Noticias

4 de julio de 2014

Magíster de Política y Gobierno UDP realizó conferencia sobre populismo en Venezuela y Ecuador

IMG_9429El Director del programa de Estudios Internacionales de la Universidad de Kentucky, Juan Carlos de la Torre expuso en la Biblioteca Nicanor Parra sobre el estado actual y la situación histórica de los líderes políticos en Venezuela y Ecuador, además de hacer un repaso por casos en otros países de la región como Bolivia, Colombia y Perú.

Comenzado con una revisión de los orígenes del fenómeno populista en la era de Hugo Chávez y el momento que vive hoy la administración de Rafael Correa en Ecuador, pasando por características culturales como la vestimenta y el lenguaje, el autor de Populist Seduction in Latin America, analizó los patrones comunes entre ambas personalidades a través del discurso. Son aquellas características que pretenden aunar a la población en un juego de buenos y malos,  sin dar espacios a la pluralidad y el debate público en los medios de comunicación, que a juicio de Carlos de la Torre, es una de las aristas más comunes del populismo a nivel mundial.

Para el profesor de la Universidad de Kentucky, algunas cualidades como el nacionalismo y la idea de soberanía son rasgos muy destacados en las actitudes de ambos jefes de gobierno. A su vez tuvo palabras para referirse a las Constituciones de ambas naciones que, en el caso de Ecuador, poseen apartados sobre el derecho a la resistencia que en la práctica puede significar un arma de doble filo para las pretensiones de gobernabilidad en los dos países.

Asimismo, destacó la importancia del concepto del líder en estos países. Debido a la personificación del poder y del ideario nacional en mandatarios como Correa y Chávez, imitando a figuras como Simón Bolivar, su continuidad a lo largo del tiempo se hace imprescindible para continuar con los procesos revolucionarios.

Finalmente estableció ciertas incertidumbres con respecto a democracia plebiscitaria y la participación en Venezuela, con motivo del rol que juega la oposición, que también posee un discurso de pocos acuerdos, tensando las relaciones ya fatigadas con el oficialismo. Por otra parte sostuvo que gracias al control de los movimientos sociales y la captación de pensadores  puestos a disposición del gobierno, en el caso de Ecuador, dificulta la posibilidad de encontrar acuerdos y establecer parámetros de distinción entre derechas e izquierdas

En Portada

cerrar