Doctora Marcia Vera, presentó seminario sobre reasentamientos en Chile y Brasil

marciavera

Marcia Vera, PhD en Geografía Humana de la Universidad de Sheffield y Master en Estudios Internacionales de la misma Universidad, periodista y Licenciada en Comunicación Social de la Universidad de Chile (2006), presentó en el Seminario ICSO – Observatorio de Desigualdades su trabajo titulado “Reasentamiento de refugiados colombianos y palestinos en Chile y Brasil”.

¿Cómo fue el trabajo de campo en Chile y Brasil?

Lo más interesante del trabajo de campo, es el acceso a la fuente. En el caso de los refugiados, se accede a través de las organizaciones que trabajan con ellos. Se da un gatekeeper, en el fondo, los que cuidan, los que tienen la información de estas personas. Eso es interesante y problemático al mismo tiempo, porque tu accedes a través de otra persona que te dé el dato de ese migrante o de ese refugiado. En muchos casos, la relación entre las organizaciones que trabajan con los refugiados y los refugiados no son muy buenas, entonces no te puedes identificar como parte de esa organización. Es problemático además, porque en el fondo, te pasan la información de un refugiado sin que él o ella dé consentimiento primero y eso pasó en ambos países, en Chile y en Brasil. Ahí me tuve que cuestionar si era la mejor manera de contactarlos o no, porque estás accediendo a través de otro. Lo que sí es importante, es que cuando uno contactaba a los refugiados, les cuentas completamente la información de la investigación que estás haciendo, hay que ser muy clara, de qué es lo que quieres de ellos, qué es lo que les vas a pedir, cuáles son los métodos que estás utilizando, cómo vas a garantizar su anonimato, la confidencialidad de la información que te están dando y después que ellos decidan si quieren que los entrevistes o no. Esa negociación toma tiempo.

 

En Brasil, uno de los mayores desafíos fue la distancia y el presupuesto con el que contaba para poder recolectar los datos. Ahí tuve que ir a Brasilia, a Sao Paulo, fueron en total 15 ciudades. Implementé tres métodos concretos: una observación participante, una encuesta y una entrevista semiestructurada en profundidad. Tal vez, lo que funcionó muy bien fue la entrevista en Chile y en Brasil. Esto porque como lo que quería era ver la experiencia de integración como tal, la experiencia de los refugiados, la mejor manera de tomar esas narrativas es conversándolas, entonces la entrevista daba espacio para eso.

 

¿Qué fortalezas y debilidades tiene el programa ACNUR?

El programa se construye en relación con los Gobiernos y la agencia implementadora. El diseño varía de país en país. Uno de los mayores problemas, es cómo se entrega la información y la falta de capacitación de la gente que trabaja en el programa. Hay personas que tienen mucha experiencia, sin embargo, al aumentar los fondos, contratan a mucho personal nuevo y no se les capacita de la manera adecuada en relación al reasentamiento. Tienen poca información de lo que es el programa de reasentamiento, de qué es lo que pueden prometer o no, y cuál es el trabajo que hacen. Falta profesionalización de los equipos en ambos países. Lo segundo, es un problema de cómo entendemos reasentamiento a nivel global.

 

¿Qué elementos comunes se encontraron?

 

Hay varias similitudes, como por ejemplo, que hay una tensión en la relación entre los refugiados y el programa de reasentamiento, y por programa me refiero al Gobierno, al ACNUR, a la agencia implementadora en general. Habían similitudes en temas de sentido de pertenencia translocal y eso ya no es el programa en si mismo, es cómo los refugiados viven su proceso de integración. En ese sentido, algo que salió muy fuerte, es que los refugiados se integran en el país de acogida y que generan lazos, espacios de membresía, etc., pero una manera de integrarse, es también de reforzar su identidad y eso quiere decir que ellos mantienen relaciones con su familia en el país de origen, en el país de tránsito, o en el primer país de asilo. También habían similitudes en términos de reclamar ciudadanía. Me acuerdo muy bien que dos personas, en Chile y en Brasil me dijeron “mira, nosotros no queremos nada gratis, lo único que queremos es acceso igualitario”. Es interesante como en dos países distintos y comunidades diferentes hay un sentimiento común de que ellos quieran espacios de ciudadanía, que integrarse no quiere decir solamente que ellos hablan la lengua y trabajan, sino que se sienten ciudadanos completos del país que los acoge.

¿Qué conclusiones se obtienen de la investigación?

Una de las conclusiones que sacamos, es que los procesos de integración no son orientados solamente a metas, sino que son procesos vividos como experiencia. En términos prácticos, la investigación entregó elementos importantes sobre la política de reasentamiento y las relaciones entre los refugiados y las organizaciones que trabajan el programa de reasentamiento. Hubo resultados en relación a cómo se genera el sentimiento de comunidad en términos religiosos, la importancia del lenguaje, al acceso laboral y también hubo una reflexión constante en el desarrollo de ciudadanía.

Licencia Creative Commons

Instituto de Investigación en Ciencias Sociales - Universidad Diego Portales. El contenido de nuestro sitio está bajo una licencia Creative Commons Chile.