Noticias

9 de abril de 2018

Oriana Piffre asumió como Coordinadora Ejecutiva del Observatorio de Gobierno e Innovación Pública

Oriana Piffre, Doctora en Políticas Públicas en el King’s College London (Inglaterra), Master en Investigación en Ciencias Políticas y Sociales, European University Institute (Italia) y Magíster en Ciencia Política y Cientista Político, PUC, asumió el cargo de Coordinadora Ejecutiva del Observatorio de Gobierno e Innovación Pública, luego de un concurso público entre 19 candidatos.

Actualmente, es presidenta de la Asociación Chilena de Ciencia Política (ACCP) para el periodo 2016-2018.

¿En qué consiste el cargo?

Mi objetivo en este rol es básicamente construir e institucionalizar el Observatorio de Gobierno e Innovación Pública, que consiste en crear procedimientos, establecer cuáles son las temáticas y el tipo de trabajo que queremos hacer y en que nos diferenciamos de otros programas; y más operativamente, definir el funcionamiento del equipo.

¿Cómo ha sido tu cercanía con la temática del Observatorio?

Cuando postulé al cargo de Coordinadora Ejecutiva a finales de enero, mi agenda de investigación del último año ya estaba vinculada con las temáticas de políticas gubernamentales e innovación pública y su impacto en la calidad de la democracia. Por lo tanto, esto fue un match entre mis intereses y el objetivo que tenía la Escuela de Ciencia Política de hacerse cargo de estos temas.

¿De qué trata esa agenda de investigación?

Básicamente, me interesan los temas de cómo en la administración pública o desde el Estado, se desarrollan procesos de mejora para acercar la política a los ciudadanos. Dentro de eso, en el marco de proyecto que comencé a desarrollar con el Laboratorio de Gobierno, empezamos a distinguir cuáles eran las áreas donde ellos estaban trabajando y coincidentemente lo que yo propuse era entender desde la Ciencia Política, cómo estos procesos que estaban llevando a cabo desde el estado, que tienen que ver con la modernización de ciertos procesos, con la implementación de nuevas tecnologías, y el desarrollo de iniciativas por parte de universidades, para entender cómo esos procesos de innovación impactan los procesos democráticos. Esto tiene que ver con cómo los ciudadanos se sienten más partícipes de los procesos que -de manera tradicional- se gestionan verticalmente desde la administración pública.

¿Cuáles son tus expectativas en este proyecto?

¿Cómo será el rol del Laboratorio de Gobierno en esta etapa?

El Laboratorio de Gobierno en este proceso de creación del Observatorio tiene mucho que ver. La Escuela de Ciencia Política obtuvo un programa de apoyo institucional, que ha permitido impulsar este Observatorio, por lo tanto están muy vinculados. En esta primera etapa, lo que estamos haciendo es definir un plan de trabajo en conjunto y hacer coincidir o vincular los temas que ellos definan como prioridad para esta etapa, y lo que nosotros queremos ofrecer y pensar desde la academia.

¿Cuáles son los objetivos a mediano plazo del Observatorio?

¿Cuál debería ser el rol que cumpla el Observatorio en este nuevo Gobierno?

Nuestra misión no va a ser fiscalizar. Cuando me refiero a la incidencia pública del Observatorio, tiene que ver con colaborar y contribuir a la discusión, desde una perspectiva académica de las políticas públicas, pero no nos toca fiscalizar ni llevar una contabilidad de qué es lo que se ha hecho y cuáles son en el número de reformas o grado de cumplimiento del nuevo gobierno, ese no es el objetivo. Nuestro objetivo tiene que ver con contribuir en el proceso de diseño y evaluación de las políticas públicas basada en evidencia, enfatizando la necesidad de contar con datos y fuentes de información adecuados.

En Portada

cerrar