Noticias

22 de junio de 2018

La película “Niñas araña” fue parte de la segunda sesión del Ciclo de Cine “Desigualdades de la vida cotidiana”

El Observatorio de Desigualdades UDP y la Biblioteca Nicanor Parra organizan el Ciclo de Cine “Desigualdades de la vida cotidiana”. Este ciclo busca abordar aquellas microhistorias de desigualdades que cruzan la vivencia y experiencia cotidiana de las personas. En el marco de esta actividad, invitados/as e investigadores/as del Observatorio de Desigualdades UDP comentarán las proyecciones con el objetivo de dar inicio a un conversatorio en torno a las distintas dimensiones donde la desigualdad de la vida cotidiana toma lugar: educación, vivienda, territorio, relaciones interculturales, medioambiente, entre otros.

Este miércoles tuvo lugar la segunda sesión de este ciclo de cine en el Auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra. Esta vez fue el turno de la película “Niñas araña” dirigida por Guillermo Helo. Esta película basada en el conocido hecho policial y en la obra de teatro escrita por Luis Barrales cuenta la historia de tres adolescentes originarias de la toma de Peñalolén, que en 2005 se hicieron conocidas por escalar edificios de Las Condes para robar en lujosos departamentos.

Luego de la proyección de la pieza audiovisual, el director de la cinta, Guillermo Helo, junto a Andrea Cerda y Antonella Estévez abrieron un conversatorio junto a los asistentes.

Guillermo comentó sobre la idea de realizar esta película que “Niñas araña” se “presenta ante mí como una posibilidad de hablar de un montón de temáticas que yo tenía en la cabeza dando vueltas y cosas que yo siempre he pensado, como lo violenta que es la publicidad para mantener un sistema funcionando”. “Recuerdo que vi la obra que escribió Luis Barrales y quedé encantado y fuertemente impactado de cómo presentaba la historia”, enfatiza el realizador.

Por su parte Andrea Cerda destaca que “me hizo mucho sentido la película. La historia de las arañitas es una historia de una búsqueda de reconocimiento social a través del consumo, de las apariencias”. “Esta película nos da claves para entender cosas que pasan en la cotidianidad, que siguen pasando y que son parte de nosotros y de nuestra realidad social”, comentó.

Antonella Estévez, periodista y directora del FemCine, partió su intervención diciendo que “no es lo mismo ser pobre y ser mujer que ser pobre y ser hombre. En el caso de las niñas araña eso está cruzado por una demanda que se les exige a las mujeres, que tiene que ver con la imagen”. “Yo creo que la película puede invitar a pensar respecto al consumo como un espacio de hiperexclusión, por un lado y también me parece que es potente el discurso que hay en la película sobre lo femenino”, agregó.

 

En Portada

cerrar