Noticias

25 de abril de 2017

Florencia Herrera presentó Workshop de su proyecto Fondecyt sobre paternidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

_39A2516La Escuela de Sociología junto al Instituto de Investigación en Ciencias Sociales, organizaron el Workshop “Proveer, cuidar y criar: discursos y experiencias de los ‘nuevos padres’”, en el marco del proyecto de investigación Fondecyt Regular “Convertirse en padre hoy: Experiencias masculinas de transición a la paternidad en Chile”, a cargo de la académica Florencia Herrera.

En el evento expusieron sus trabajos Tina Miller, académica del  Departamento de Ciencias Sociales de Oxford Brookes University; Yanko Pavicevic, Sociólogo UDP; José Olavarría, Universidad Academia de Humanismo Cristiano; Francisco Aguayo, Director de EME; Irene Salvo, FACSO, Universidad Central de Chile; Florencia Herrera, Académica Escuela de Sociología UDP; Diana Marre, Grupo de Investigación AFIN de la Universidad Autónoma de Barcelona; Constanza Miranda y Valentina Sciaraffia, Sociólogas UDP; Marcela Godoy y Matías León, Sociólogos UDP.

Tina Miller  presentó su trabajo sobre las políticas públicas que se llevaron a cabo en el Reino Unido sobre paternidad, específicamente sobre el post natal masculino, el cual consistió en dos semanas o diez días hábiles, con un permiso parental pagado para los hombres: “(En Reino Unido) Existe un leve atraso  en comparación con países como Suecia que ya había decretado leyes de este tipo hace 30 años. Recientemente en el 2015  se introdujo un permiso parental compartido en donde efectivamente las parejas heterosexuales podían elegir entre quien va a cuidar al recién nacido dentro del primer año de vida. Sin embargo, la decisión de tomar este beneficio no ha sido tan satisfactoria a nivel de políticas públicas ya que solamente entre el 1 y 2 por ciento de los hombres deciden tomar este permiso parental. Se ve como un tipo de fracaso”.

Yanko Pavicevic contextualizó el tema de la paternidad con la situación del post natal en Chile: “A partir del 2011 las mujeres pueden transferirles semanas de su licencia post natal a los padres con un máximo de 6 semanas. El porcentaje de padres que lo toman es aún menor que en el Reino Unido, solo un 0,26 %. La licencia post natal masculina que tenemos en Chile, la que no depende de la transferencia de la madre, sigue siendo muy corta con 5 días en comparación con el promedio OCDE de 8 semanas”.

El doctor en Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, José Olavarría, se refirió sobre la relación paternidad – trabajo dentro de sistema capitalista actual: “Al año 90 casi dos tercios de los hogares en Chile eran biparentales. 20 años después ese porcentaje había disminuido al orden del 45 por ciento. Hoy estamos cerca del 40 por ciento . Actualmente las familias conviven sin los padres juntos. Los hogares biparentales se están desarticulando. La familia conyugal es una familia que corresponde hoy día a un momento histórico que no es el momento de hoy”.

El académico dijo que “no más del 13 por ciento de los trabajadores en Chile están sindicalizados. Por lo tanto, la relación que se produce entre el trabajador y el dueño de la empresa es una relación en la cual no hay mediación, hay una relación de poder en la cual perjudica al trabajador”

“Salario, horarios de trabajo, número de horas de trabajo, vacaciones. Estos datos son importantes ya que la paternidad se relaciona en ese contexto. Cerca del 30% nunca o rara vez toma un día libre por temas familiares o personales, 35% tampoco toma las licencias maternales o paternales, hacer uso para licencias  médicas para menores de un año, 42 % no lo hace. El 25 % de los trabajadores con qué frecuencia a usted le hacen sentir que usted puede ser fácilmente reemplazado y el 40% siempre está preocupado que si lo despiden sería difícil encontrar otro trabajo prontamente”, comentó Olavarría.

Además agregó que “la crisis de la sociedad industrial sucede entre los 70 y 90. El orden de género y la masculinidad hegemonía se empieza a desarmar, y esto repercute directamente en la reproducción de la fuerza de trabajo, es decir, la familia”.

Francisco Aguayo, director de EME, señaló que “la participación de los papas en contexto de algunas prestaciones de salud relacionados con temas post natales, el parto, controles de salud  o las visitas domiciliarias todavía son vistas como procesos absolutos de la mujer. El paradigma es que la mama no puede faltar, pero el papa sí. Los papas no son vistos como protagonistas del cuidado, sino como accesorio”.

“Para el sector salud hay una sospecha sobre los papas. En algunos lugares con hijos hospitalizados recién nacidos, neonatología,  se permite que los turnos sean por igual, pero en otros solo las mamas pueden estar en la noche”, comentó Aguayo.

En Portada

cerrar