Noticias

7 de noviembre de 2014

ICSO-UDP presenta Encuesta Nacional UDP 2014

FOTO ENCUESTAOpinión pública dividida sobre principales beneficiarios de las políticas del gobierno, destaca Encuesta Nacional UDP
• Mayoría opina que principal beneficiario con reformas tributaria es la clase alta.
• Aprobación a presidenta Bachelet: 43,6%.
• Confianza en instituciones sigue a la baja.
• Ausencia de liderazgos emergentes en ambas coaliciones.
• Mayoritaria desaprobación de desempeño como diputados de ex dirigentes estudiantiles.

División respecto a principales beneficiarios de políticas de Bachelet

La opinión pública se muestra muy dividida con respecto a quiénes son los principales beneficiarios de las políticas que está implementando el gobierno de Michelle Bachelet. Mientras un 35,2% sostiene que sus políticas benefician a la clase alta, un 24,6% dice que beneficia a la clase media y un 25,6% señala a la clase baja.

El resultado llama la atención si se compara con las percepciones que existían sobre el mismo tema en el 2009, al finalizar el primer gobierno de Bachelet. Entonces, el 53,5% de los encuestados señaló que las políticas beneficiaban a la clase baja. De hecho, cuando se consulta sobre políticas específicas, un 42,9% afirma que el principal beneficiario de la reforma tributaria será la clase alta, mientras solo un 20% señala a la clase media y el 15,7% a la clase baja.

Una situación distinta se produce al consultar sobre los beneficiarios de la educacional, dado que el porcentaje mayor (30,2%) dice que se beneficiará a la clase baja. Lo mismo ocurre con la propuesta de crear una AFP estatal: la mayoría (31,6) también señala como beneficiario principal a la clase baja.

A la poca claridad que parece existir entre los encuestados sobre los beneficiarios de las reformas impulsadas por el gobierno se suma la baja aprobación del mismo. Mientras la aprobación presidencial alcanza un 43,6% la del gobierno llega a un 36%. Quienes aprueban en mayor medida a la Presidenta Bachelet son personas de nivel socioeconómico bajo (52,6%), mujeres (47,9%), de tendencia política de izquierda (69%), y mayores de 61 años (52,6%).

Persiste la tendencia a la baja en confianza en las instituciones

Desde 2009, se advierte una sistemática disminución en la confianza social en la mayoría de las instituciones. Particularmente notorio ha sido el descenso en la confianza en los diarios (de 45,9% en 2009 a 23,7% en 2014), la televisión (de 41,7% a 14,1%), los tribunales de justicia (de 20,7% a 8%), la Iglesia Católica (de 47,2% a 26,2%) y las grandes empresas (de 25,6% a 10,5%). La confianza en el Congreso y en los partidos políticos registra los niveles más bajos en todas las mediciones, llegando a esta medición con un 6,4% y a un 4,4% respectivamente.

Ausencia de liderazgos emergentes en ambas coaliciones políticas

Al consultar a los entrevistados sobre el o la principal líder de la oposición (mención espontánea), solo resalta el ex presidente Sebastián Piñera, con un 12%. Le siguen Manuel José Ossandón (2,8), Evelyn Matthei (2,7%) y Andrés Allamand (2,3%). El resto de las menciones recibieron menos de un 1%. En este caso, el 56,5% no respondió o no supo qué responder.

Al consultar a los entrevistados sobre el o la principal líder de la Nueva Mayoría, excluyendo a la Presidenta Michelle Bachelet, el porcentaje de mediciones fue de 3,3% para Rodrigo Peñailillo, un 1,9% para Marco Enríquez-Ominami, un 1,6% André Velasco, 1,3% Osvaldo Andrade, 1,2% Carolina Toha, 1,1% Ricardo Lagos E., 1,1% Nicolás Eyzaguirre, y un 1,1% para Isabel Allende. En este caso, 55,3% no respondió o no supo qué responder.

Asimismo, consultados los entrevistados sobre la aprobación/desaprobación de la forma en que los ex dirigentes estudiantiles se han desempeñado como diputados, un 26,5% los aprobó y un 52,1% los desaprobó. Quienes los aprobaron son principalmente de nivel socioeconómico bajo (30,5%), de izquierda (42,5%, y personas fuera de la región metropolitana (28,4%).

Incertidumbre sobre la situación económica presente y futura

El tema de la desaceleración económica ha sido parte del debate político reciente. Desde el punto de vista de la opinión pública, aumentó la percepción negativa respecto de la situación económica actual. Un 54,4% calificó la situación económica como regular (6,6 puntos más que en 2013(, y un 29,5% la calificó como mala o muy mala (5,4 puntos más que en 2013%). La evaluación de la situación económica del país como muy buena, cayó de 27,8% a 15,4% en igual periodo de tiempo. Lo anterior es consistente con una visión de incertidumbre respecto al futuro: un 19,8% dice que la situación económica será peor, un 46,1% indica que será igual, y un 30,7% sostiene que mejorará.

En relación con la desigualdad económica, otro tema protagónico en el debate público, un 90,2% considera que las diferencias de ingreso en Chile son demasiado grandes, y un 78,7% sostiene que “es responsabilidad del gobierno reducir las diferencias de ingresos entre las personas con altos ingresos y aquellas con bajos ingresos”.

La delincuencia como principal tema de preocupación
La educación se constituyó en el principal tema preocupación para la sociedad en el año 2011. Sin embargo, a partir del 2012, la delincuencia retomó el primer lugar como ha sido de costumbre, con un 32,3% en la Encuesta Nacional UDP 2014, muy por encima de los problemas que le siguen en el orden de las preferencias: educación (14,5%), salud (13,6%) y la desigualdad (10,2%).

Estos son parte de los resultados de la Encuesta Nacional UDP. Se trata de una encuesta probabilística, cara a cara, con una muestra de .302 entrevistas y representativa del 84,1% de la población urbana del país. Tiene un error muestral de +/- 2,72% considerando un nivel de confianza de 95%. El trabajo de campo lo realizó la empresa CADEM entre los días 22 de septiembre y el 20 de octubre de 2014.

Ver presentación de resultados de la Encuesta UDP 2014 aquí.

Contacto y mayores informaciones
Carol Díaz
Coordinadora de Comunicaciones
Facultad de Ciencias Sociales e Historia
[email protected]

En Portada

cerrar