Noticias

1 de octubre de 2018

Evelyn Arriagada describe el Seminario “Género y Conflictos socio-ambientales”

Evelyn Arriagada, coordinadora académica de la Escuela de Sociología e investigadora del Observatorio de Desigualdades UDP, detalla el Seminario “Género y Conflictos socio-ambientales”, su origen, temática y relevancia. Esta actividad se llevará a cabo el jueves 4 de octubre a las 10:00 hrs., en el Auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra, ubicada en Vergara 324, Santiago Centro.

¿Cómo surge el Seminario?

El Seminario de Género y Conflictos socio-ambientales, parte como una proyección de lo que fue la Escuela de Dirigentas en temáticas socio-ambientales y territoriales y lo que ha sido el trabajo conjunto entre el Observatorio de Desigualdades con la Fundación Superación para la Pobreza y el aporte del COES. A partir del encuentro de estas instituciones, trabajando temáticas de género y medioambiente, nos hemos dado cuenta que hay una necesidad de reflexionar y discutir en torno a esta relación. Si bien la conflictividad ambiental ha estado en la palestra en el último tiempo a propósito de los casos de contaminación en Quintero y Puchuncaví, poco se ha reflexionado sobre la relación entre estos temas y el género. Sin embargo, gracias a  las instituciones que trabajan en estas temáticas, las investigaciones y las actividades académicas, nos hemos dado cuenta que hay una relación de género bien fuerte en estos conflictos y que ha sido poco explorada.

¿Qué elementos se abordarán?

La propuesta es juntar a distintos actores de diversas esferas del mundo social a dialogar en torno a género y medio ambiente. Específicamente, se está invitando a actores de la institucionalidad ambiental, ya sea a nivel de municipio o de gobierno regional, el mundo académico y las dirigentas sociales. Se busca visibilizar sobre todo los conflictos que están ocurriendo en las zonas rurales de la Región Metropolitana. En función de estos tres actores se van a armar dos mesas. En la primera se hablará sobre género, comunidad e institucionalidad ambiental. La segunda mesa abordará género y participación comunitaria.

¿Qué expectativas tienen de este Seminario?

En primer lugar, sentar a distintos actores y actrices a conversar sobre esta materia. Trasladar las temáticas del ámbito académico, que es también lo que nos proponíamos con la elaboración de esta Escuela y con la alianza que hemos realizado con la Fundación, pero también sacar de la esfera más institucional las discusiones que ahí se generan. Proponer este espacio de intercambio, de conocimiento y reflexión entre mundos que suelen estar un poco separados frente a estas problemáticas, pero que deberían comenzar  a discutir y proponer algunas maneras de abordar estas temáticas en el futuro. También hay otros objetivos que tienen que ver con nuestra alianza con la parte de la Región Metropolitana de la Fundación, que es visibilizar estos territorios que son desconocidos en sí mismos y cuyas problemáticas son desconocidas. El caso de Til Til es el que ha estado más en la opinión pública, por los problemas que enfrentaron el año pasado, pero una vez que ya bajó esa efervescencia de protesta, de alguna forma la opinión pública se ha olvidado. Mucho más complejo es lo que sucede con las otras comunas que participaron de la Escuela, Alhué, San Pedro de Melipilla y María Pinto, ya que no se conocen sus problemáticas.

¿Cuál es la proyección de estas actividades?

Por una parte, estamos haciendo actividades de intercambio, discusión y conocimiento. Por otro lado, queremos documentar lo ocurrido en la Escuela, y estamos pensando en hacer un manual para que sea una experiencia replicable, por ejemplo en las mismas dirigentas que participaron y en otras organizaciones sociales. Nos parece que son temáticas que se pueden abordar en cualquier territorio que enfrente conflictos ambientales y que involucre temáticas de género. Otra proyección tiene que ver con posicionar esta materia en la opinión pública, porque hemos visto que se ha estado hablando mucho sobre institucionalidad ambiental, sobre las zonas de sacrificio y niños contaminados, pero poco se habla de la lucha de las mujeres que muchas veces son las que levantan esto en sus territorios y que de forma cotidiana se enfrentan a los desafíos de vivir en entornos degradados. Además, llevar las reflexiones a los formatos más académicos, escritura de artículos, congresos. Vamos a presentar en un Congreso Internacional de etnografía, donde hablaremos de la Escuela a partir de nuestra experiencia como investigadoras y mujeres.

En Portada

cerrar