Noticias

10 de julio de 2018

María Luisa Méndez y Modesto Gayo hablan de su libro sobre la reproducción de la clase media alta en Chile

María Luisa Méndez, directora de la Escuela de Sociología UDP e investigadora principal COES, junto a Modesto Gayo, académico de la Escuela de Sociología UDP, relatan sobre su nuevo libro titulado Upper Middle Class Social Reproduction. Wealth, Schooling and Residencial Choice in Chile, publicado por Palgrave Pivot en el marco de su proyecto Fondecyt Nº 1140136. A continuación, dan a conocer el trabajo investigativo realizado a cientos de familias chilenas de clase media alta en Chile.

¿Cómo nace la idea de este libro?

María Luisa Méndez, directora de la Escuela de Sociología UDP.

La idea era hacer un proyecto, pensando más bien las problemáticas del sector más acomodado de la clase media, la clase media alta, que es por lo general el objeto de reflexión a nivel internacional, sobre todo en Europa. En Chile siempre se entiende a la clase media un poco más como un sector profesional, pero no necesariamente de un status alto, si no que se asocia mucho a sectores de ingreso medio, profesional, administrativo, técnico, pero menos a este grupo social que responde más bien a las profesiones que ocupan cargos más altos o tienen más status. Queríamos estudiar ese grupo en este proyecto Fondecyt y lo que hicimos fue hacer una panorámica de los debates que estaban tratando de atender un poco a este grupo en la literatura internacional.

El interés viene desde hace rato, estudiar un sector que está por encima del medio, que es un sector, como lo denominé en mi tesis, más de directivos y profesionales y creo que en este caso, lo refuerza. También veníamos, en el marco de otro proyecto, enfocándonos en estudiar este sector, pero desde el punto de vista cultural.

Lo que hicimos fue tratar varias problemáticas, pero centrarnos mucho en la elección residencial, la elección escolar, la crianza y sobre todo las prácticas culturales y las orientaciones políticas.

¿Cuál fue el foco de este libro, comparado con sus otras investigaciones de clase media alta?

¿Por qué creen que es importante investigar este tipo de temas, sobre todo en el contexto de Chile?

La reflexión que están teniendo muchos autores a nivel internacional, responde a la creciente concentración de la riqueza que se está visibilizando en la última década. Hay un efecto dominó hacia otros grupos que por lo general se tiende a asumir que siempre gozan de privilegios y que pueden elegir en todos los ámbitos y materias de su vida con total libertad. Entonces, por una parte está la idea de que hay mayor concentración de riqueza y eso para muchos autores y sociólogos urbanos se cristaliza en la ciudad, en la apropiación de ciertos espacios, en la compra y desplazamiento de grupos privilegiados a otros lugares y esos mueven a los grupos medios y los medios desplazan a los más pobres. Hay una re configuración de las ciudades por este fenómeno.

Por otra parte, está la literatura que dice que el Estado, que se hace cargo de, por ejemplo, cuestiones como la educación, ha perdido protagonismo para los sectores profesionales, que incluso se pueden haber educado ahí, pero que están dejando de tomarlo como una opción y están tomando más el sector privado, por distintas razones.

Todas estas problemáticas no se pueden sintetizar en una o dos inquietudes, pero si apuntan al problema de cómo pensar la cohesión dentro de la sociedad donde el segmento más privilegiado está viviendo otras condiciones, muy distintas al resto de la sociedad en la que está ubicada. Condiciones que pueden ser espaciales, culturales, educativas, de estilos de vida, etc. Por lo tanto, esa es una inquietud que motiva con mucha fuerza este proyecto. Por una parte está la pregunta sobre las disputas en torno al espacio de los sectores medios profesionales. Yo estudié las disputas en torno a las zonas típicas donde se construye edificio en altura y se demuelen casas, entonces también está la idea del conflicto en torno a la pertenencia. Y por otro lado, la gran pregunta sobre cómo se articulan distintas clases sociales, incluso estas más

Modesto Gayo, académico de la Escuela de Sociología UDP.

privilegiadas que también se ven afectadas por transformaciones estructurales que los sobrepasan. Eso nos pareció que era importante para ponerlo a discusión en el caso chileno, donde la mayor parte de la clase media profesional se ubica en Santiago, sobre el 60%. Están los profesionales más calificados, con alta renta, los colegios de mejor desempeño educativo, la mejor infraestructura, el precio de suelo más alto. Entonces, qué implicancias tenía eso para pensar en términos de su relación con el resto de la sociedad y lo que decíamos de esto, es que a nosotros nos interesaba por lo tanto, explorar cuáles eran sus raíces, de dónde venían y cómo estaban pensando en la crianza de sus hijos, entonces cómo se estaban proyectando de otra manera.

¿Cuál fue la metodología utilizada para escribir el libro?

Nos interesaba hacer un proyecto interescalar, caracterizar las transformaciones estructurales, es decir, del mercado de la vivienda, el mercado educativo de las transformaciones a través de esta encuesta. Las transformaciones también en términos de estructura social, es decir, cambios en movilidad social, ocupacional, de padres a hijos. Caracterizar la movilidad en términos culturales de padres, hijos y nietos. Eso te da una mirada de lo más estructurante, que es la ciudad, los precios de suelo, los colegios que hay, el nivel de ingresos y después fuimos a preguntarle a los individuos sobre sus preferencias y sus gustos.

Hicimos una encuesta con dos muestras. Una muestra la hicimos en el barrio alto y definimos un área para que fuese más probable seleccionar a personas con ese perfil. Fueron familias con hijos escolarizados o que alguna vez fueron escolarizados en las comunas de Vitacura, Lo Barnechea, Providencia, La Reina y Las Condes. Después fueron seleccionadas 800 familias, en la otra muestra. En ambos casos fueron entrevistas cara a cara y fueron 800 familias en el conjunto de la Región Metropolitana. En nuestro libro e investigación, estas familias fueron tomadas como referente, comparativo en algunos casos. Hicimos análisis de correspondencia múltiple. Esta misma metodología nos sirvió para hacer el trabajo interescalar, del espacio con las respuestas de la encuesta. Para ir visualizando de forma ordenada cada uno de estos patrones, el trabajo lo fuimos haciendo de una manera que le llamamos, clusterización multietápica. Esto significa que en cada dimensión del análisis fuimos estudiando la correspondencia con las variables, y después con los resultados creamos grupos con la técnica de análisis de cluster. Luego estas agrupaciones de individuos las volvíamos a utilizar para analizar los datos a un nuevo nivel.

En lugar de hacer, como otros libros lo han realizado históricamente, que es analizar cada tema por separado y después concluyen uniendo cada uno de los capítulos, en nuestro caso, el capítulo de conclusiones en realidad es un nuevo capítulo de análisis y ahí es donde se une toda la información. De esta manera tenemos información que es muy consistente y de ahí extraemos las conclusiones mirando el conjunto del libro. Esto nos permite entender de manera muy robusta cuáles son las disputas que hay dentro de la clase media.

¿Cuál es el interés en el estudio? 

Nuestro interés es mostrar cómo los individuos están sujetos por una estructura que funciona no solo en base al mérito, sino que a un conjunto de dimensiones que definen cuál es tu posición de clase. Y eso pasa por tu posicionamiento político, tu lugar social en la ciudad, tu origen, etc.

Revisamos las trayectorias residenciales, ocupacionales, de elección escolar, elección residencial, prácticas culturales, expectativas de la educación, tanto a nivel escolar como a nivel familiar, valores y orientación política. Todos estos temas finalmente nos llevaron a una tipología, que sin este análisis no habríamos encontrado con tanta claridad la fragmentación que terminamos viendo. Porque al principio vimos que todos nuestros entrevistados eran muy parecidos, todos tenían los mismos tipos de colegios, las mismas decisiones en general. Con el análisis vimos que no son tan parecidos.

La tipología abarca tres grupos: los inheritors (herederos), los achievers, que son los que están orientados al logro y los incomers, que son los recién llegados a esta clase social.

¿Cuáles son los aportes del libro?

Nos parece interesante la propuesta que hacemos en cuanto a lo metodológico, sale un poco del análisis cuantitativo de regresiones y de un análisis descriptivo. El libro ofrece un análisis más interesante como por ejemplo las tipologías que hicimos, que se pueden vincular con las trayectorias residenciales. Creo que puede volver el análisis sociológico mucho más rico y profundo.

También creo que es una contribución a caracterizar este grupo porque en general hemos tendido a pensar que este grupo no tiene problemas, como es privilegiado no se entiende sociológicamente, es como si solo tuviera agencia y no estructuración. Pero sí tiene una trayectoria y tensiones en torno a su propia subjetividad, no es un grupo homogéneo con fragmentaciones y acuerdos.

En Portada

cerrar