Noticias

28 de enero de 2019

Evelyn Arriagada, coordinadora académica de la Escuela de Sociología, participó en taller de intercambio en docencia e investigación

La coordinadora académica de la Escuela de Sociología, Evelyn Arriagada, fue parte de un taller de intercambio en docencia e investigación organizado por la Universidad de Melbourne, Australia. La actividad se desarrolló los días 21 y 22 de enero de 2019 y congregó a diversos investigadores de América del Sur. En la entrevista, la académica relata sobre su presentación, el aporte y las reflexiones compartidas.

¿En qué consistió la actividad? 

Se trató de un taller de intercambio en docencia e investigación organizado por la Universidad de Melbourne, que convocó a investigadores que trabajan en temáticas vinculadas a conflictos sociopolíticos y ambientales en Latinoamérica. El propósito del taller era conformar una red colaborativa de académicos con intereses teóricos y empíricos similares, para facilitar la colaboración e intercambio en temas de investigación y docencia.

¿Quiénes participaron?

Participaron 4 académicas de la Escuela de Ciencias Sociales y Políticas la Universidad de Melbourne y 21 investigadoras e investigadores de universidades líderes en América del Sur, específicamente de Perú, Ecuador, Chile y Colombia. El taller se organizó en torno a tres ejes temáticos: 1) los conflictos desde una perspectiva histórica; 2) dinámicas y resolución de conflictos y; 3) perspectivas futuras.

¿De qué trató tu presentación?

Yo presenté mi trabajo en docencia e investigación en torno a conflictividad ambiental, desigualdades sociales y dinámicas políticas, particularmente, relevando el trabajo que hemos estado realizando en el Programa de Desigualdades Socioambientales y Territoriales, del Observatorio de Desigualdades. En lo que refiere a investigación, destaqué la importancia de abordar las intersecciones de clase y de género en la conflictividad ambiental, y comprender lo que ocurre en contextos donde hay escasa acción colectiva o esta es más bien intermitente. En cuanto a la docencia, destaqué el trabajo que hacemos en la Escuela de Sociología y en el Observatorio de Desigualdades en la formación de estudiantes. Hablé de las innovaciones curriculares que hicimos recientemente en Sociología, para reflexionar sobre los problemas sociales, entre los cuales las temáticas ambientales contemporáneas y el abordaje de los conflictos adquieren un lugar central. También destaqué el trabajo que hacemos en el Observatorio, principalmente a través de prácticas electivas, supervisión de tesis y voluntariados, para involucrar a estudiantes, tanto en estos temas de investigación como en el diálogo con instituciones intervinientes y comunidades afectadas. Finalmente puse en el acento en generar mayores instancias de diálogo y colaboración con las comunidades, organizaciones e instituciones, para poner a disposición el trabajo académico y pensar en nuevas formas de construir conocimiento con actores no académicos. Aquí mostré el trabajo que hicimos durante el 2018 con la Fundación para la Superación de la Pobreza, tanto en la “Escuela de Dirigentas en temáticas socioambientales y territoriales” como en el apoyo a la formación de los profesionales de dicha institución.

¿Cómo contribuye la actividad a tu desarrollo profesional?

La actividad fue importante para conocer lo que están enseñando y estudiando cientistas sociales de toda la región, además de compartir experiencias, preocupaciones y desafíos pendientes para la investigación académica en conflictos ambientales. En este sentido me permitió mapear temas de interés, enfoques teóricos y metodológicos, además de conocer una diversidad de casos de conflictividad ambiental en América Latina y otras latitudes. Adicionalmente, el taller sirvió para conocer cómo se mira a nuestra región desde Australia, y viceversa, abriendo para nosotros nuevos puntos de referencia, para construir redes intercambio con una mirada más global.

¿Qué acuerdos y/o reflexiones se tomaron?

Lo primero fue que nos constituimos como red y comenzamos a planificar un segundo taller con sede en la Universidad de Melbourne para el 2020. En cuanto a mis temáticas de interés, surgió una reflexión muy profunda sobre el rol de académicos y académicas en los conflictos y crisis ambientales a las que nos estamos enfrentando, en materia socio-ecológica y de derechos humanos. En este contexto, la feminización de las luchas ambientales fue uno de los tópicos en los que vimos posibles convergencias y sobre el cual nos gustaría seguir reflexionando, visibilizando e innovando tanto en el ámbito académico como fuera de estos espacios. Esto se alinea con lo que hemos estado trabajando en el Observatorio con Antonia Zambra, desde donde nos gustaría contribuir al campo de la Ecología Política Feminista, relevando las miradas latinoamericanas y desde el Sur global.

 

 

En Portada

cerrar