Noticias

15 de julio de 2015

Llaman a establecer partidos más democráticos en Comisión del Congreso

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Claudio congresoEl director de la Escuela de Ciencia Política de la UDP, Claudio Fuentes, participó como invitado en la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados el pasado 14 de julio. Intervino para comentar el proyecto de ley que regula la actividad de los partidos políticos. El proyecto de ley intenta modificar una antigua norma impuesta por el régimen militar.

En su intervención en Valparaíso, el cientista político sostuvo que aunque la iniciativa contiene valiosos aportes (como el establecimiento de los partidos como organizaciones de derecho público, el principio de paridad, y mecanismos de transparencia activa, entre otros), indicó una serie de recomendaciones asociadas al sistema de afiliación, democracia interna y mecanismos sancionatorios contemplados en la propuesta del Ejecutivo.

Respecto de nuevos afiliados, sostuvo que el proyecto avanza en la simplificación del registro de nuevos militantes pero no dice nada respecto del procedimiento para que nuevos afiliados queden registrados—aspecto altamente cuestionado en la mayoría de las tiendas políticas. Se requiere establecer un comité de ingreso colegiado, la obligación de justificar el rechazo de una eventual afiliación, y un sistema de apelación ante un Tribunal Supremo del partido. El procedimiento de afiliaciones es central a la hora de pensar en tiendas políticas modernas.

En relación a democracia interna se refirió al principio de una afiliado-un voto. En el proyecto se establece que los órganos directivos “deberán ser electos democráticamente por regla de mayoría, y de acuerdo a procedimientos que establezcan sus estatutos”.  Lo anterior deja un espacio muy grande para que estructuras de poder central dominen el ejercicio de aquellas mayorías. Si se desea garantizar la democracia interna de los partidos, entonces, debiese quedar garantizada la participación directa de los afiliados en la conformación órganos claves de decisión al interior de dichos partidos.

Tampoco el proyecto establece algunos mínimos asociados, por ejemplo, con la obligación de renovar directivas cada cierto tiempo o la obligación de convocar a los Consejos Generales al menos una vez al año.  Nada dice el proyecto sobre la opción de activar los órganos directivos “desde abajo”, esto es, a partir de un porcentaje de afiliados que deseen tratar un asunto urgente en forma extraordinaria.

No se hacen consideraciones a balances de poder central/regional, aspecto crítico en el tiempo actual. Por ejemplo, en el proyecto del gobierno de Sebastián Piñera se sostenía que la estructura de los Consejos Generales debía considerar como mínimo un 40% de representación de autoridades de regiones, cuestión que parece razonable y recomendable.

Finalmente, destacó en el proyecto la ausencia de sanciones específicas por el no cumplimiento de los estándares de transparencia activa y de democracia interna. Si un partido no renueva sus directivas, si no convoca a sus consejos generales en forma ordinaria, o si no cumple con los estándares mínimos de transparencia activa debiese ser sancionado con el recorte de aportes fiscales que recibirá en forma permanente y de campañas o la todavía más efectiva medida de prohibir su competencia en elecciones.

Ver Presentacion Congreso 2015

En Portada

cerrar