Seminario “Participación cultural: creadores, audiencias y políticas“

Este próximo miércoles 27 de abril, se realizará el seminario “Participación cultural: Creadores, audiencias y políticas”, organizado por la Escuela de Sociología UDP y la Fundación Carolina, de 9:00 a 14:00 hrs, en la Facultad de Ciencias Sociales e Historia de la Universidad Diego Portales (Ejército 333). 

El evento contará con la presencia de sus organizadores,los académicos de la Escuela de Sociología UDP e investigadores ICSO Modesto Gayo y María Luisa Méndez , además de diversos representantes de institutos y universidades nacionales e internacionales.

Ver Programa

El seminario surgió a raíz del estudio realizado por los académicos Gayo y  Méndez, “Consumo cultural y desigualdad de clases, género y edad: un estudio comparado en Argentina, Chile y Uruguay”, financiado por la Fundación Carolina. La investigación, que comenzó a realizarse en 2009, tuvo como objetivo principal  indagar en los patrones culturales de Chile y realizar un estudio comparado de estos con los de Argentina y Uruguay. Así, se buscó considerar a dichas sociedades como entidades distintas, pero al mismo tiempo con una cierta unidad.

El proyecto consideró un universo de 24 entrevistados por país, de los sectores medio- alto y bajo, hombres y mujeres. Se contemplaron  3 generaciones: entre 20 -30, 31-50 y 51 o más. Entre las disciplinas a investigar, se les preguntó acerca de su consumo cultural en música, cine, literatura, arte y medios de comunicación.

Según Modesto Gayo, existen fuertes conexiones afectivas entre lo que los entrevistados consumen y su historia de vida. Además, destaca que “hoy, no está claro que Chile esté cada vez más conectado con la producción cultural del Cono Sur”. Otro de los aspectos relevantes, agrega el investigador ICSO, es que “si bien las entrevistas se dividieron en 3 países, notamos  mayor similitud entre Argentina y Uruguay, quienes han forjado  una especie de cultura rioplatense”.

Para el profesor Gayo, “los factores más importantes para definir el consumo cultural son la división de clases, es decir, las posibilidades económicas y la educación, junto a la edad”. Al analizar los resultados de las entrevistas, lo que más llamó su atención fue la relevancia que los entrevistados otorgaban a la música : “Es la banda sonora de sus vidas. La música forja tu identidad y te ancla vitalmente”.

-¿Existen diferencias considerables en cuanto al consumo de música entre los diferentes países?
Nos llamó la atención el consumo del tango; si bien en Argentina y Uruguay está muy vivo, el tango se ha perdido en Chile. Los jóvenes argentinos y uruguayos lo disfrutan mucho, lo escuchan, lo bailan, lo comparten. Sin embargo, en Chile sólo lo consumen los adultos mayores, que lo escucharon en su juventud; pero ese gusto no se traspasó a los jóvenes chilenos.

-¿Qué se pudo concluir respecto a la relación entre los gustos musicales y las brechas generacionales?
-Vimos que, durante un tiempo, los jóvenes suelen rechazar los gustos de sus padres. Pero con los años, comienzan a valorar aquello que escucharon desde pequeños, ya que la música es emoción y te permite viajar en el tiempo, recrear momentos y recuperar tiempo perdido. Es como un acordeón que va y vuelve.

-¿Qué relevancia tiene para los entrevistados el consumo televisivo, tan propio de estos tiempos, en relación al musical?
– La mayoría percibe a la televisión como un entretenimiento superficial, ya que el medio en cuestión te impone su programación, si bien existen muchas posibilidades. En sentido contrario, la música la elijes.

-Según los resultados arrojados por el estudio ¿Qué aspectos del consumo cultural abarcan el aspecto aspiracional de una persona?
-La música tiene mucho ver con los anhelos de los entrevistados; de hecho, muchos de ellos soñaban o habían soñado alguna vez con ser intérpretes o tocar un instrumento. Aquellos que no lo lograron, y que en cierta forma fracasaron, lo proyectan con sus hijos para que hagan lo que ellos no pudieron. Los padres buscan talento en sus hijos, y frecuentemente talento musical. Otra de las principales aspiraciones culturales es viajar; los grupos más populares quieren conocer el país y los más altos, se inclinan por viajar a  Europa.

-Respecto a la cultura urbana, ¿cómo ha  cambiado la interacción cultural entre las personas y su ciudad?
-Concluimos que en los países estudiados, se ha ido perdiendo la conexión con la calle; el ocio se aleja cada vez más de las actividades en las calles. Esto tiene que ver con que la ciudad es un espacio que se está repletando, por ende ya no hay mucha cabida para actividades culturales al aire libre, creación de nuevos espacios, etc.

-Uno de los principales tópicos estudiados en el proyecto, es el de “reproducción cultural” ¿A qué se refiere y cuáles fueron sus principales conclusiones al respecto?
-Habla de cómo se ha entendido la movilidad social, y las dificultades que existen para transmitir patrones culturales entre generaciones. Cuando se trata de transmisión de clases, se entiende que los hijos reproducen las posiciones de sus padres. Por ejemplo, padre e hijo universitarios serían un caso de reproducción. Lo que es interesante aquí es que cuando estudiar la reproducción cultural, ésta se produce bajo patrones de cambio, es decir, los hijos siguen teniendo un patrón similar al de sus padres, pero con alguna diferencia o variación. Por ejemplo, una entrevistada contó que desde que era una niña, sus padres siempre ponían música clásica; hoy, aunque no escucha esa música, practica ballet y teatro, que se acomodan más a ella. Pero sigue relacionada con un nivel artístico similar. Es decir, la cultura se transmite muy a menudo bajo la forma del cambio.

Licencia Creative Commons

Instituto de Investigación en Ciencias Sociales - Universidad Diego Portales. El contenido de nuestro sitio está bajo una licencia Creative Commons Chile.