Noticias

3 de septiembre de 2018

María Luisa Méndez, académica de la Escuela de Sociología, describe sus próximos proyectos de investigación

La académica de la Escuela de Sociología, María Luisa Méndez, realizará una estadía de investigación desde septiembre 2018 a enero 2019, en diversos centros de estudios internacionales. En esta entrevista relata sus proyectos y el aporte que esta estadía entrega a su formación profesional.

¿En qué consiste este período?

Es una estancia de investigación, fui invitada a ser visiting fellow en la London School of Economics and Political Science (LSE) y durante este período me dedicaré a realizar investigación que se desprende de mi Fondecyt. Voy a trabajar en el International Inequalities Institute y ahí lo que pretendo es trabajar en el manuscrito de un libro en coautoría con Modesto Gayo y Gabriel Otero y algunos papers individuales y en coautoría. Adicionalmente, voy a presentar mi trabajo en LSE y en Goldsmiths, otra universidad que está en Londres. Además, dictaré clases en el Programa de Magíster del International Inequalities Institute. Durante septiembre, estaré como profesora invitada a la Universidad de Harvard. Hemos sido invitados por el Weatherhead Center for International Affairs, junto con Modesto Gayo. Otra arista es que soy investigadora principal de COES. Mi vínculo con International Inequalities Institute, también tiene que ver con el nexo que este Instituto tiene con COES. Este centro es global y ha recibido un apoyo muy sustantivo de organizaciones internacionales. El año que viene los estudiantes del Magíster donde dictaremos clases y algunos profesores van a venir a Chile.

¿Qué temas tratan estos proyectos?

El libro es sobre orientaciones políticas de los sectores medios altos y altos en Chile y sus visiones del modelo económico, político. Los otros papers son sobre este mismo grupo, en torno a los modelos de crianza y de reproducción, desde una perspectiva de género. Son trabajos con entrevistas que realizamos a mujeres de la clase alta en Chile y hay un paper que es sobre capital cultural en Chile.

¿Dónde nace el interés por investigar estas temáticas?

Parte de los hallazgos del libro que publicamos con Modesto, muestran que hay una fuerte tendencia a la autosegregación, pero que al mismo tiempo es un grupo que está fragmentado, es decir, que no funciona como un colectivo que tenga una cohesión generalizada. Esa división tiene una connotación cultural y política bastante fuerte y también en términos de sus trayectorias personales. La segunda etapa de esta investigación tiene que ver con profundizar en esa fragmentación y entender un poco qué implicancias puede tener.

¿Cómo aporta esta experiencia a tu formación profesional?

Me aporta mucho en el sentido de que yo me formé en Inglaterra, hice mi doctorado y magíster allá. Tengo mucha afinidad con la forma en que ellos hacen análisis de clase, que es donde yo me sitúo, sobre todo en este Instituto que está centrado en las desigualdades. Me interesa mucho dialogar con expertos que están mirando otras regiones del mundo. También sirve para instalar el caso de Chile respecto de otros casos en el resto del mundo, porque las características que tiene la sociedad chilena son un buen caso, ya que en el fondo llevan más décadas de políticas neoliberales que otros, entonces muchas veces, países de Europa vuelven a mirar sobre el experimento chileno. Me interesa mucho tener ese diálogo y situar nuestra discusión respecto de lo que se está debatiendo acerca de las élites y las clases medias altas en un contexto global.

En Portada

cerrar