”, que es el resultado de un Seminario Internacional que tuvimos en abril del 2014. En esa oportunidad invitamos a expertos en temas de consulta previa de tres países: Colombia, Perú y Chile.

¿Por qué la elección de estos países?
Elegimos esos tres países porque tienen varias diferencias interesantes de analizar en perspectiva comparada: desde el nivel de reconocimiento de sus pueblos, las instituciones encargadas de llevar a cabo los procesos de consulta hasta la proporción de población indígena y la fuerza del movimiento indígena, entre otros aspectos. Alejandro Diez, autor del capítulo peruano, antropólogo de la Pontifica Universidad Católica de Perú, trabaja temas de consulta, campesinos, desarrollo rural en Perú. Por otra parte, el capítulo sobre Colombia estuvo a cargo de Natalia Orduz, abogada y experta en derechos colectivos indígenas y tribales de su país. Para el caso chileno invitamos a Antonia Urrejola, abogada y asesora de distintos gobiernos chilenos en temas de derechos humanos y derechos indígenas.

Adicionalmente, invitamos a James Anaya, abogado y ex relator especial para la situación de los derechos y libertades de los pueblos indígenas de las Naciones Unidas. Era un gran nombre para abrir este Seminario. Anaya introduce el libro, donde presenta el marco normativo del Convenio 169 y explica detalladamente de dónde viene, cuáles son las normas anteriores y qué significa la Consulta y sus distintos componentes. El libro termina con un capítulo de Claudio Fuentes y mío, donde analizamos los tres casos en perspectiva comparada. En ese capítulo analizamos las diferencias en los niveles de reconocimiento de cada país, qué actores participan en estos procesos, cómo actúan los Estados y cómo finalmente en todos los países vemos que estos son procesos que están altamente politizados, donde el eterno problema entre los pueblos indígenas y los Estados-Nación se hace patente, y que el mecanismo de Consulta y su reglamento -en los casos en dónde existe- no han sido legitimados desde un inicio por todas las partes.

¿Cuál es el mayor aporte del libro y cuál sería la conclusión?
El libro aporta a la discusión sobre el reconocimiento de derechos indígenas y muestra casos diversos de procesos de consulta en países latinoamericanos. Es un producto que sin lugar a dudas servirá a quienes deban en el futuro tomar decisiones respecto del reglamento de consulta y de cómo llevar a cabo estos procesos bajo los estándares de la legislación internacional y los tratados a los cuales el Estado chileno suscribió.
La conclusión del libro es que el Estado debe comprender que estos procesos de Consulta Previa tienen que ser momentos de diálogo genuinamente intercultural. Dada la desconfianza histórica existente por parte de los pueblos indígenas hacia el Estado, éste debe cuidar en extremo los modos en que estos procesos se desarrollan.

¿Cuál es el siguiente paso del proyecto?
Este libro fue el fin de la segunda etapa del proyocto. Luego del seminario y mientras trabajábamos en la edición del libro, decidimos profundizar en el tema, a través de distintos estudios. Con metodologías cuantitativas y cualitativas, indagamos en los procesos de consulta indígena a escala nacional en Chile. Realizamos un seguimiento de la Consulta desarrollada por el Ministerio de Desarrollo Social, observando etnográficamente las distintas etapas en las regiones metropolitana y de la Araucanía. Ya terminado el proceso de consulta, realizamos entrevistas cualitativas con actores que participaron del proceso, con el fin de conocer su percepción, cuáles habían sido las principales fortalezas y dificultades. Pensamos que puede ser un buen material para recomendar modificaciones de política pública, así como un aporte en la discusión académica y de debate entre la opinión pública.

En Portada

cerrar