Noticias

19 de noviembre de 2018

Martín Arboleda, director del Observatorio de Desigualdades, se adjudicó proyecto Fondecyt de Iniciación

El director del Observatorio de Desigualdades UDP y académico de la Escuela de Sociología, Martín Arboleda, se adjudicó un Fondecyt de Iniciación con su proyecto “Agriculturas campesinas e indígenas en movimiento: sistemas alimentarios alternativos y el giro logístico en el Gran Santiago”. En la entrevista relata la temática, objetivos y el proceso de postulación.

-¿En qué consiste el proyecto?

El proyecto se titula “Agriculturas campesinas e indígenas en movimiento: sistemas alimentarios alternativos y el giro logístico en el Gran Santiago”. Su finalidad es llevar a cabo un estudio sociológico de transformaciones recientes en la cadena agroalimentaria en Chile, así como de las visiones sobre futuros alimentarios alternativos que han surgido en este contexto, particularmente en torno a nuevos movimientos campesinos e indígenas estructurados en torno a la agroecología y la soberanía alimentaria.

-¿Cuáles son sus objetivos?

El proyecto parte de la hipótesis de que recientes avances tecnológicos y organizativos –principalmente en los ámbitos de la biotecnología, la logística, y las finanzas-, han generado transformaciones sustanciales en cómo producimos y consumimos alimentos. Esta nueva fase de desarrollo tecnológico y social ha venido acompañada de nuevos actores al negocio agroalimentario, tales como supermercados, laboratorios, bancos de inversión, compañías de transporte y logística. Esto ha generado un contexto de conflicto entre los diversos eslabones de la cadena productiva, así que el principal objetivo es entender las nuevas relaciones de poder y las formas de segregación social de la agricultura contemporánea (tanto urbanas como rurales), así como las alternativas que están siendo propuestas para crear una agricultura que no sólo sea más inclusiva, sino también social y ecológicamente sustentable. De acuerdo con esto, y a partir de una etnografía multisituada, se estudiarán tres cadenas de suministro de alimentos con distintos ámbitos de operación y escalas espaciales. Éstas son: 1. Una cooperativa de consumo justo (escala micro); 2. Un mercado popular mayorista (escala meso); 3. Una cadena de supermercados (escala macro).

-¿Dónde nace el interés por investigar esta temática?

El interés por investigar esta temática surge de la actual crisis agroalimentaria por la que estamos atravesando, la cual ha impuesto la necesidad de pensar en alternativas al actual sistema de producción y distribución de alimentos. Durante las últimas dos décadas, el hambre y la subalimentación se han reinstalado nuevamente en la agenda de estados y organismos multilaterales como uno de los principales problemas de la realidad global actual. Si bien en Latinoamérica las cifras no son tan alarmantes como en otras regiones del mundo, el panorama no deja de ser crítico. Chile no es ajeno a esta tendencia, pues de acuerdo con el informe anual que publica la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) sobre seguridad alimentaria, el  país cuenta con el índice de obesidad más elevado de toda la región. Esta situación de crisis agroalimentaria, es importante mencionar, también ha dado origen a un movimiento campesino e indígena globalizante –cuya cara principal es La Vía Campesina-, y cuyo objetivo es la transformación del sistema alimentario a través de la agroecología: un método científico-tecnológico de producción agrícola que preserva la fertilidad del suelo, empodera economías locales y mejora el contenido nutricional de los alimentos al tiempo que logra una alta productividad en los cultivos.

– ¿Cómo fue el proceso de postulación al Fondecyt?

Estos fondos son extremadamente competitivos, así que preparar la postulación fue un proceso demandante que requirió una fase de investigación previa, así como de revisiones bibliográficas y de levantamiento de datos secundarios. Durante todas las fases de la postulación tuve la oportunidad de discutir los principales aspectos con colegas en la UDP y otras universidades. La retroalimentación y críticas constructivas que recibí de mis colegas fueron clave para pulir la formulación del proyecto y mejorar algunos de sus aspectos. De acuerdo con esto, quizás una de las principales enseñanzas que me deja la postulación a este Fondecyt es el carácter colaborativo que debe tener la producción de conocimiento especializado para que pueda funcionar bien.

– ¿Cómo contribuye un proyecto como este a la investigación?

Si bien la agroecología ha sido considerada como una alternativa viable al sistema agroalimentario actual, algunos autores afirman que su factibilidad técnica y económica se ha visto truncada por la ausencia de canales de distribución logística que puedan conectar adecuadamente productores rurales y consumidores urbanos. En este sentido, el proyecto no solamente busca contribuir con insumos que puedan ayudar a comprender la magnitud y efectos de transformaciones recientes en la agricultura. Al analizar los sistemas logísticos que dan vida a la circulación de alimentos en entornos urbanos, también se pretende aportar elementos que puedan ser útiles en el diseño de herramientas de planificación urbano-territorial que permitan una eventual expansión de los sistemas agroecológicos.

En Portada

cerrar