Noticias

13 de diciembre de 2017

María Luisa Méndez detalla la acreditación por siete años de la Escuela de Sociología

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

maria luisa mendezLa Agencia Acreditadora Qualitas otorgó 7 años de acreditación a la Escuela de Sociología UDP.  María Luisa Méndez, directora de la escuela, detalla el proceso de acreditación, sus desafíos, fortalezas y debilidades detectadas.

¿Cómo fue el proceso de acreditación de la Escuela?

Nosotros tenemos la acreditación hasta ahora, diciembre. Fue originalmente por 5 años, de diciembre del 2012 hasta diciembre del 2017. Para tener el informe durante el segundo semestre del 2017, empezamos a trabajar a comienzos del 2016, entonces trabajamos internamente en comisiones, y luego hicimos trabajo más de encuestas de opinión con distintos actores, focus group, entrevistas y varias jornadas de trabajo colectivo, deliberativo. En el último tramo del proceso de redacción del informe, escribimos como equipo directivo el producto final que se entregó a la agencia. Después de eso, en septiembre, vinieron los pares, y ya nos informaron sobre la acreditación ahora en diciembre.

¿Qué fortalezas y debilidades encontraron en el proceso?

Nosotros no tenemos el informe final de la agencia, así es que cuando lo tengamos vamos a poder saber un poco más en detalle lo que encontraron, pero al menos el informe de pares, reconoció como fortalezas, al igual que nosotros, que el Perfil de Egreso era muy coherente con la formación que nosotros damos, que el Plan de Estudio estaba bien estructurado, que teníamos muchos mecanismos de seguimiento de nuestros objetivos, que había una fortaleza muy considerable en la investigación de los académicos de la Escuela, que habían buenas tasas de empleabilidad, y que había un equipo de trabajo consolidado.

¿Se encontraron diferencias con respecto al proceso anterior de acreditación?

Sí, porque el proceso anterior fue nuestro primer proceso y ahí nosotros tuvimos que lidiar bastante con la diversidad de estudiantes que estamos recibiendo y validar mucho este modelo de trabajo en torno a un sistema de alerta temprana, que no solo aborda situaciones de riesgo académico, si no que hace un seguimiento general al desempeño de los estudiantes y se focaliza en estudiantes en riesgo en primer y segundo año. Eso fue una parte muy importante del primer proceso de acreditación. En términos del desarrollo institucional, la universidad no tenía todas las herramientas que tiene ahora, entonces por ejemplo, en el primer proceso no teníamos la Vicerrectoría de Pregrado, ni teníamos este programa tan complejo, tan fuerte en mejoramiento del currículum, que es el programa de mejoramiento institucional (PMI). Ahora, respecto de la vez anterior, nosotros tenemos como universidad muchas más herramientas para trabajar el tema de nivelar competencias entre nuestros estudiantes, entonces eso fue mucho más positivo diría yo. Nosotros como Escuela, respecto de la vez anterior, tenemos mucho más asentados otros aspectos como la vinculación con el medio, la investigación, también todos los profesores y las profesoras de la Escuela se fueron especializando en ciertas metodologías de trabajo con los estudiantes, más pedagógicas, formativas, entonces habla de una Escuela que ha madurado.

¿Qué importancia tiene esta acreditación para la Escuela?

Yo diría que es un reconocimiento al trabajo colectivo y colaborativo que caracteriza a la Escuela de Sociología de la UDP. Es una Escuela que ha asumido desde muy temprano un estilo de trabajo en el cual cada uno de los estamentos se involucra de forma muy comprometida y se responsabiliza también de participar en distintos procesos que tienden al mejoramiento de la calidad, fundamentalmente el trabajo que hacemos en pregrado, junto con otros ámbitos como la investigación y la vinculación con el medio. Yo te diría que este es un reconocimiento sobre todo al involucramiento, compromiso y responsabilidad compartida de la Escuela de Sociología, de los profesores de la planta, de los profesores part time, colaboradores, estudiantes, y también en buena medida es un trabajo de aprendizaje y buenas prácticas entre las escuelas de esta Facultad. Y como te decía también, incorporar esta mejora sustantiva en la Universidad que ha significado la Vicerrectoría de Pregrado, sobre todo con la dirección de aseguramiento de calidad. Para esta Escuela significa el reconocimiento de un trabajo que se viene desarrollando hace años, muy responsablemente, de forma colectiva, muy comprometida y en muchos ámbitos. Por un lado está la docencia, la investigación y bueno, yo creo que también es muy coherente con la forma en que la Escuela ha ido posicionando en todos los ránkings nacionales e internacionales.

¿Cuáles son los desafíos que tienen a partir de esta acreditación?

Por una parte, implementar la innovación curricular que hemos comprometido en este proceso, que va  ser muy positiva para la Escuela, porque va a tener todo un ámbito de implementación de trabajo más aplicado hacia la disciplina, en distintas etapas.

En Portada

cerrar