Estudio sociológico revela similitudes entre padres biológicos y asistidos

Cómo los padres que han adoptado o concebido mediante las técnicas asistidas han legitimado la relación con sus hijos, cómo se refieren a ellos y sobre qué basan su condición de padres, son algunos de los temas principales de la investigación de la socióloga Florencia Herrera. Sin estar aún terminada, ya fueron exhibidos algunas de sus primeras conclusiones en el Seminario Género, Familia y Diversidad Sexual el 30 de noviembre pasado, al que asistieron grupos homosexuales, madres solteras y padres asistidos.

Cómo los padres que han adoptado o concebido mediante las técnicas asistidas han legitimado la relación con sus hijos, cómo se refieren a ellos y sobre qué basan su condición de padres, son algunos de los temas principales de la investigación de la socióloga Florencia Herrera. Sin estar aún terminada, ya fueron exhibidas algunas de sus primeras conclusiones en el Seminario Género, Familia y Diversidad Sexual el 30 de noviembre pasado, al que asistieron grupos homosexuales, madres solteras y padres asistidos.

Florencia Herrera es socióloga titulada de la Universidad Católica, actualmente docente de la misma disciplina en la Universidad Diego Portales, además de investigadora del Instituto de Investigación en Ciencias Sociales (ICSO). Hace dos años emprendió una nueva aventura al tomar el desafío de ahondar en la familia y sus complejidades. Específicamente esta investigación titulada “Construcción social del vínculo parental: adopción y reproducción asistida en el Chile contemporáneo”, nos sitúa en el plano de lo abstracto e involucra nuestra concepción social de lo que es la familia y el ser padres.

El estudio, apoyado por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDECYT), tiene por objeto revelar cómo es que los hombres y mujeres adoptan el vínculo y asociación directa con sus hijos. Con 46 entrevistas en profundidad en las que participaron, anónimamente, matrimonios y madres solteras, Herrera enfoca su investigación en aquellos casos en que el convertirse en padres no ha sido una tarea fácil ni mucho menos bajo condiciones naturales. El proyecto se refugia en el mundo de la adopción y la reproducción asistida para hallar respuestas y “entender qué es lo nuclear de la familia para quienes han hecho esfuerzos adicionales por tener una”, comenta Herrera. Apoyarse en estas dos “formas” de convertirse en padres, obedece a una curiosidad de la socióloga de conocer en detalle cómo es que ellos deben reconstruir o inventarse una nueva forma de asumir un rol parental y estrechar el vínculo con sus hijos como si fueran naturalmente propios.

Durante la presentación que realizó el 30 de noviembre pasado, Herrera realizó un paralelo comparativo entre la adopción y la reproducción asistida, recalcando las diferencias sustanciales entre ambos procesos. La primera de ellas es de corte legal, y corresponde a la más compleja de las formas extra naturales para llegar a ser padres, ya que se obtiene un niño con historia previa, padres biológicos y que no posee ninguna conexión natural con sus futuros tutores. La segunda, por su parte, depende totalmente de la ciencia y se basa en procesos médicos y quirúrgicos para generar artificialmente a un niño que, dudosamente, tendría padres biológicos. Lo que sí resulta inseparable, es el hecho de que ambas prácticas “son intervenidas por terceros”, declara Herrera. Es esto lo que la lleva a situarlas en un mismo plano y bajo las mismas circunstancias para recolectar sus observaciones y posteriormente, los resultados del estudio.

Con las respuestas obtenidas en las entrevistas, la autora logra captar ciertas deducciones en las prácticas que tienen los matrimonios y madres solteras para estrechar los vínculos y, además, para referirse enfáticamente a los hijos comos “suyos”. Lo curioso recae en que muchas de estas frases y expresiones se asimilan a las que utilizaría una pareja con hijos naturales para hablar de ellos. Apelar al “parecido con los padres” o a la expresión “es sangre de mi sangre”, se ha convertido en una de las respuestas recurrentes en los matrimonios entrevistados que han visto frustrada la idea de concebir un hijo naturalmente. Asimismo, en varios de sus encuentros con los participantes se topó con otras similitudes en la forma en que los padres adoptivos y asistidos han llevado la vida con sus hijos. Muchos de ellos han generado una nueva historia de vida con ellos y con el resto de su familia para reducir al mínimo el pasado, y también han buscado el reconocimiento de los demás al difundir que el niño lleva tal apellido y de que, sin duda, es hijo de quienes lo han criado y educado.

El estudio, aún sin estar terminado, ya genera conclusiones por adelantado y una serie de expectativas por sus planteamientos. Las diversas formas que hoy entregan la ciencia y los avances sociales en Chile para convertir en padres a quienes no pueden hacerlo naturalmente, se entremezclan con el ejercicio de quienes sí pueden hacerlo. Al parecer, los medios para lograr un fin siempre quedan por debajo de éste, y ya al ver completas sus familias con la llegada de un hijo, las formas de aceptar el rol de padres, las prácticas para educarlo, y por sobretodo las concepciones mentales para estrechar los vínculos con ellos, parecen no marcar diferencias sustanciales entre un tipo de casos y otro.

Florencia Herrera, quien ya está próxima a comenzar a redactar lo que será el informe final de su investigación, recalca que esta falta de diferencias, que se dan independiente de dónde provenga el niño ni quiénes lo hayan recibido, es resultado de una forma social colectiva a legitimar y llevar relaciones de vínculos cercanos. A la luz anticipada de sus resultados, el estudio, sin un afán crítico, podría generar el replanteamiento social de lo que significa ser padres y cómo se involucran con sus hijos, o simplemente permitir que el curso de las cosas siga siendo como hasta ahora, único e inseparable.

 

Licencia Creative Commons

Instituto de Investigación en Ciencias Sociales - Universidad Diego Portales. El contenido de nuestro sitio está bajo una licencia Creative Commons Chile.